Febrero de temporales

Hemos vuelto a tener un buen número de días de este mes de febrero en que las noticias de fenómenos meteorológicos han ocupado un espacio destacado en todos los medios de comunicación, y parece que la atmósfera se mantiene empeñada en que esto siga siendo lo habitual a lo largo de los próximos días. Especialmente destacables han sido los temporales marítimos que han supuesto una fuente inagotable de imágenes y vídeos espectaculares, tanto por la violencia del oleaje en la costa cantábrica como por las inundaciones y daños causadas. Como en muchas ocasiones los temporales de mar, nos dejan imágenes muy bonitas pero también la perdida de alguna vida humana. Parece que sigue siendo una causa perdida el que la gente sea algo más consciente de los peligros que representa el adentrarse en algunos espigones en este tipo de situaciones. Posiblemente, también se podrían tomar más medidas de prevención, como cerrar zonas de los paseos marítimos o espigones en situaciones en las que se han emitido avisos meteorológicos con suficiente antelación. Toda esta teoría es muy bonita pero una y otra vez sigue habiendo gente que quiere acercarse al límite de lo posible cuando los temporales de mar afectan tanto a la costa Cantábrica como al Mediterráneo.

Soria_3feb

En el caso de Soria, las consecuencias de estos temporales que han ido barriendo la península de oeste a este, han sido sucesivas nevadas y la entrada de un flujo bastante persistente de componente oeste que en ocasiones ha dejado rachas de viento muy fuerte. Como ejemplo las rachas de más de 85 km/h que ayer se registraron en puntos como Almazul o La Riba de Escalote o los 58 km/h a los que se llegaron en la ciudad de Soria .

Para explicar las causas de toda esta secuencia de temporales y del tiempo adverso que acarrean, podemos observar en el mapa de presión en superficie la posición de los centros de acción que han marcado y seguirán marcando la situación meteorológica a lo largo de este mes de febrero. En el mapa de la presión en superficie previsto por el modelos HIRLAM para este sábado al mediodía vemos como una amplia área de altas presiones ocupa el Atlántico por debajo del paralelo 40, con presiones alrededor de los 1026 hPa que alcanzan su máximo en el norte de África con un máximo de presión de 1029 hPa. Al norte de este anticiclón se observa una baja profunda que en este caso se centra sobre las Islas Británicas y podemos ver como alcanzará una presión mínima de 948 hPa el próximo sábado. Esta importante diferencia de presión produce un flujo intenso de vientos de componente oeste, en ocasiones fuerte, además de conducir toda una secuencia de perturbaciones hacia el interior peninsular. El largo recorrido del flujo del oeste sobre el mar, además su fuerte intensidad, y combinado en algunas ocasiones con episodios de marea alta, dan lugar a temporales marítimos de una gran violencia.

08022014_12

Esta configuración que analizamos para el sábado es la que de forma persistente hemos tenido durante los últimos días y que continuará conduciendo la entrada de sucesivos frentes que atraviesan la península cargados de humedad (principalmente en la mitad oeste) y por tanto descargando sucesivamente precipitaciones que se van alternando con ratos relativamente tranquilos. Una de las claves para dar severidad a estos episodios es la rápida e intensa profundización que están sufriendo las bajas presiones que se observan en la zona del Atlántico norte, con caídas de presión bruscas en poco espacio de tiempo, lo que han ocasionado los temporales marítimos que se han presentado en España de forma violenta, cosa se podrá seguir produciendo estos próximos días.

Hoy jueves un nuevo frente vuelve a barrer la península de oeste a este y volverá a dejar precipitaciones en Soria al final del día y posiblemente a lo largo de la madrugada, con una cota de nieve que irá bajando poco a poco. Y después de este frente, vuelta a empezar, nuevamente entrada de viento del oeste a lo largo del viernes a la espera de otra perturbación que de cara al sábado y el domingo volverá a dejar nevadas en Soria y un tiempo muy inestable en el conjunto de la península. Esta sucesión de perturbaciones no quedará aquí, porque se mantendrá a lo largo de la semana que viene y en general en los mapas de pronóstico a más largo plazo se observa una persistencia clara de este régimen de vientos del oeste que seguirá conduciendo la entrada de frentes fríos en la península Ibérica.