Provincia

La nula cobertura, y sus consecuencias, en San Felices durante esta semana y cada mes y medio

La falta de cobertura móvil y de conectividad complica el día a día de muchos negocios que apuestan por instalarse en el medio rural soriano
San Felices
photo_camera San Felices

Sobre las 20.00 horas del lunes 3 de febrero la localidad soriana de San Felices, en la que viven medio centenar de personas y donde hay varios comercios, no tiene cobertura de forma continua en todo el municipio. Los vecinos, a duras penas, mendigan desde entonces algo de cobertura por algún punto del pueblo, aunque "se cae" y funciona "solo a ratos". Un problema que no es nuevo en esta bonita localidad de riqueza patrimonial y natural, campos de lavanda y negocios sostenibles, ya que cada, aproximadamente, mes y medio, vuelve a ocurrir este problema.

Así lo detalla Virginia Re, que gestiona en la localidad los negocios 'Las Abadías' y 'Árboles Ecológicos'. Desde hace años, cada mes y medio se cae el repetidor en el pueblo, aunque la solución la solía poner la compañía en el mismo día o en 24 horas, cuando sucedía entre semana. Si la caída era el viernes, los vecinos asumían que hasta el lunes estarían sin conexión.

Hace tres meses empezó a funcionar 5G en la localidad. "Llamé a mi operador (Digi), dado que a las 9.00 se caía la conexión (unos 15 minutos) y a las 15.30 mandamos un traceroute (durante un periodo de tiempo, se ve la continuidad del acceso y se veía que caía con unos picos bastante grandes)", cuenta Virginia. Su compañía le manifestó que pasaría la información pero a los 15 días les pasaron a 4G.

Desde el lunes no tienen acceso, y solo los que viven cerca del repetidor tienen una raya de conectividad en el router (de tres). La conectividad cae cada minuto y medio, lo que hace que no se pueda trabajar con aplicaciones que necesitan descargas constantes (email, web, o una simple transferencia que necesitas recibir un mensaje de confirmación (y en este caso con el agravante de no tener cobertura móvil).

"Nuestro problema es un repetidor obsoleto, que cuando llega el verano, semana santa y aglomeraciones, no soporta volumen de usuarios y se cae", señalan desde los negocios de la localidad, donde Virginia lleva 15 años probando todas las tecnologías, un sector en el que ha trabajado.

Es por ello que demanda más comunicaciones y que todos los ciudadanos tengan derecho a un acceso digno a ellas ya que la gente puede decidir "vivir en un sitio remoto, pero necesita poder comunicarse de todas las formas". En su caso invirtiendo desde hace años en la localidad soriana con un hotel rural, campos de lavanda (que por cierto, en breve visitan mucha gente y se contrata online las visitas), ecommerce de productos de lavanda, etc, por lo que las telecomunicaciones "son parte del aire que necesitamos para funcionar y sinceramente, se nos quitan las ganas de seguir".

San Felices es zona LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y ZEPA (Zona de Especial Protección para Aves). "En resumen, lugar protegido y a diferencia de otras poblaciones, no podemos tener cualquier tipo de industria y estamos controlados en ese aspecto", recuerda. 

Un problema que no solo afecta a San Felices sino que se extiende a otras localidades que dependen del mismo repetidor como en Cigudosa. Un problema de falta de cobertura y fibra que también afecta a otros negocios rurales de la provincia, como ha constatado Virginia, en localidades como Caracena, Fuentepinilla, Muriel Viejo, Beratón, Tejado o Montenegro de Cameros. 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad