Entre reyes anda en juego II

En estas cavilaciones me hallaba sumido cuando sonó el teléfono. Era una llamada del Ministerio.

– Debes venir urgentemente.

– ¿Qué sucede? – inquirí.

– Tu querido equipo está a punto de dejar de existir tal y como lo conocemos.

– Lo sé – le interrumpí – ahora mismo estaba viendo la clasificación. Más nos vale ganar este domingo en La Romareda porque si no…

– No me refiero a eso. Estoy hablando de algo más serio.

¿Más serio que caer a puestos de descenso? De pronto se me hizo un nudo en el estómago..

Si ser zaragocista hoy día es difícil, serlo en Madrid es harto complicado. Tanto como coger un taxi libre en hora punta. Pero a cabezotas no nos gana nadie.

Ya perdonarán mi torpeza. Todavía no me he presentado. Soy uno de tantos aragoneses exiliados en busca de un futuro que nuestra tierra nos niega. Mi nombre no es importante. Aquí todos me conocen como “el maño”. Como pueden comprobar no es que anden muy sobrados de imaginación. Bueno, a decir verdad en la capital del Ebro tampoco es que nos estrujemos mucho la sesera: El Parque Grande, la Casa Grande… ya me entienden.

Un pensamiento sobre “Entre reyes anda en juego II”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve + dos =