27-4-2015. El segundo país con mayores recursos hídricos del planeta

Tengo una lista relativamente larga de temas acerca de los cuales quiero ir escribiendo entradas. Uno de los temas es el protagonista de hoy. Nepal es el tercer país del mundo en el que más tiempo he estado. El terrible terremoto que ha destrozado parte del país me ha hecho acelerar la publicación de este texto.

Aterrizamos en Katmandú el 11 de diciembre de 2012. En los largos pasillos del aeropuerto, como sucede con tantos aeropuertos del mundo, hay fotografías o lemas acerca del país. En el caso de Katmandú, cuando apenas hacía unos minutos que lo había pisado, recuerdo que leí: «¿Sabías que Nepal es el segundo país con mayores recursos hídricos del mundo, solo por detrás de Brasil?».

Lago de Pokhara
Lago de Pokhara

Nunca investigué nada acerca de ello. No sé si era una cuestión proporcional, pero aun así el dato impresiona. En Nepal hicimos el circuito de los Annapurnas. A la entrada del parque compramos un gran mapa. En él había muchas montañas y valles, por supuesto, pero en lo que más fijé, alentado por el lema del aeropuerto, es que en aquel mapa solo había ríos, ríos, ríos y ríos, afluentes, afluentes, afluentes y afluentes, subafluentes, subafl… agua por todas partes.

Serán pequeños regatos, pensé. No, no eran pequeños regatos. Cualquiera de esos subafluentes acarreaba grandes caudales de agua. Los que estaban junto a los poblados se aprovechaban, entre otras muchas cosas, para la generación de electricidad natural y barata.

Esa es la noticia alegre.

El lago Tilicho
El lago Tilicho

La noticia triste es que, en la grandísima mayoría de las decenas de pueblos, barrios, casas y ciudades que visité en Nepal, no había agua potable. Nosotros, Luis Ángel y yo, comprábamos botellas o, en las zonas más altas, utilizábamos pastillas potabilizadoras.

En muchos de esos barrios o poblados, había grandes cartelones oficiales anunciando la realización de trabajos para conseguir esa agua potable, o anunciando que ya se había conseguido. En estos casos, acudía la gente con garrafas a las fuentes donde el agua es sana.

Donde no lo es, como sucede por ejemplo en muchísimos hogares de Katmandú, tan afectada por el terremoto, los problemas de transmisión de enfermedades son mucho mayores. De aquí a unos días no hablaremos de Nepal pero allí continuarán esos problemas y los trabajos, dentro de lo posible, para solucionarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.