El árbol del sueño

Fotografía de Javier de Julián

África es rica en muchas cosas, también en leyendas. A ella, que apenas lleva allí unas semanas, le apasionan sobre todo esas que hablan de árboles, como la del soberbio baobab o la del árbol del tiempo. Y con esos ojos llenos de agradecimiento tras la operación de tracoma, la anciana le explica que existe uno cuyas frondosas ramas invitan a un sopor profundo a quienes hasta allí se acercan. Una vez dormidos, sienten como todos sus temores y miedos les acechan cual feroces hienas pero es entonces cuando el árbol de robusto tronco aparece para espantarlos como un elefante proteguiendo a sus crías. Y al despertar, les invade una agradable sensación de tranquilidad.

-¡Que historia tan bonita! – exclama la oftalmóloga – ¿Y dónde se encuentra?

Entonces, la anciana toma de la mano a la voluntaria y sin decir nada, la lleva al exterior del hospital donde más pacientes con afecciones oculares descansan bajo un árbol esperando ser salvados.

4 pensamientos sobre “El árbol del sueño”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho + = dieciséis