1-7-2016. Las otras fiestas: Las flores de San Miguel al novillero fallecido en 1935, Vicente Ruiz ‘Chinche’

El 28 de junio de 1935, Viernes de Toros, al joven novillero soriano Vicente Ruiz Sainz ‘Chinche’ (21 años) le correspondió torear ante su público. Inicialmente, no estaba previsto que entrara en la terna, pues el Ayuntamiento planeaba incluirlo en la del Domingo de Calderas para que celebrase su alternativa. La insistencia de los Jurados de San Miguel y de La Mayor, Samuel Jiménez y Rufino Ortega permitió que al final hubiera presencia soriana el Viernes de Toros.

La ganadería era salmantina, de Orive. En el primero de su lote, el correspondiente a la Cuadrilla de La Mayor, Ruiz demostró las cualidades que venía apuntando en los últimos años, e hizo una buena faena que le valió la vuelta al ruedo. Dice ‘El Noticiero de Soria’: «Pone a disposición del respetable todo su repertorio, entre reboleras, verónicas, gaoneras, chicuelinas, siendo ovacionado con gran entusiasmo».

En el segundo, en un descuido al poco de comenzar la faena, justo después de brindar esta a su querido público de Soria, el toro «negro, grande, cornalón», le da un fortísimo golpe, sin cornada. Tuvo que matar al toro José Vizcaíno, mientras Vicente Ruiz era atendido en la enfermería por el doctor Íñiguez.

Vicente Ruiz
Vicente Ruiz

Esa tarde, ya en su casa, el joven novillero empezó a vomitar sangre. El golpazo que le propinó el animal parecía haber causado heridas fatales en el estómago, y la intervención de diez médicos en el domicilio de Ruiz no estaba sirviendo de mucho. Entonces se practicaron algunas de las primeras transfusiones de sangre en Soria, sangre procedente de uno de los hermanos del enfermo.

Y efectivamente, alrededor de las tres de la madrugada del Sábado Agés al Domingo de Calderas, Vicente Ruiz Sainz ‘Chinche’ expiró.

A su funeral, celebrado a las siete de la tarde del Domingo de Calderas, acudieron 4.000 personas, en una manifestación de cariño y duelo que pocas veces ha vivido la ciudad de Soria.

Esta mañana, alrededor de las 9.30, una mujer ha colocado un ramo de flores en la tumba de la familia Ruiz. Pertenece a la Cuadrilla de San Miguel. Aunque no es una tradición que se repita todos los años, sí es costumbre que esta Cuadrilla, en la mañana de cada Viernes de Toros, deposite un ramo en recuerdo del joven novillero soriano fallecido en acto de servicio.

Foto: TSC
Foto: TSC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.