Gigantes y cabezudos

GIGANTES Y CABEZUDOSEn un momento dado, todos los allí congregados echamos a correr de manera atropellada. No era necesario volver la vista para saber que nos pisaban los talones. Un golpe seco seguido de un grito de dolor silenciaba por un instante el sonido de nuestra respiración acelerada. Desde su posición privilegiada, los gigantes observaban la escena con satisfacción. En esta persecución no había «casa» donde ponerse a salvo. Precisamente por ese motivo habíamos salido a la calle, para intentar detener esta terrible sangría de desahucios.

Ilustración: Lola Gómez Redondo

8 pensamientos sobre “Gigantes y cabezudos”

  1. Gracias David. Por desgracia las imágenes de ciudadanos protestando y acto seguido huyendo de las policía son muy frecuentes hoy día.

  2. Este texto fue elegido ganador semanal (Tema Gigantes y Cabezudos) en el I Concurso de Relatos Breves Aragón en 100 palabras de Aragón Radio y la Escuela de Escritores de Zaragoza en el año 2013.

  3. El talento que tienes para escribir es indescriptible…..Me encantan tus realtos y no me extraña que ganes concuros,ya que tienes alma de poeta y ingenio de escritor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× siete = siete