3-8-2017. La aventura de los tresmiles pirenaicos (13). Tuca de Molières

Martes 1 de agosto: Tuca de Molières. Día de larga caminata para Ángel Aguirre en el que, además, únicamente solo se puede sumar un tresmil… pero hay que hacerlo:

«La tormenta y la lluvia me han despertado e inmediatamente he mirado la previsión del tiempo. Curiosamente daban despejado por la mañana, luego nuboso y por la tarde probabilidad de tormenta (hay que mirar cada dos por tres porque por la noche ves una cosa y haces un plan de actividad y al día siguiente cambia completamente).

A pesar de la lluvia y lo oscuro del cielo, me he acercado a los Llanos del Hospital y me he esperado en el coche a ver si la cosa cambiaba. Por suerte, a las 8.40 se han empezado a ver claros y el sol lucía con fuerza, así que sin pensarlo un momento, me he subido al bus que me acercaba a la Bersuta para intentar hacer la Tuca de Molières.

Es uno de esos picos ideales para llevar a alguien sin demasiada experiencia en montaña, ya que solo es andar, y las vistas desde su cima del Aneto, Crestas de Russell y Salenques… son espectaculares. El único inconveniente es que es una caminata larga, (17,5 kilómetros ha marcado el GPS) pero se va ganando desnivel por terreno ‘cómodo’ en comparación con otros picos y atravesando varios ibones a lo largo del Plan de Aigualluts primero y la Valleta de Escaleta después.

A las 9 de la mañana he empezado a caminar. Las guías marcan cuatro horas hasta su cima desde la Besurta, aunque por lo cómodo del terreno he  subido en 3:30 con tranquilidad. En la cima no había nadie, pero al rato he escuchado voces que se acercaban por la subida desde el Túnel de Vielha. Esa ruta me ha parecido más corta, quizá porque podía ver los coches desde donde habían partido desde la cima (para otra ocasión).

Después de disfrutar de las vistas y un bocata, he vuelto a la Besurta a paso ligero, porque el cielo estaba nubladillo, como si en cualquier momento pudiese haber una tormenta. Por suerte, esto no ha sucedido y la bajada ha sido más amena que la subida ya que me cruzaba con un montón de turistas, que van a la Besurta y se acercan al Plan de Aigualluts.

La pena de esta jornada es que solo se puede hacer este pico, ya que los demás están bastante lejos, pero aunque solo sea uno, también suma y ya van 79».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.