Diego Martínez quiere enganchar al público de Los Pajaritos con una victoria y un fútbol más ofensivo ante el Cerdanyola

El técnico rojillo destaca que el equipo catalán llega con un bloque en dinámica ganadora

Diego Martínez quiere enganchar al público de Los Pajaritos con una victoria y un fútbol más ofensivo ante el Cerdanyola. Después de la derrota ante el Espanyol B, el conjunto soriano se estrena este domingo en Los Pajaritos.

Martínez ha explicado que el viaje de regreso a Soria fue duro después de la derrota, y que ha visto al equipo afectado en los primeros días y ahora, más tranquilo, con ganas de abordar el reto dominical. De cara a este partido, el técnico podrá recuperar efectivos lesionados, con todos los jugadores regresando al trabajo, por lo que podría haber novedades en una convocatoria que no se facilitará hasta el último momento y donde tampoco ha precisado si habrá cambios. "Algunos jugadores tengo claro que quiero que jueguen, otros, todavía no", ha asegurado.

El técnico quiere afrontar el duelo haciendo borrón y cuenta nueva, pero para cada fin de semana. "Cada semana es un reto. Queremos ganar, pero hay rivales que pondrán las cosas difíciles. Estamos en la segunda jornada, esto es un trayecto largo y somos los primeros interesados en sumar", ha indicado.

El preparador numantino no tiene miedo a los rivales, pero sí "respeto por todos" y el Cerdanyola tiene argumentos para ser un rival peligroso. Martínez destaca que mantiene un buen bloque tras el ascenso de categoría, ya que este tipo de equipos suele mantener "la inercia ganadora" en los primeros compases de la siguiente jornada. No obstante, la visita a Soria es un acontecimiento para el club rival, ya que llegará con toda la plantilla al completo y familiares para presenciar el encuentro.

En cuanto a las características de su juego, Martínez destaca que es muy diferente al filial de la semana pasada, puesto que tiene jugadores con mucha envergadura y un gran potencial en acciones a balón parado.

Por su parte, el preparador quiere enganchar a la afición con un equipo ofensivo, con ritmo alto y que trabaje para recuperar la pelota. Quiere ofrecer una victoria que no pudo ser en el primer duelo, donde ha explicado que hubo una gran presencia de aficionados numantinos en la grada, algo que ha querido agradecer en rueda de prensa.

Precisamente esa "capacidad de finalización" es lo que echó en falta en el primer encuentro, donde ha valorado los primeros 50 minutos de partido de forma positiva, pero mostrando su contrariedad a partir del gol. "Nos hizo mucho daño", ha lamentado.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad