Tiene un minuto
Tiene un minuto

Cosas de casa

Exactamente lo mismo que decía cuando estaba viva, las mismas palabras, con la misma entonación, así, alargando la última palabra: El día que yo me vaya se os va a comer la mierda. Y el eco resuena en toda la casa. No te negaré que da cierto repelús pero que gusto da verlo todo recogido.

Deporte rey

Mi padre siempre quiso que amara el balompié. Siendo todavía un bebé, me compró la equipación completa de nuestro equipo. Cuando apenas gateaba, un balón de reglamento que se me antojaba enorme. Y en cuanto tuve la edad mínima, me apuntó al equipo del barrio. Pero lo que a mí en verdad me apasionaba era el ajedrez. Ese juego de estrategia...

Mártir III y último

Pero en aquel momento era tan solo una niña. Una niña atemorizada por una salvaje jauría de críos empeñados en convertir su día a día en un auténtico infierno, no dejándole otro camino para escapar de aquellas feroces dentelladas de odio que el que acabó con su vida. Tras este trágico episodio, los ladridos cesaron. Con la marcha de...

Mártir II

Era la mayor de nueve hermanos. Todos ellos con nombres poco habituales. Aunque ésto, como todo, va por modas. Y si algo tienen las modas es que siempre regresan (como las hombreras, los pantalones de campana o las pobladas barbas) En aquella época no se llevaban los de origen bíblico. En cambio ahora, vuelven a estar de plena vigencia. A Quiteria le...

Mártir I

Fotografía de Marián Carrera Quiteria era una santa. Y la chica de mi colegio con la mirada más triste que haya visto nunca. Motivos no le faltaban, esa es la verdad. A veces, los niños pueden resultar muy crueles. Y con ese nombre pronto se convirtió en el objeto de las burlas de sus compañeros de clase. Ya saben: ¡Quita Quiteria! acompañado de un...

Anemoi

Aconteció que aquel imponente aerogenerador, suscitó enseguida el amor de los cuatro dioses del viento. Y con el deseo de poseerlo, Boreas desde el norte, Noto desde el sur, Euro desde el este y Céfiro desde el oeste se abalanzaron sobre aquel elevado ingenio. La violenta pugna obligó a intervenir al propio Zeus estableciendo que sería el...

Moraleja

Ilustración tomada de Amazon Llegó a casa con una gallina en brazos recordando el cuento de Los huevos de oro que le leyera el día anterior su mamá. Ésta, al ver al niño, no pudo disimular su preocupación pues esa noche tocaba la fábula de El león y el ratón.

Hijo predilecto

Ilustración tomada de legadonazari.blogspot.com Con gran solemnidad, el alcalde hace entrega a su vecino más ilustre de la llave del municipio. Éste se muestra desconcertado pues no recuerda haber visto en el pueblo una puerta de ese tamaño.

Sospecha

Fotografía Adrián Ortega A esta gatita aún le quedan muchas vidas por vivir – me aseguraron – aunque a mí se me antojaba que tan escuálida más pareciera tener ya una pata y media en el otro barrio. Pero me urgía acabar con el continuo saqueo a mi alacena por parte de los malditos ratones. Así, accedí a adoptar a aquella negra minina. Aunque a veces pienso...

Concilio de Nicea

Entonces entró una paloma que fue a posarse en varios de los diferentes textos sagrados dispuestos en el altar. Los obispos asistentes lo tomaron como una revelación del Espíritu Santo y coincidieron en aceptar como verdaderos únicamente los cuatro evangelios señalados, procediendo de inmediato a retirar con sumo cuidado las oportunas migas de pan.

Te lo dije

Él ya estaría tomándose un coco-loco en una playa de Punta Cana en estos momentos de no ser porque perdió el avión. Cosa que no le hubiera pasado de haber salido antes de casa. Algo que hubiera podido hacer si hubiera tenido preparada la maleta como le insistí. Pero como nunca me hace caso, ahí lo tengo, con los pies a remojo y bebiendo un tinto de...

Salir del paso

- ¡Buenas noches queridos oyentes! En esta Semana de Pasión, les estamos retransmitiendo la procesión de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Batallas, una pequeña imagen florentina del siglo XV que Fernando el Católico entregó como obsequio al convento dominico de la Beata Sor María de Santo Domingo. ¿No es así, compañero? - En efecto....

Sueño Mapuche

Margarita de Austria por Juan Van Der Hamen En el mismo momento en que Alonso de Ribera bautizaba con el nombre de Santa Margarita de Austria el fuerte levantado a orillas del río Lebu, al otro lado del océano, la reina despertaba sobresaltada envuelta en sudor. En el perturbador sueño, su nívea piel tornose cobriza y una cabellera morena descendía en...

Cuarentena

Durante cuarenta días y cuarenta noches estuvo el Diablo tentándole para que saliera de casa. ------------------------------------------------------------------------------------------------------------ Los que rondaban la cuarentena contemplaban con envidia desde sus balcones como treintañeros y veinteañeros disfrutaban de la...

Heroínas

¿Que valor! Francisco de Goya Mientras estudia la figura de Agustina de Aragón, de Manuela Sancho y de tantas otras heroínas de los Sitios, su madre pone la lavadora, lava los platos, hace la compra y deja preparada la cena antes de comenzar el turno de noche.

Faro

Fotografía Javier de Julián Se le iluminaba el rostro cada vez que contemplaba el paisaje desde lo alto del viejo faro abandonado. Algo que agradecían los barcos que salpicaban el horizonte.

Hambre

Fotografía Javier de Julián Al escuchar su nombre, avanzó unos pasos con elegancia hacia el micrófono. Mi deseo es que se acabe el hambre en el mundo – contestó sin perder su amplia sonrisa con la mirada fija en la cámara. Los sonoros aplausos del público asistente al certamen de belleza disimularon el incómodo rugir de su estómago...

Sourire

Una sonrisa, la más bonita que creía poder existir, me llevó a estudiar Óptica y optometría, yo que siempre fui de Letras Puras. La misma que me empujó a aprender francés, cuando lo mío eran las declinaciones latinas, ya saben, rosa - ae . Y hasta a viajar como voluntario a la República de Chad, siendo que lo más lejos de casa donde había estado era...

Bécquer y Veruela

Avanzaba el poeta por el silencioso claustro, retumbando en su cabeza las historias relatadas por los aldeanos reunidos al calor del hogar en las frías noches de invierno. Inquietantes relatos acerca de aquelarres y brujas como la temida Tía Casca, del imponente castillo de Trasmoz, levantado en una sola noche y tantas otras narraciones estremecedoras...

1773 o el último viaje

-¿Nombre? - Jorge Juan y Santacilia. Natural de Novelda. - Suba a bordo. Le estábamos esperando. En cuanto puso un pie en cubierta, se acercó hasta él efusivo un miembro de la tripulación. -¡Dichosos mis ojos! Ha de saber que somos grandes admiradores de sus trabajos allá en el Virreinato del Perú. Sería un...