Rutina

placa-vigilante_xqz7

Debía estar ahí parado, de pie, durante horas. Así un día tras otro sin respetar fines de semana. Era lo que tenía trabajar de vigilante de seguridad en un comercio. En cuanto salga otra cosa me marcho – se repetía en un vano intento por infundirse ánimos. Pero lo único que salían eran clientes y clientes con bolsas repletas de ropa siguiendo la moda marcada en inexpresivos maniquíes que desde el escaparate acompañaban a nuestro protagonista. Con el tiempo se convirtió en parte del mobiliario. Tanto fue así que con el cambio de temporada, los dependientes sustituyeron su insulso uniforme por las últimas tendencias del momento.

6 pensamientos sobre “Rutina”

  1. Buena descripción de lo que es tener este trabajo,un espejo al que muchas personas se miran todos los días. Relato impecable,aunque el protagonista percibo que no es feliz y que simplemente se deja llevar por los días y eso me entristece.Alguien me dijo un día que..
    Hay que vivirrrr y ser feliz porque vida sólo hay una y no sabes cuando se te va a ir.

  2. Sii…Eso sí a la última irá pero bueno tu tienes esa virtud de poder ver el lado positivo siempre a las cosas…algunas sólo podemos pensar el ¿Porque a mi? Pero bueno intentaré verlo cómo tu,igual así me va mejor!!

Responder a Raúl G.R Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ ocho = quince