Alegoría

2Republica

Ante el asombro de su padre, la princesa rasga las costuras de su elegante vestido blanco convirtiéndolo en túnica para a continuación y tocada con un gorro frigio, proclamar a los cuatro vientos el nacimiento de la República.

En un lugar de La Mancha

DonquixoteNadie en el Toboso entendía la alegría con la que Aldonza Lorenzo acudía a dar de comer a los gorrinos por más que ésta se esforzara en explicarles que eran víctimas de algún tipo de malvado encantamiento, tratándose en realidad de caballeros vencidos que se presentaban ante ella para relatar las hazañas de su caballero enamorado.