Entre reyes anda el juego IV

El caso asignado tenía que ver como ya he comentado con el Real Zaragoza. Por desgracia no era la primera vez que debíamos intervenir en la historia de este club. Y es que en una ocasión un aficionado de Osasuna decidió viajar en el tiempo con la idea de impedir que el 18 de Marzo de 1932 se fusionaran los dos conjuntos de nuestra ciudad, el Iberia y el Zaragoza, para evitar que naciera el equipo del león. O aquel otro (se rumoreaba que seguidor oscense) que trasladándose al pasado logró infiltrarse en el cuerpo técnico blanquillo con la intención de persuadir al entrenador Víctor Fernández para que quitara del terreno de juego al jugador ceutí Nayim en aquella mítica final del 95, con lo que el espectacular gol que permitió conquistar la Recopa de Europa jamás se hubiera producido.

2 pensamientos sobre “Entre reyes anda el juego IV”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ siete = diez