Ojos que no ven …

Cuando regresó 64Cuernos (2)de estar con su amada, descubrió un par de cuernos que asomaban de la frente de su mujer. Al actuar ésta con normalidad, concluyó que no había reparado en tales protuberancias y respiró aliviado. Ella hizo lo propio al comprobar que su marido fijaba la atención en su rostro en lugar de en la cortina donde asomaban los pies desnudos de su amante.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

3 pensamientos sobre “Ojos que no ven …”

  1. Vaya par de dos…si si ojos que no ven,corazón que no sientes,aunque endicho este caso creo que están hechos el uno para el otro….Que alegría!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco − = cuatro