¿CUÁL ES LA DISTANCIA CON TUS PRÓXIMOS?

Llevo dos meses recomendando que se compren entradas para Distancia siete minutos, la obra que este jueves, 26 de marzo, a las 20,30 horas, por 15€ (7,5€ con descuento), podremos mirar actuar en el Palacio de La Audiencia. La verdad es que no he tenido ningún éxito (hoy miércoles, a las 6 de la tarde, hay compradas unas 10 entradas, 5 por mí), pero como creo que merece la pena y soy un poco pesado, insisto.

Distancia siete minutos

En Madrid, José Luis Gómez y el Teatro de la Abadía siempre programan unos espectáculos que tienen algo y este es uno de ellos. En la Temporada 2013-14, durante un mes, Distancia siete minutos de la compañía Titzina se estuvo representando en la capital y todos los críticos madrileños se rindieron ante Diego Lorca y Pako Merino quienes escriben, dirigen y actúan en esta singular obra de teatro.

Aquí en Soria ya hemos tenido la fortuna y la dicha de ver a estos dos genios del teatro. Para mí, ya lo dije, hace un mes, son los Faemino y Cansado del siglo XXI, pero a ver lo que piensan ellos, porque además creo que son más profundos y sus temas tienen más filosofía y vida y menos absurdidad que los de esos famosos grandes cómicos. Seríamos unas cuarenta personas quienes nos quedamos con la boca abierta ya hace cuatro años cuando nos trajeron a Soria su trabajo anterior, Exitus (10 de marzo de 2011). Entonces, le daban un repaso al tema de la MUERTE haciéndonos reír y reflexionar sobre ese tema, no sé por qué, tabú. ¿Todos quienes  vieron aquella obra, sabrán que de nuevo están en Soria?

Exitus

Estos chicos vienen de aprender a hacer teatro en la Escuela Internacional de Teatro Jacques Lecoq. Eso son palabras mayores dentro del teatro mundial. El otro día viendo Agujas y opio del escenógrafo teatral más importante del mundo, Robert Lepage, me venía a la cabeza el trabajo de estos dos actores. Sus obras son poesía delicada,  son tragicomedias de la vida cotidiana con los temas que nos rodean y nos preocupan. Además de la muerte tratada en Exitus, en sus obras anteriores (que no he visto, aunque sigo persiguiéndolas allá donde estén grabadas) trataron la locura (Folies à deux) y la guerra (Entrañas).

En Distancia siete minutos como dicen en su programa de mano, se plantean una disección quirúrgica de las relaciones humanas. Han trabajado la felicidad y la infelicidad a partir de lo cotidiano que para ellos es lo universal. Con sentido del humor y un toque exquisito de acidez nos exponen la vida de un joven juez que debe volver a vivir con su padre viudo hasta que en su casa se solucione el problema banal causado por una plaga de termitas. No es un teatro fácil, pero nos ayuda a plantearnos a qué distancia de nosotros están los seres humanos con los que convivimos. No es un teatro de conclusiones, pero sí nos ayuda a pensar en nuestros sentimientos para con los demás. Es un teatro con una interpretación virtuosa, precisa, expresiva y contenida como decía Javier Vallejo en El País. Nos cuestionan las relaciones entre un padre y un hijo cercanos en el espacio, pero muy alejados tanto como el robot espacial Curiosity en Marte.

Bravo por los programadores de La Audiencia al elegir una obra en la que no hay famosillos y que se sabe que no va a vender muchas entradas, pero que es un teatro de calidad y de prestigio, aunque no sea convencional y comercial. Gracias por acercarnos un teatro para emocionarnos y reflexionarnos. Con unas cañas obligatorias después.., esto es mejor que cualquier psiquiatra.

Dejo aquí un vídeo de dos minutos con la opinión de algunos espectadores, aunque es mejor que no lo veáis antes y vayáis. No os arrepentiréis.

 

Apuntes de cine

No sé si ha sido el destino o la casualidad, pero el lunes vi con agrado, emoción y tranquilo sosiego Loreak (Flores) de José María Goenaga . Esta ha sido una de las películas más destacadas (con razón) de este año cinematográfico, aunque no se haya podido ver en muchas salas, tampoco en Los Lara. Por su estilo y calidad se programará el próximo curso en el Cineclub de la UNED, pero no es una peli que no se pueda ver en una buena tele con los contrates de color adecuados para ver la preciosidad de la multitud de ramos de flores. En Filmin, por 2,95€, la ofrecen en HD y por supuesto en euskera con VOSE (no recomiendo la versión doblada del DVD que vendía El País).

Loreak

Y decía destino, ya que los temas de esta atractiva película coinciden con los de Distancia siete minutos. Las relaciones con nuestros seres queridos más cercanos, lo que no sabemos o no queremos ver en ellos, lo que supone hablar o callar en las relaciones cotidianas y ya hastiadas, el conocer con el que vives o empatizar con quienes compartes trabajo o amistad, nuestra actitud hacia nuestros seres cercanos según las circunstancias de la vida, la memoria, la muerte… Estoy seguro que Pako y Diego, si han visto esta peli, habrán descubierto, en ella, muchos de los temas que trabajan con delicadeza y poesía en sus composiciones teatrales.

Mejor programa doble de teatro y cine no se puede plantear para este jueves ‘primaveral’ soriano. Aunque yo le tengo muchas ganas a Cenicienta de Kenneth Branagh. Esa sí que es para verla en el cine, Los Lara, en una pantalla en condiciones y un sonido surround, incluso con palomitas. Lo de la VOSE no insisto, que luego me llaman pesao.

Cenicienta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelva la operación para publicar el comentario *