Todas las entradas de Raúl

De vuelta a casa

DE VUELTA A CASAEl anciano escritor regresaba a su tierra tras décadas de exilio político. Una multitud entusiasta aguardaba con impaciencia sus palabras. Ya nada debía temer. Por fin el país respiraba libertad. Pero en el mismo lugar donde años atrás perdió a su familia, no hubo espacio en su discurso para el odio ni el rencor. Y se vio obligado a exiliarse nuevamente.

Ilustración: Manu Jurado Garrido

Descanse en paz

untitledEn el lecho de muerte, su marido le confesó que había tenido un hijo con otra mujer. Ella con exquisita dulzura le pidió que no se esforzara en hablar pues le perdonaba. Al momento, aquellos ojos en los que tantas veces se vio reflejada, perdieron para siempre su brillo. Descansa en paz – pensó. Y enseguida cayó en la cuenta de que debía informar del fallecimiento a sus hijos. Descolgó el teléfono, marcó de memoria varios números y mientras escuchaba los tonos de espera recordó la carta del hospital con los resultados de las pruebas realizadas. Aquella que mantuvo oculta todos estos años. Esa que confirmaba la esterilidad de su marido.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

Gracia divina

GRACIA DIVINAReina el nerviosismo entre los muchos aspirantes a cubrir las escasas plazas ofertadas. Salvo en uno de ellos quien, a pesar de haber estudiado tan solo un tema del extenso temario exigido en aquella oposición, se halla muy tranquilo pues le ha puesto una vela a la Virgen. Pero no una corriente. No señor. Una vela enorme. ¡Qué digo una vela! Un cirio.

Una vez ocupados sus asientos en el aula, toda la atención se centra en el señor con aire cansado que da vueltas a un rudimentario bombo para, a continuación, extraer una de las bolas numeradas.

– El seis – exclama con desgana. Y una amplia sonrisa de satisfacción se dibuja en el rostro del confiado opositor.

En ese mismo instante, en la Basílica, una anciana, mojando sus dedos en saliva, apaga el cirio con la intención de retirarlo y colocar así su vela a la Virgen.

– Disculpen. Ha habido un error. No se trata del número seis sino del nueve. Pueden comenzar el ejercicio.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

… te quiero Andrés

TE QUIERO A PequElla estaba con él por su dinero. Él estaba con ella por su belleza. Quiso  el tiempo llevarse consigo ambas cosas a la vez. Les queda el consuelo de tenerse el uno al otro.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

El viejo general

06Residencia de ancianos 2Odia perder. No soporta que su rival cierre la partida colocando la última ficha del dominó. Le enerva que le superen a puntos en cualquier juego de cartas. No está acostumbrado. Eso es todo. Por ello el viejo general prefiere retirarse a su habitación y contemplar la vida a través de la ventana. Siempre había disfrutado viendo caer agonizantes las gotas de agua en el cristal hasta desaparecer por completo. Pero el tiempo de las lluvias acabó.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

 

Mi corazón os lleva

ANTONIO MACHADO Y LEONOR IZQUIERDOSé que parece una locura pero que me lleve el mismísimo Diablo si lo que digo no es cierto. Serían las tres de la tarde del Miércoles de Ceniza de este año de 1939 cuando lo vi avanzando torpemente por el camino entre San Polo y San Saturio. Se detuvo en uno de los viejos chopos que flanquean la ribera y recorrió con aquellos dedos temblorosos su corteza. Entonces, no sé bien de dónde, surgió una muchacha de castaños cabellos quien, tomándole de la mano con suma delicadeza, lo condujo hacia el Duero, perdiéndose los dos en sus aguas.

Hallazgo de película

05Hallazgo de pel2Según ha podido conocer este diario, las labores de restauración llevadas a cabo en la antigua Posada de las Almas, situada en el número 22 de la calle San Pablo, ha permitido el descubrimiento de algo que puede cambiar la historia del cine español. Y es que detrás de unos azulejos, los operarios han hallado un viejo rollo de película perteneciente a Eduardo Jimeno Correas, conocido por realizar el primer film patrio, la famosa Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza, en Octubre de 1896. Si se confirma la teoría apuntada por los investigadores, la grabación encontrada sería algo anterior en el tiempo pues dataría de los meses de verano del citado año. Mostrándose en ella cómo un grupo de muchachas  toman el sol a orillas del río Ebro.  El motivo por el cual esta película se  hallaba oculta puede guardar relación con el hecho de que estas despreocupadas jóvenes practicaban lo que en la actualidad conocemos como “topless”, destacando además que entre ellas se encontraba la sobrina del que fuera por aquel entonces Arzobispo de la ciudad.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

Gigantes y cabezudos

GIGANTES Y CABEZUDOSEn un momento dado, todos los allí congregados echamos a correr de manera atropellada. No era necesario volver la vista para saber que nos pisaban los talones. Un golpe seco seguido de un grito de dolor silenciaba por un instante el sonido de nuestra respiración acelerada. Desde su posición privilegiada, los gigantes observaban la escena con satisfacción. En esta persecución no había «casa» donde ponerse a salvo. Precisamente por ese motivo habíamos salido a la calle, para intentar detener esta terrible sangría de desahucios.

Ilustración: Lola Gómez Redondo