Con jota de Juan Ramón Jiménez

JOTAAsistía resignado el poeta moguereño al fracaso de su propuesta de simplificar la ortografía, poniendo jotas donde las reglas gramaticales demandaban ges o eses en lugar de equis, hasta que en uno de sus habituales paseos matutinos, encontró la esperanza  perdida en los torpes trazos infantiles de un cuaderno escolar.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

 

 

 

10 pensamientos sobre “Con jota de Juan Ramón Jiménez”

  1. Sin duda es su obra más conocida. Aunque no a todo el mundo gustó. Recuerda aquella carta que le escribieron Salvador Dalí y Luis Buñuel.

  2. Juan Ramón era un poeta peculiar. Dicen que necesitaba taparse con una manta a la hora de escribir para que no se escapara la inspiración por los pies. Por no mencionar que no toleraba el más mínimo ruido.

  3. Aquí la tienes, Juan.

    Sr. Dn. Juan Ramón Jiménez
    Madrid

    Nuestro distinguido amigo: Nos creemos en el deber de decirle —sí, desinteresadamente— que su obra nos repugna profundamente por inmoral, por histérica, por cadavérica, por arbitraria.
    Especialmente:
    ¡¡MERDE!!
    para su Platero y yo, para su fácil y mal intencionado Platero y yo, el burro menos burro, el burro más odioso con que nos hemos tropezado.
    Y para V., para su funesta actuación, también:
    ¡¡¡¡MIERDA!!!!

    Sinceramente,

    Luis Buñuel
    Salvador Dalí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× siete = veinte uno