‘INVERNADERO’, MUCHAS GANAS DE UN PINTER EN SORIA

Gran noche de teatro la que nos espera hoy martes, 4 de abril, en La Audiencia, a las 20,30 horas, por 18€ (9€ con descuento), durante casi dos horas, gracias a Mario Gas que dirige a Gonzalo de Castro, Tristán Ulloa, Jorge Usón, Isabelle Stoffel, Carlos Martos, Ricardo Moya y Javivi Gil Valle en una obra del Premio Nobel de Literatura, Harold Pinter, llamada Invernadero.

Cartel-Invernadero-568x800

Ya le tenía yo ganas a una obra de Pinter aquí en Soria. Supongo que alguna se habrá representado, pero no lo tengo claro ni tiempo para buscarlo. En Madrid, últimamente podemos encontrar propuestas más o menos fieles (cuando vivía exigía que así fuera) y más bien hechas con pocos medios, aunque con mucho talento. Sin buscar fechas, creo haber visto en los últimos seis años montajes, unos más acertados que otros, de Traición, de Celebración, de El montaplatos y de Tierra de nadie. Con este párrafo parece que quiero fardar de cultureta inglesito progre pinteriano, pero, en realidad, le tengo ganas porque siempre que veo una obra suya, no sé si me he enterado de lo que me ha querido contar. Es lo que tiene ‘estar podrido’ de teatro. Supongo que quien estuviera en la Cervantina y no me conozca diría que soy un poco gilipollas y quien lea esto sin haber estado en la obra de Ron Lalá, también. Como me dicen los pocos que me leen, para eso es un blog, para poner tus neuras y tus delirios teatreros.

Bueno, que lo que quiero es animar a que la gente vaya a La Audiencia (aunque juegue El Atlético en La Champions). El Invernadero que ha montado Mario Gas para el Teatro de La Abadía es una superproducción (creo que no exagero) con una escenografía impresionante y unos actores de primerísimo nivel. Todo un lujo para nuestra ciudad. Va a ser una de sus últimas representaciones (acaban el día 17 de abril). La obra se estrenó hace más de un año y ha estado de gira por toda España (con su parón estival) y viene de su reposición (pocas repiten) en La Abadía en esta temporada 2015-16. Además, creo recordar en una entrevista a Gonzalo de Castro en el programa No es un día cualquiera que es un proyecto auspiciado por él y otros valientes que han creado una productora teatral (Teatro del Invernadero) con otros futuros proyectos ilusionantes.

Invernadero Actores

La obra se sitúa en un lugar indefinido y misterioso (quizás un sanatorio) donde van a parar los que no piensan o actúan como el mundo quiere. Es un lugar de rehabilitación, nada amable. Y lo mejor es que todo está tratado en tono de comedia casi como de película de los Hermanos Marx, pero con un trasfondo desasosegante e inquietante que el espectador debe deducir y descubrir. Muchas veces (que yo soy muy simple) es lo que me cuesta ver en los textos de Harold Pinter. La obra no es fácil de mirar actuar, hay que rebuscar en lo que nos proponen e ir más allá de lo que se ve en escena. Las obras de Pinter están cargadas de poder, política, denuncia, protesta, abusos, acidez, tensión… A mí me dejan noqueado esos silencios interminables que dicen tanto como las palabras.

Le tengo ganas a Invernadero porque lo ha dirigido Mario Gas. Para mí es Dios-director, pero lo último que he  visto suyo Sócrates. Juicio y muerte de un ciudadano no me cautivó lo suficiente, aunque estuviera un Dios-actor como José María Pou en el elenco. Es que la obra, como dijo mi amigo Paco, parecía de manual de COU.

Mario Gas

Le tengo ganas a Invernadero porque voy a mirar actuar de nuevo, en el teatro, a Gonzalo de Castro. Ya sabéis que la vida no me da para ver series, pero a este hombre lo recuperé en 2012, primero viéndolo en Luces de bohemia de Lluis Homar y después en El inspector que hizo Miguel del Arco (me lo perdí en Deseo, cachis). En las dos me quedé prendado de sus múltiples registros y de su gran presencia escénica. Aquí, en Invernadero debe hacer un papelón de miedo. Por cierto, a Gonzalo de Castro ya lo hemos disfrutado en La Audiencia varias veces, por ejemplo, el 8 de abril de 2005 en Últimas palabras de Copito de Nieve (en esta también hacia de guardián), pero siempre lo recordaré, el día 9 de octubre de 2003 (bueno, he tenido que buscar la fecha), cuando representó Como en las mejores familias, una de esas obras que han hecho que yo sea un forofo del teatro.

Como en las mejores familias

Le tengo ganas a Invernadero porque creo que no he visto nunca a Tristán Ulloa sobre un escenario. ¿Será posible? Estoy haciendo memoria, pero solo me vienen a la cabeza pelis, desde Mensaka hasta Altamira y su Pudor. Eso sí, lo tuvimos en La Audiencia en alma y puro sentimiento dirigiendo un texto de su pareja, Carolina Román, En construcción (6 de febrero de 2014), una de las mejores obras que han pasado por nuestra ciudad en los últimos años. ¡Lo que me gustaría poder hablar, después de la obra, con él para preguntarle por la nueva de Tolcachir, Tierra de fuego, y si hay alguna posibilidad de que Adentro, la nueva de Carolina Román, venga a Soria!

Tristán Ulloa

Y le tengo ganas a Invernadero, por volver a deleitarme con Isabelle Stoffel aquí en nuestra ciudad. En el verano de 2013 (el 18 de julio) nos subió la temperatura con La rendición, provocando todo un escándalo a los que fueron a pasar el rato a ver una obrita de teatro al Patio del I.E.S. «Machado». Tanto nos gustó que Jesús Bárez la volvió a traer, al verano siguiente (8 de agosto), con Traspasada. Lo malo es que hubo tormenta y tuvo que hacer su representación en el claustro del instituto.

Coño, si es verdad que en el Patio del Machado en 2013 vimos un Harold Pinter, El amante (e incluso escribí sobre ello, pincha aquí para recordarlo). De esas producciones pequeñas, no a lo grande como este Invernadero de Teatro del Invernadero.

El amante

Hay que verla. No todos los días hay teatro que nos hace pensar, que critica, que estimula… tan prestigioso y tan intelectual con actores televisivos en Soria.

 Y después unas cañas para comentar la obra. Pero cuando vuelva a casa me veré este coloquio montado, cuando hace poco actuaron en Barcelona, en el Teatro Lliure. Es que seguro que no me entero de todo lo que Pinter me quiere contar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación para publicar el comentario *