Consecuencias del fin de las pruebas en la blockchain de Ethereum

Desde hace algunos meses se ha hablado mucho del cambio que tendrá esta criptomoneda. Como ahora su funcionamiento se basará en el Proof of Stake o Prueba de Participación, ha dado mucho de qué hablar, puesto que podría tener efectos en otras criptomonedas también. Se especula sobre si dichos efectos serán favorables o desfavorables. De todas formas, en estas semanas que corren (mediados de agosto de 2022), ya existe una anticipación y cierta ansiedad por ver lo que pasará. Una muestra de ello es que el Ethereum ha subido de precio recientemente y se ubica cerca de los dos mil dólares. A modo de referencia, hay que comentar que a mitad de julio de este mismo año su valoración rondaba los mil quinientos dólares, lo que se traduce en una subida de 33% aproximadamente. Se espera que siga en una tendencia alcista, pero la realidad es que nadie está del todo seguro de cómo va a ser la transición al nuevo protocolo del Ethereum. En otras palabras, se puede denominar estos cambios como un fork que hará dicha criptomoneda, puesto que pasará a otro entorno, al mismo tiempo que mantiene participación en su blockchain inicial.

¿Qué ocurrirá con los balances en Ethereum de los usuarios?

En un primer momento, existe la percepción general que se duplicarán los datos guardados. Tratándose de una blockchain, la duplicación va más allá de los saldos de cada quien, ya que también están otras representaciones abstractas que juegan un rol importante dentro de la infraestructura. Hablando de criptomonedas y todo lo relacionado, es una buena opción revisar bitindex prime y observar lo que plantean. Como se comentaba, guardar información en dos lugares diferentes lógicamente conlleva a tener registros dobles. Ahora bien, en el futuro se tendrá que definir si la red actual basada en Prueba de Trabajo seguirá activa o si todo se unificará en la nueva blockchain que emplea Prueba de Participación. En parte, los usuarios decidirán cual cadena de bloques utilizar. Esto no implica que realizarán una votación o algo por el estilo, sino que a medida que vayan prefiriendo una red sobre la otra, la que elijan usar se irá asentando como la más popular y seguramente se solidifique como la opción preferida. Asimismo, la implementación de los contratos, de las aplicaciones y de elementos nuevos como los NFT también tienen que ver con la escogencia de una blockchain.

¿Cómo es la conexión de los usuarios con la blockchain?

Se suele pensar que todos se conectan de forma directa a la red de bloques, cuando en realidad existe un intermediario que funge como canal. Este tercer elemento también tendrá peso al decidir si una red vale más la pena o la otra. Si se pasa a una perspectiva general, los resultados que tenga esta bifurcación o fork, podría servirles a otras criptomonedas que quieran hacer algo similar (o que se vean en la necesidad de dividirse). Para saber más de cómo funciona una blockchain, es posible echarle un vistazo a lo que dicen en este escrito. Ahora bien, la cadena de bloques que prevalezca debería poder ofrecer buenos resultados a los validadores de la red, además de una experiencia de usuario útil. Muchas personas hacen vida dentro de las blockchains y se dedican a hacer transacciones allí. Ya los ecosistemas de criptomonedas han conseguido un alcance trascendental, lo cual dista mucho de sus inicios, en los que no eran más que una curiosidad o novedad tecnológica. En la actualidad, se han consolidado como opciones interesantes, confiables y que pueden tener un efecto considerable en la economía y en los mercados mundiales.