Desencajonamiento: ¡ya están los novillos en Soria!

El pasado sábado vivimos como jurados el primer evento en Valonsadero de estas Fiestas de San Juan. Y la verdad que no podemos más que hablar bien de él, ya que nos dejó grandes momentos de diversión y buen ambiente.

La jornada para nosotros comenzaba ya la tarde del viernes, cuando nos reunimos junto al resto de jurados en la Cuadrilla de El Salvador, donde sus jurados nos invitaron a una estupenda cena. Tras disfrutar de la misma, procedimos a elegir el pregón y los pregoneros de las Fiestas de San Juan 2016, que serán José Luis (Txiki) y Tania, jurados de la Cuadrilla de La Blanca. ¡Ya tenemos ganas de disfrutarlo desde la escalinata del Ayuntamiento de Soria!

Tocaba descansar, y así lo hicimos hasta que a las 06:30 sonó el despertador, y tras enfundarnos las camisetas que Numanguerrix ha preparado para estas Fiestas de San Juan, acudimos a la Cuadrilla de Santo Tomé, San Clemente y San Martín, donde sus jurados y colaboradores nos ofrecieron un desayuno que nos sirvió para coger fuerzas y afrontar un día que se avecinaba ya muy largo e intenso. Saliendo de esta cuadrilla y cruzando la acera, nos plantamos en la Plaza de Toros, donde vimos desde el callejón cómo dos camiones desencajonaban en el albero de la plaza a los novillos que serán lidiados el próximo Viernes de Toros. Ahí ya empezamos a tomar nota de nuestros favoritos, aunque esta elección se la dejaremos a Marcos, nuestro sobrino y asesor taurino de la Cuadrilla de San Juan. Tras disfrutar de algunas sanjuaneras acompañadas por el bombo de David (de la Cuadrilla de Santiago) y la dulzaina de Raúl (de la Cuadrilla de El Salvador), nos dirigimos al autobús que nos llevó hasta Valonsadero.

Los jurados de San Juan y Santiago durante el Desencajonamiento en la Plaza de Toros

Los jurados de San Juan y Santiago durante el Desencajonamiento en la Plaza de Toros

Leticia y Nacho observando los novillos recién llegados a la Plaza de Toros

Leticia y Nacho observando los novillos recién llegados a la Plaza de Toros

Los novillos ya desencajonados, esperando al hermano (foto de José Luis Chaín)

Los novillos ya desencajonados, esperando al hermano (foto de José Luis Chaín)

Los Jurados de Cuadrilla tras el acto del Desencajonamiento en la Plaza de Toros

Los Jurados de Cuadrilla tras el acto del Desencajonamiento en la Plaza de Toros

Ya en el monte, acudimos a los corrales de Cañada Honda, donde vimos a los otros 12 novillos restantes, que serán los que sean soltados en los festejos del Lavalenguas y la Compra, y los que tratarán de llegar hasta Soria el Jueves La Saca. Alguno ya dio muestras de su bravura y más de un jurado se quedó con la “matrícula” de su toro preferido. Una vez vistos los novillos, acudimos al Bar Chicote donde disfrutamos de un excelente almuerzo (¡qué bien nos cuidáis!) y empezamos una ronda por los chiringuitos de las diferentes peñas sanjuaneras: Los Que Faltaban, Poca Pena, Cuadro, Desbarajuste, Ilusión y Bullicio. Mientras, nuestros colaboradores se habían juntado a almorzar en el monte, y las fotos dan buena fe de lo bien que lo pasaron y lo excelentemente organizado que estaba todo (¡sois geniales!).

Jurados y Juradas viendo desde muro a los novillos en los corrales de Cañada Honda

Jurados y Juradas viendo desde muro a los novillos en los corrales de Cañada Honda

Almuerzo y cañas en el Bar Chicote

Almuerzo y cañas en el Bar Chicote

La Cuadrilla de San Juan almorzando en Valonsadero tras el Desencajonamiento

La Cuadrilla de San Juan almorzando en Valonsadero tras el Desencajonamiento

Y de ahí, de vuelta a Soria, donde nos juntamos a comer en la Cuadrilla de La Blanca: una comida y un recibimiento excelente. Degustamos un rabo de toro que estaba para chuparse los dedos, y brindamos por todos los jurados de estas fiestas y por los días que están por venir. Y tras la comida, baile en la cuadrilla. Después, algunos “valientes” regresamos a Valonsadero aprovechando que la lluvia parecía haber dado tregua, y seguimos disfrutando del ambiente sanjuanero en Cañada Honda. Vuelta a Soria, cena en nuestra cuadrilla con nuestros colaboradores para coger fuerzas y paso por la verbena para dar por finalizado un excelente día … ¡y los que nos quedan!

Nacho Lapuerta

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación *