TIERRA DEL FUEGO, TEATRO PARA PENSAR, DISFRUTAR Y EMOCIONARSE

Ánimo sorianos,

que vengan los de Els Joglars y en su Zenit hagan una crítica moderada y trivial de los medios de comunicación, con una puesta en escena chula y currada (genial el repaso a la Historia de la Humanidad a ritmo de Tchaikovsky), con unos actores currantes y profesionales (yo he descubierto a un sensacional Julián Ortega), pero (como dice mi amiga Luisa) no nos hagan reír, no es el fin del teatro. Todos aquellos que os hayáis sentido decepcionados, porque esperabais más y mejor, solo tenéis que esperar a mañana jueves 27 de abril, a las 20:30 horas y, tras 75 precisos, concisos e intensos minutos, saldréis reconciliados de nuevo con el TEATRO EN MAYÚSCULAS.

Tierra del fuego

Tierra del fuego, de Claudio Tolcachir sobre un texto de Mario Diament con Alicia Borrachero, Ben Temple, Abdelatif Hwidar, Juan Calot, Malena Gutiérrez y Hamid Krim, es una de las propuestas teatrales que más ha gustado al público español y también argentino (incluso en Broadway ha sido un bombazo protagonizado por Frances McDormand) este año pasado y en lo que llevábamos de 2017.  De verdad que nadie va a echar de menos a Albert Boadella. Mis amigas, Oti y Yolanda, que tienen un mejor criterio teatral que el mío no se la van a perder. Cuesta 18€ (pero con distintos descuentos solo 9€).

La obra tiene su miga y, a más de uno, se le atragantará, porque tiene mucho que reflexionar, discutir, opinar y hablar después con unas cañas. Los actores, algunos con muy poco papel, cumplen su cometido con creces y, por ejemplo, Malena Gutiérrez con su monólogo te encoge el alma. No viene Tristán Ulloa, que es más mediático que Ben Temple, pero no sé si por la relación personal de este con Alicia Borrachero también en la obra ese matrimonio adquirirá más realismo (yo la vi con Tristán, a ver con Ben). Alicia, en este papel protagonista, está a la altura de las grandes del teatro como La Machi o Amparo Baró (lo debió aprender junto a ellas en Agosto de Gerardo Vera, quizás la obra más impresionante que he visto en mi vida).

Borrachero

Para mí es un día de fiesta. En mi ciudad voy a poder mirar actuar, por primera vez, una obra del gran Claudio Tolcachir. Desde que vi su bizarra y genial propuesta La omisión de la familia Coleman, me convertí en su ‘perseguidor absoluto’ y creo que no me he perdido ninguna de sus obras estrenadas en España (las suyas y las dirigidas por él). Tengo pendiente, y espero no morirme antes, el ir a ver teatro a Buenos Aires (aunque no sea de Tolcachir).

Tolcachir

De verdad, no dejéis pasar la oportunidad de disfrutar de un teatro inteligente, exigente, relevante y necesario. Ojalá se llene el teatro de sorianos que tienen claro cómo actuar ante un hecho que les altere o les cambie la vida como el que le sucedió realmente a esta azafata israelí en Londres en 1978. Ojalá vayan a La Audiencia sorianos que consideren que lo que ellos dicen y hacen es lo mejor y más conveniente para todo el mundo que les rodea. Ojalá los espectadores sorianos de Tierra del fuego sean de esos que creen que solo hay una verdad y que esta es absoluta… Ojalá Tierra del fuego nos cambie un poco o un mucho. Seguro que será para bien y se lo tendremos que agradecer a textos como este y al teatro.

A falta de que a La Audiencia nos puedan traer Incendios de Mario Gas y Nuria Espert (si podéis iros a verla al Teatro de La Abadía antes, después o en los sanjuanes), Tierra del fuego es la mejor opción para disfrutar de un teatro que no es de evasión y de puro entretenimiento. Es un teatro cargado de verdad, con mucha emoción, empatía y perspectiva.

Que la disfrutéis y la rumiéis mucho después

Por cierto, hay por ahí una obra de teatro que se llama La mirada del otro de Proyecto 43-2 que sería un estupendo complemento a esta Tierra del fuego para comprobar que nada hay absoluto y que el hablar es lo mejor que el ser humano ha desarrollado en su existencia. A ver si Jesús Bárez me lee esto y toma nota. Me consta que a él estas propuestas le atraen.

La mirada del otro


Yolanda, que ya vio Tierra del fuego conmigo (11 de junio de 2016), dice que me he puesto muy trascendental y exagerado, que no es para tanto. Vedla y decidid a quien le dais la razón, si a ella o a mí. Solo vale que os decidáis por uno.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación para publicar el comentario *