ESTA SEMANA EN SORIA, GRAN TEATRO DE ERNESTO CABALLERO, GERARDO VERA Y DANIEL VERONESE

Los sorianos han vuelto al teatro. Si echas un vistazo a las entradas vendidas para las obras de teatro de esta temporada, ves que, hasta el jueves lardero, la gente ha decidido en masa mirar actuar en La Audiencia. (Que alguien ponga un comentario diciendo que soy muy positivo porque no estuve viendo La Celia). Obras como Atchúusss!!!, que vimos el día 2 de febrero, hacen una buena cantera de espectadores. Unos se rieron mucho, otros menos, pero todos los sorianos que la vieron disfrutaron de unos actores espléndidos y de una puesta en escena cuidada y preciosista. Vamos, que es muy posible que sigan yendo al teatro, aunque no sean habituales (siempre y cuando los actores sean famosos).

Reina Juana

Esta próxima semana tenemos dos representaciones que no defraudarán a ninguno de los que llenaron La Audiencia estos días pasados con Atchúusss!!!, con el Ballet Imperial Ruso o con la Ópera Tosca. El martes, 21 de febrero, Reina Juana, monologazo de una apabullante Concha Velasco, a las 20:30 horas, durante 90 minutos, por 18€ (9€ con descuentos) y el jueves 23, Invencible, del siempre eficaz director teatral Daniel Veronese, en la que salen Maribel Verdú y Pilar Castro (aunque a mí, quienes más me gustaron fueron Jorge Calvo y Natalia Verbeke), también a las 20:30 horas, durante 90 minutos, por 18€.

InvencibleInvencible Natalia

A La Velasco la hemos visto en Soria varias veces, que yo recuerde, el 29 de marzo de 2006 con un grandioso montaje de Filomena Marturano y el 6 de octubre de 2015 con Olivia y Eugenio. Yo, también, la he perseguido en La vida por delante (17 de mayo de 2010, en Logroño), Hécuba (16 de marzo de 2014, en Madrid) y esta Reina Juana (23 de julio de 2016 en Olite)  que voy a mirar actuar gustosamente por segunda vez.

Ya casi no hay entradas para disfrutar de una actriz que al final de sus setenta está mejor que nunca. No sé si llegaré a tener 77 años, pero si pasa, solo quiero poderme tirar al suelo o moverme y tumbarme tan bien como lo hace Concha Velasco. Lo que ahora, con treinta años menos, no soy capaz es de saber decir un texto durante hora y media  y colocarme en el lugar preciso para que la luz no se pierda encima del escenario, por eso me siento en el patio de butacas y miro actuar que es lo que sí se hacer (solo mirar, interpretar y decir por qué o no me ha gustado es otro cantar).

Pensaba, tras alucinar con Hécuba, que esta señora no podía superarse y casi me lo demostró con Olivia y Eugenio (cuando la vimos en La Audiencia le faltaba voz y no parecía cómoda en el escenario, quizás arrastraba todavía secuelas de su grave enfermedad), pero, este verano en Olite, vi a una actriz joven, ilusionada, valiente y majestuosa disfrutando de una parte de nuestra historia, aunque sea la de la vilipendiada Juana La Loca. No sé si Concha Velasco se habrá vuelto también loca con todas esas conversaciones que tiene con todos los personajes virtuales para dar sentido a uno de los monólogos más impresionante del teatro español reciente. Si un porcentaje alto lo tiene quien ejecuta la obra, quiero destacar la importancia sublime de Gerardo Vera (el director de la obra) y de Ernesto Caballero (autor del texto). No sé si sabéis quien es este último, pero dentro de dos o tres siglos se le estudiará en los institutos por sus textos y sus puestas en escena de los grandes momentos de la historia de España. Uno de estos es su Reina Juana (o también El laberinto mágico y su próxima obra La autora de Las Meninas que va a hacer con La Machi). No os asustéis pensando que la obra va a contar, como vimos en la serie Isabel, las movidas palaciegas de unos reyes caprichosos y egocéntricos, Ernesto Cabellero, a través de esta Juana del siglo XVI, nos habla magistralmente de temas actuales como «la intolerancia religiosa, la corrupción política o la ambición desmesurada». Es verdad que no hay que ir al teatro para deleitarse con estos temas (véase el telediario), pero cuando todo esto está contado por una gran actriz e iluminada y dirigida por uno de  los grandes directores teatrales españoles como Gerardo Vera, quien se lo pierda es que le da igual el Caso Nóos o si fue campo atrás (como dice Colmenarejo en la COPE).

CaballeroGerardo Vera

Juana La Loca murió con 76 años, ahora Concha Velasco con 77 le da vida, no llegues a esos años sin haber visto a esta grandísima actriz y sin conocer tu historia pasada y actual. Y después al Castellano a tomar unas cañas y ver que hace el Atlético en La Champions, que hacemos a todo.

Y el jueves lardero, si tienes o no tienes gato y si tus vecinos son peculiares, no dejes de ver Invencible.

Si eres mentiroso, pero dices muchas verdades, si cambias de opinión cada vez que te conviene, si te gustaría tener un adosado en un barrio tranquilo, si crees que hay lucha de clases en nuestra sociedad, si no tienes claro si te gusta tu vecina o tu vecino, si harías algo de lo que después no sabrías si arrepentirte o no, si prefieres a tus vecinos antes que a tus amigos del jueves lardero…, Invencible es tu obra.

Veronese

No sé si visteis la última obra de Daniel Veronese, aquí en La Audiencia, Bajo terapia (yo persigo todo lo que hace, en España, desde su fascinante Mujeres soñaron caballos). Si Bajo terapia te sorprendió, esta también te gustará, si te la perdiste, no dejes pasar Invencible. Este director teatral argentino va de éxito en éxito y, si además se lo monta con Maribel VerdúPilar Castro (Natalia Verbeke), Jorge Bosch y Jorge Calvo, puede llenar teatros, aunque sea un jueves lardero. Esta vez me quedo con el chorizo y el huevo (si los encuentro), aunque me gustaría ver a Pilar Castro a quien sustituía una exuberante y cachonda Natalia Verbeke cuando yo los vi en Logroño el 30 de septiembre de 2016. Por cierto, yo no conocía a Jorge Clavo (no sé si sale en alguna serie), pero descubrí un actorazo, una bomba, a lo Alberto Velasco (los dos de Valladolid, como Concha Velasco).

Jorge Calvo

Apuntes de cine

Hace un mes que no voy a Los Lara, sigo resistiéndome a ver las pelis dobladas. Es verdad que, en esta vida contradictoria mía, veo pelis como Múltiple en VOSE en Los Verdi en Madrid, pero las pantallas son un poco más grandes que mi tele. La perfección absoluta e idílica sería que aquí en estas pantallas que tienen Los Lara se pudieran proyectar en VOSE los estrenos más impactantes. Aunque me llamen pesao, seguiré insistiendo. Mi última experiencia orgásmica, cinematográficamente hablando, fue estas navidades en Barcelona, en los Phenomena Experience viendo, en un superpantallón y en VOSE, Assassin’s Creed. Tengo que preguntar a Mercedes, la gerente de Los Lara, el tamaño de la pantalla de la sala más grande de Las Camaretas, igual es como la de los Phenomena (pantalla 15 x 6,27m microperforada).

Phenomena