¡Ho, ho, ho!

43noelOdiaba la Navidad. Cada año, por esas fechas, tapiaba puertas y ventanas sin olvidar la chimenea para impedir la llegada de ese gordinflón de gruesa barba. Ya cada año, al despertar, descubría regalos a los pies de su cama. Presa de la ira abría la ventana y los arrojaba fuera. No tardaban en ser recogidos por los humildes niños de la calle. Tal y como había previsto Papá Noel.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

7 pensamientos sobre “¡Ho, ho, ho!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis × = cuarenta ocho