Naturaleza

2024, un año de pájaros en Soria (21): Alondra ricotí, la joya amenazada

Envuelta desde siempre en un halo de misterio, dada la dificultad de su detección, fue muy emocionante descubrir que la provincia de Soria tenía las mejores poblaciones de España y, por ende, de Europa
Alondra ricotí. Foto: José Ramón Lazare
photo_camera Alondra ricotí. Foto: José Ramón Lazare

Sección escrita por Juan Luis Hernández, de SEO Soria
Para ser socio o para información, escribir al correo [email protected]
VER SECCIÓN COMPLETA '2024, UN AÑO DE PÁJAROS EN SORIA'

He de reconocer que la alondra ricotí ('Chersophilus duponti') es para mí una especie singular. Envuelta desde siempre en un halo de misterio, dada la dificultad de su detección, fue muy emocionante descubrir que la provincia de Soria tenía las mejores poblaciones de España y, por ende, de Europa, dado que la ricotí solo vive en la Península Ibérica y el norte de África.

Es en estas fechas cuando los páramos, esos ambientes desconocidos por lo general e infravalorados siempre, visten sus mejores galas y se desentumecen de su sopor invernal. Esas altas llanuras, desarboladas, cubiertas por matorrales y plantas de pequeño tamaño como salvia, tomillos, espliegos o aliagas, caracterizan muy bien el sur provincial, cubriendo grandes extensiones en Caracena, Retortillo, Barcones, Ambrona, Layna… Es ahí donde este pequeño aláudido habita.

Su detección visual es sumamente difícil. Aunque pasemos a su lado, esta especie prefiere quedarse inmóvil, ayudada por su plumaje pardo grisáceo, o huir corriendo oculta entre la vegetación. Solo con mucha, mucha paciencia podremos verla. Con ese pico curvado, especializado en la captura de insectos y arácnidos no tendremos dudas. Eso sí, localizarla por el oído no es muy complicado porque su canto no tiene nada que ver con el resto de especies similares que viven con ella y consta de una sucesión de dos notas aflautadas, la segunda más larga, muy característica, tanto, que ha dado nombre a la especie. Ricotíiiii, es con el que se conoce en algunos páramos de Guadalajara.

Rocín también lo llaman en Aragón, pero quizás, y no es patrioterismo, el nombre que se recoge en algunos páramos del sur de Soria, en el entorno de Barcones, es el más bonito: “Tío Joaquín”. Es cierto que haberla llamado alondra tío Joaquín habría sido algo extraño.

Aun así, el momento de máxima actividad canora de la ricotí es una hora u hora y media antes de que amanezca. Los pobres censadores de ricotí tienen que echarse buenas siestas para poder recuperarse de los madrugones a los que te obliga esta especie. Por desgracia, tanto aquí, como en el resto de zonas en las que vive, su tendencia es altamente regresiva y muchos de esos censos son negativos.

En el ámbito soriano ha desaparecido de muchos páramos, por ejemplo, del entorno de la ciudad de Soria y solo el núcleo de los paramos del sur mantiene los números, números que hablan, según el último censo oficial de 2019-2021, de 894 machos, lo que supone el 93% de la población total castellano-leonesa o el 25% de la población española. Soria, junto con Teruel, es la provincia más importante para la conservación de esta especie. Las repoblaciones forestales, los parques eólicos y sus infraestructuras, roturaciones agrícolas y, en especial, la desaparición de los rebaños ovinos que pastaban en estos páramos, puede llevar al “tío joaquín” a su desaparición en unos años.

Alondra ricotí. Foto: José Ramón Lazare
Alondra ricotí. Foto: José Ramón Lazare

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad