En el lugar adecuado

El Cielo extiende su manAugusta (2)to bajo el cual la Aurora, precedida por el Rocío y Lucifer, guía la cuadriga del Sol. Marte, acompañado de la Loba Capitolina, recibe la enseña romana de manos de un guerrero parto ante Hispania y Galia vencidas. Asoma Apolo con su lira sobre un grifo y a lomos de un ciervo Diana con la aljaba mientras la Tierra nutre con una cornucopia a los pequeños Rómulo y Remo.

Pero Augusto se muestra indiferente a cuanto sucede en su coraza de bronce, entregado como está en advertir, desde su pedestal y con el brazo en alto, a aquellos que se acercan hasta el Mercado Central del peligro que entraña el consumo de higos.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

 

8 pensamientos sobre “En el lugar adecuado”

  1. Este texto resultó finalista en el V Concurso de Microrrelatos La Calle de Todos 2015 organizado por la FAZB (Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza)
    Fue un honor compartir premio con amigos como Patricia Richmond, David Moreno o Sergio Allepuz. Mi enhorabuena a todos ellos.

  2. Cuando un microrrelato tiene que explicarse, mala señal. Pero los que no residan en Zaragoza es muy probable que desconozcan la polémica que generó la idea de trasladar, de nuevo, la estatua de Cesar Augusto ubicada junto al Mercado Central. Este emperador romano que dio nombre a la ciudad falleció al ingerir higos envenenados.
    Aprovecho para desear a todos un feliz Día de San Jorge, Día de Aragón, de Castilla y León y del Libro.

  3. Creo que la estatua está bien donde está, junto a las murallas romanas. Otra polémica fue el derribo de los arcos y suprimir a la ranita.
    Por cierto, Raúl, enhorabuna!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho − = tres