El tiempo en las Fiestas de San Juan

Ya casi están aquí las fiestas de San Juan y llegan después de un periodo en el que como se comentó en la anterior entrada a este blog las situaciones atmosféricas han sido bien distintas, con episodios de calor alternados con otros de marcada inestabilidad. Sin embargo, parece que a lo largo de los próximos días los mapas de presión en superficie nos presentan muy pocos cambios según avance la semana. El anticiclón que ahora se sitúa sobre el Atlántico, al noroeste de la Península Ibérica, se mantendrá en esa posición a lo largo de todos los días de la fiesta sanjuaneras. Esta posición del centro de altas presiones dejará sobre el norte peninsular una entrada de flujo de componente norte que favorecerá la formación de nubes bajas en el litoral cantábrico que no llegarán a Soria. La parte negativa será que continuará aportando una masa de aire frío que favorecerá que las temperaturas no acaben de remontar.

saca_14

En general el cielo estará bastante despejado a lo largo de todas las fiestas, aunque podrán circular algunas nubes a lo largo del Viernes de Toros, y también el Lunes de Bailas cuando podrían ser más abundantes. Lo más destacado en cuanto al pronóstico serán unas temperaturas más bajas de lo habitual en las fiestas con unas noches bastante frescas y con temperaturas mínimas que seguramente no pasarán de los 10 ºC la mayor parte de los días. Al mediodía las temperaturas tampoco serán excesivamente elevadas y quedarán algo por encima de los 20 ºC. A partir del sábado y sobre todo el domingo las temperaturas empezarán a ascender y el ambiente será algo más agradable debido a la llegada de una masa de aire más cálida que parece que podría mantenerse la próxima semana.

El esperado verano de 2013

A pesar de todas las dudas que últimamente se han planteado sobre la llegada del verano meteorológico, hay un hecho incuestionable y es que hoy empieza el verano astronómico. En concreto a las 7h 04m hora peninsular empezará la estación esperada por muchos, aunque con su llegada se siguen planteando la mayor parte de dudas que han surgido durante la última parte de la primavera acerca de la bonanza o no de este próximo verano de 2013. El verano se prolongará hasta el próximo 22 de septiembre y será entonces cuando podremos sacar conclusiones definitivas sobre la normalidad o no de los próximos meses respecto a los valores climáticos, que muchos ya se han empeñado por adelantado en calificar de fuera de lo normal.

De momento, a lo largo de la última parte de la primavera hemos seguido teniendo la alternancia de episodios de estabilidad y temperaturas altas con otros marcados por la llegada de perturbaciones que han traído algunas tormentas importantes, precipitaciones abundantes y temperaturas más bajas de lo normal.  El claro ejemplo lo hemos tenido en Soria y sobretodo en como se han vivido algunas de las fiestas previas a San Juan en Valonsadero, donde la temperatura en el día del Lavalenguas (8 de junio) no pasó de los 15ºC, mientras que se llegaron a rozar los 30ºC el día de la Compra, nada más y nada menos que 15 ºC de diferencia de una semana a otra.

TmaxSoria_junio

Dentro de esa alternancia de situaciones tan distintas, los últimos días de la primavera nos han seguido dejando episodios meteorológicos extremos, como las importantes crecidas de caudal de los ríos del Pirineo en Aragón y Cataluña. Un episodio, sin embargo, en el que la meteorología ha tenido solo parte de culpa en sus consecuencias. Aunque los más de 100 l/m2 que se acumularon en muchos puntos del Pirineo en menos de 24 horas son precipitaciones extremadamente abundantes, se han visto acompañadas por el importante deshielo que se ha producido en el Pirineo. Y es que la importante cantidad de nieve que aun se acumulaba en la cordillera pirenaica y que debido a las temperaturas suaves de la primavera se ha mantenido durante un periodo más largo que otros años, se ha ido derritiendo a lo largo de los últimos días debido a la subida marcada de las temperaturas y al efecto de estas abundantes lluvias. Estos dos factores han tenido como consecuencia las importantes avenidas de los ríos con todos los destrozos producidos en sitios como Vielha, Arties o Benasque. Como siempre que suceden estas grandes avenidas y vemos imágenes de casas o puentes destrozados, deberíamos también plantearnos si muchas de esas casas no están construidas en terrenos fácilmente inundables y cómo podríamos mejorar eso en el futuro. El problema es que esas imágenes se siguen repitiendo en diferentes lugares y parece que se avanza muy poco a poco en su prevención.

Dejando a un lado lo que ha sido esta pasada primavera, el verano empezará con la posibilidad de algunas precipitaciones a lo largo del viernes. Sin embargo, los siguientes días del verano 2013 parece que se caracterizarán por una cierta estabilidad, pero eso sí, con unas temperaturas que se mantendrán por debajo de los valores que se podrían esperar para esta época del año. Esta tendencia a cierta estabilidad y a unas temperaturas algo por debajo de la media climática parece que se mantendrá durante los primeros días de las fiesta de San Juan, aunque como aun quedan muchos días mejor ese pronóstico lo concretamos más adelante, cuando se vayan teniendo más datos.

 

El mayo más frío desde 1984

Parece que el año 2013 continua empeñado en alejarse de la normalidad climatológica, y después de un mes de marzo excepcionalmente lluvioso, en el caso del mes de mayo han sido los valores de temperatura los que quedaron por debajo de los valores normales.

TmayoYa tenemos el resumen definitivo del mes de mayo que ha elaborado AEMET, y éste nos viene a confirmar el pasado mes como más frío de lo normal. Especialmente frío ha sido mayo en la mitad norte peninsular, donde las anomalías de temperatura respecto a la media climática han llegado ser de entre 2 y 3ºC. En el conjunto de España la temperatura media ha quedado 1,3 ºC por debajo de la temperatura media normal y el mayo de 2013 ha registrado la temperatura media de un mes de mayo más baja desde 1984. En algunos puntos del norte de España, como Santander, no se había registrado un mayo tan frío desde 1951 (primeros datos de su serie). Según los registros históricos, ha sido el quinto mayo más frío en Castilla y León después de los meses de 1984, 1951, 1983 y 1946. En el caso de Soria la temperatura quedó más de 2ºC por debajo de la media.

Esta situación vino causada por las sucesivas entradas frías que se produjeron a lo largo de la segunda mitad del mes. A partir del 15 de mayo solo en la estación de Arcos de Jalón se registraron temperaturas máximas de más de 20 ºC, fue el 26 de mayo, cuando el mercurio llegó a marcar 21,3 ºC. Las temperaturas por encima de los 20ºC sí que habían aparecido de forma más habitual hasta el día 14 del mes. También durante esta segunda parte de mayo volvieron a aparecer las heladas de forma más frecuente, ya que hasta el día 14 se habían presentado de forma muy local.

Los valores medios TMayode las temperaturas en la provincia marcaron valores alrededor de los 14 o 15 ºC de máxima, más altos en Morón de Almazán donde la media de las máximas fue de 16,4 ºC, y entre 3 y 4º C por lo que respecta a la media de las mínimas, todos estos valores por debajo de los normales. En la ciudad de Soria, los valores medios tanto de máxima como de mínima (14,9/3,6 ºC) quedaron muy por debajo de sus valores climáticos (18/5,8 ºC). De hecho solo en 8 días del mes se llegaron a superan esos 18ºC que marcan la temperatura media máxima en el mes de mayo en la capital.

PMayo

En el caso de la precipitación, se han acumulado en general cantidades por debajo de la media. En la mitad norte de la provincia los valores acumulados suponen entre un 50 y un 75 % de los registros normales, mientras que en el resto los valores han quedado más cercanos a los normales, incluso superiores a la media en el sudoeste. Ha sido únicamente en el sur de Soria donde las lluvias dejaron cantidades por encima de los 70 l/m2. En la estación de Soria la precipitación recogida fue de 46,4 l/m2, lo que supone aproximademente un 75 % de lo que suele llover en el mes de mayo. Eso sí, el número de días de precipitación no fue tan diferente a otros años.

Este mes de mayo con un ambiente más frío de lo que nos tiene acostumbrados, ha dado pie a intensos debates sobre como será el verano del 2013, como ya comentamos en la anterior entrada a este blog. A lo largo de los últimos días las temperaturas han experimentado una tendencia ligera alza que las ha situado en unos valores más normales para la época. Sin embargo, en los próximos días la inestabilidad volverá a aparecer sobre la Península y las temperaturas volverán a sufrir algunas oscilaciones.