Asaja celebra su Asamblea entre la preocupación por la sequía y la satisfacción por el récord de socios

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Soria ha celebrado hoy su asamblea general ordinaria en el salón de actos de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Soria. En la renovación de la mitad de los miembros de la junta directiva, la organización agraria parece haber querido llevar a rajatabla su nombre, con la llegada a las vocalías de jóvenes profesionales del campo menores de 30 años.

Además del proceso electoral para elegir a los nuevos vocales de Asaja Soria, en esta asamblea se ha llevado a cabo también el habitual balance de cuentas del año pasado y la presentación del presupuesto del actual ejercicio. Asimismo, se ha abordado el balance de la actividad sindical de los últimos 12 meses. Durante este período, Asaja Soria ha mantenido el liderazgo en la defensa de los intereses agrarios, durante unos meses extraordinariamente complicados para el sector por la adversa meteorología, en especial por la sequía y las heladas, y por los problemas que rodean la gestión de la PAC.

En la asamblea ha quedado patente que Asaja Soria se ha convertido en una organización que vela por que sus asociados tengan la mejor defensa y los máximos respaldos posibles para continuar su labor diaria en el campo. Todo ello, con una nueva exhibición de unidad entre los cerca de 300 asistentes. El presidente de Asaja de Castilla y León, Donaciano Dujo, ha asistido al cónclave anual de la organización soriana, encabezado por el presidente provincial, Carmelo Gómez.

En su intervención inicial, Gómez ha destacado que por primera vez en la historia de esta organización profesional se han superado los 1.400 afiliados, una cifra muy relevante en términos absolutos pero también relativos, si se tiene en cuenta la drástica reducción del censo en el campo provincial en los últimos años. Además, Gómez ha agradecido el esfuerzo y el compromiso de todos los que han apoyado las acciones reivindicativas del último año, como el reparto de cientos de kilos de productos (harina, peras, cebollas, arroz, conejo...) en el centro de Soria en septiembre y octubre para pedir precios justos por las producciones. También ha alabado la confianza de todos aquellos que se decantan por los técnicos de Asaja a la hora de gestionar sus gestiones relacionadas con el mundo agroganadero.

Posteriormente, ha lamentado que las heladas y la falta de lluvias están poniendo en jaque al campo y recordó que hace unos días Agroseguro ya vaticinaba muchas dificultades en la cosecha para la provincia de Soria, con daños en el 60% o más del cereal en las comarcas de Soria, Campo de Gómara, Almazán y Arcos de Jalón.

Por su parte, el presidente de Asaja de Castilla y León, Donaciano Dujo, ha abordado otros asuntos de gran interés y actualidad del campo. En primer lugar, se ha referido a las primeras previsiones de cosecha y ha manifestado que "la situación es crítica. Proponemos que el Gobierno regional aporte ayudas directas de hasta 15.000 euros por explotación, destinadas a situaciones excepcionales y de catástrofe y que los pagos de tasas agrícolas y ganaderas sean eliminadas, que se extiendan préstamos con interés cero para contar con liquidez en lo que queda de año y para el comienzo del próximo, así como que la política de seguros mejore".

Dujo calcula que la agricultura perderá este año 2.000 millones de euros de los 3.000 que suele producir, a la espera de lo que suceda con las lluvias hasta mediados de junio. En cualquier caso, la situación pasaría "de catastrófica a mala".

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad