La ley de Murphy

56LEY_DE_MURPHYEra uno de esos días en los que todo sale mal. Halló cierto consuelo en el calendario al descubrir que se encontraban en el solsticio de invierno. El día más corto del año – pensó. Pero en seguida recordó que tenía turno de noche.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

 

Peccata minuta

Fue tal la insistencia de  55TeresaAna de Mendoza y de la Cerda que Teresa de Jesús no pudo negarse a mostrarle sus escritos personales, eso sí, con la condición de no revelar su contenido. Por ello, cuando la Santa descubrió a aquella leyendo el manuscrito a sus ayas con gran burla, se sintió presa de una ira hasta el momento desconocida. Para ocultar tan desafortunado episodio, los biógrafos recurrieron a toda suerte de falsos relatos como el desgraciado accidente practicando esgrima o el marcado estrabismo de la Princesa de Éboli que justificasen así su famoso parche.

Ilustración: Lola Gómez Redondo