A REÍR CON ‘MISIÓN FLORIMÓN’ Y OTROS DESVARIOS TEATRALES

Mañana, martes 19 de abril, a las 20,30 horas, en La Audiencia, durante 90 minutos y por 15€, Misión Florimón, obra producida por Yllana con José Carrillo, Cristina Goyanes, Santiago Molero, Jesús Cabrero y Marcelo Casas.

Misión Florimón

Esta es de esas obras que me encanta que las traigan a Soria, porque no pagaría gasolina por ir a verlas. Son de esas obras que se salen del arquetipo y del gusto de un teatrero cultureta progre que disfruta, por ejemplo, con Jan Fabre y su obra de 24 horas continuas llamada Monte Olimpo. No es broma, se hizo el mes pasado en Sevilla en el Teatro Central y los espectadores tras todo el día metidos allí viendo tragedias salieron ESTAXIADOS. Me hubiera gustado vivir esa experiencia, pero ya no había entradas cuando me decidí.

Por cierto, vendo dos entradas para ver La Celestina que ha hecho la Compañía Nacional de Teatro Clásico con José Luis Gómez travestido. Son para el día 14 de mayo, sábado, en Logroño en el Teatro Bretón. Si alguien las quiere que me lo diga o ponga un comentario a esta entrada en este blog y yo, sin publicarlo, me pongo en contacto con él o con ella. Cada entrada vale 19€ (no 22€ que cuestan en la taquilla) y aseguro que son las mejores butacas posibles de todo el Bretón, porque están en la Fila 5, asientos 1 y 3 (pasillo central).

La Celestina

Como pasó el otro día con Buena Gente, en Misión Florimón también el elenco ha variado con respecto al que la representaba en Madrid ya hace más de un año. A nuestra ciudad no viene Vanesa Romero a quien la sustituye Cristina Goyanes ni tampoco Canco Rodríguez, sustituido por José Carrillo. Para mí, lo mismo me da, Canco debe ser muy famoso por la serie Aída y Vanesa Romero, muy televisiva, pero yo nunca los he visto. Ya sabéis que las series y la televisión (exceptuando La 2, Historia de nuestro cine) es algo que no sigo. Para mí los actores son actores cuando lo demuestran encima de un escenario. Craso error cultureta progre y pedante mío.

Misión Florimón ha sido una obra teatral francesa que ha triunfado allí donde no quieren a Nadal ni a Gasol y que se ha adaptado para los espectadores y los escenarios españoles. Quizás el referente que a mí más me atrae para disfrutar de esta obra es encontrar en ella las situaciones y los anacronismos, las canciones y las marcianadas que todos recordamos de la astracanada La venganza de don Mendo. Me conformo con que se parezca un poco. Aquí en Soria ya conocemos (todos los años las disfrutamos) las producciones de los Yllana (en mayo también viene The Gagfather), así que la risa, el barullo y el buen rato están garantizados.

The gagfather

Especial atención pondré en mirar actuar a Santiago Molero. Es una de las dos patas (la otra es Rulo Pardo) de la Compañía SeXpeare quienes han hecho un Rinconete & Cortadillo con texto de Alberto Conejero (el autor teatral de moda, ahora) que ha triunfado en los Teatros del Canal hace poco más de un mes y que ya me gustaría que lo disfrutáramos en La Audiencia. Por favor, Santiago no te vayas de Soria sin dejar cerrada fecha para después del verano. Es de esas obras para llevar a los alumnos y que se culturicen sin llegar a la pedantería de su profesor progre que no sabe quien es Vanesa Romero.

 CortadilloSantiago Molero

Por cierto, la obra por la que daría dinero para que viniera a Soria es Hullu de la compañía The Blick Theatre. Desde que la vi este otoño en Logroño estoy prendidamente enamorado de ella. Como persigo a la compañía por las redes sociales, he visto que vuelven a España en ¡¡¡¡2017!!!! Estarán el viernes 19 de mayo en el LAVA de Valladolid. SI ALGUIEN LEE ESTO, QUE NO DEJE DE VERLOS Y SI ES POSIBLE QUE NOS LA TRAIGAN A SORIA, supongo que los costes de desplazamiento se podrían atenuar, aunque no creo que sean baratos (incluso no sé si caben en La Audiencia). MERECEN MUCHO LA PENA, de verdad. ¿Me seguirá gustando tanto el teatro en 2017?

Hullu Breton

Vayamos a La Audiencia este martes a reírnos con Misión Florimón y olvidemos nuestros pesares y todos los problemas de este interminable invierno. Además, no hay Champions (jodido lo tenemos el día 3 de mayo, martes, para ver El amor es pa na que coincide con la vuelta del Atlético-Bayer; le envié un tuit a Alex O’Dogherty a ver si podía empezar su espectáculo dos horas antes, pero no me ha contestado, supongo que no le gustará el fútbol o que yo soy un rayado trastornado –quizás no le falte razón-). Además, mañana martes dicen que va a llover y lo de las cañas se puede dejar para después. P.J.L. Domínguez en la Guía del Ocio dijo que Misión Florimón era de lo peor que había visto y que era una función HO-RRI-PI-LAN-TE. Pero, bueno, también puso a parir a los Ron Lalá y nos lo pasamos estupendamente contagiándonos del virus Cervantina.

‘BUENA GENTE’, CON DISTINTO REPARTO, SIGUE SIENDO BUENA GENTE

Estoy mirando actuar tanto y tan buen teatro últimamente que cada vez tengo ganas de más. Así que no me voy a perder, hoy jueves 7 de abril, a las 20,30 horas, en La Audiencia de Soria, por 18€ y durante 100 minutos, Buena gente, una obra del Premio Pulitzer, David Lindsay-Abaire, que ha sido aclamada por la crítica y por el público en Broadway y que aquí en España la ha versionado y dirigido David Serrano.

Buena gente 2

En esta última semana he visto Caída libre de Sharon Fridman, el Premio Max 2015 de Danza, quien se la encuentre que no deje de asistir a 50 minutos de contacto físico vertical e intenso, extenuantemente maravillosa e increíblemente emocional. Me he meado de risa con la última obra de San Alfredo Sanzol, La respiración, que por favor la traigan a Soria, que tengo que seguir buscando el sacacorchos y de nuevo ver a La Mencía, una actriz en estado de gracia en ese delirio sanzoliano. El martes nos deleitamos con la gran interpretación de Gonzalo de Castro y de Tristán Ulloa (también de Jorge Usón y Carlos Martos), además, en las obligatorias cañas posteriores, mi amiga y compañera filósofa María Jesús me explicó lo que Harold Pinter quería contarnos y me supo mucho más ese Invernadero dirigido por Mario Gas. Chus me hizo ver la crítica que Pinter hace de la banalidad del ser humano, de las insustanciales relaciones entre las personas y lo estúpidos que son los hombres que anteponen el poder y el dominio ante la seducción y el compromiso. Toma ya. Y tengo pendiente antes de que acabe la semana, además de Buena Gente, Hamlet en versión de Miguel del Arco, Ruz-Bárcenas con los grandes  Pedro Casablanc y Manolo Solo y Así que pasen cinco años, producción del Centro Dramático Nacional a cargo de Atalaya Teatro. Toma ya.

HamletRuzAsi que

Con Buena gente me apetece sentir algo más liviano que un Pinter, menos aparatoso que la Danza-Contact, casi igual de dramático que un Shakespeare, tan dispar a la realidad sanzoliana y tan fiel a la vida como los personajes de Casablanc y Solo.

En Buena gente veremos a personas como nosotros, con problemas y circunstancias habituales, situaciones creíbles y cotidianas, a personajes cargados de humanidad y autenticidad, a amigos de esos que para que quieres tener enemigos. Quizás podamos ir poniendo nombres nuestros conocidos a los distintos personajes que aparezcan. Quizás podamos ‘sufrir’ viendo a los demás pasarlas canutas.

Siempre me ha gustado lo que ha hecho Verónica Forqué en el teatro, quizás en el cine menos, no sé. Tal vez sea por lo bien que elige las obras teatrales. Solo hay que recordar la esplendida Shirley Valentine que vimos en La Audiencia la última vez que estuvo aquí (el 3 de abril de 2012). Un monólogo de hora y media intenso, apasionado y con una variedad de registros actorales para quitarse el sombrero. También fue memorable La abeja reina (el 12 de noviembre de 2009), aquella vez acompañada del gran Miguel Rellán (por cierto, ¿no podrían traer a nuestra ciudad Novecento, el monólogo que se marca este actorazo y con el que está triunfando en Madrid?). Verónica Forqué domina el escenario incluso recitando, me encantó Así es, si así fue cuando la vi hace dos años en Olite junto a Juan Fernández, su partenaire en esta Buena gente.

La obra se estrenó en Madrid a comienzos de 2015 y tras casi año y medio llega a nuestra ciudad con el reparto bastante cambiado y ampliado, creo. Aquí en Soria no veremos Susi Sánchez ni a Pilar Castro, sino a Carmen Arévalo (la madre de Daniel Sánchez-Arévalo) y a Carmen Balagué, además de Inge Martín. La verdad es que no sé si las he visto actuar alguna vez. Siempre hay una primera. Veremos.

Y yo que, por no leer bien el programa que han buzoneado tarde como siempre, había escrito esto. Bueno lo dejo, qué más da.

Buena gente 1

Es un lujo ver y sacarse una entrada cerca de esta gran dama del teatro, pero esta vez estoy ilusionado por mirar actuar a sus dos compañeras de reparto: Susi Sánchez y Pilar Castro. La primera (no sé si ha actuado alguna vez aquí en nuestra ciudad) ganó el Premio Max de Teatro como Actriz de Reparto el año pasado por su papel en Cuando deje de llover. No sé si tiene bolos todavía, pero es de esas obras inigualables que ves y te hacen ser un forofo teatral, quien tenga oportunidad de verla que no la desaproveche. Estoy seguro que me gustará su papel porque será muy distinto de Gabriela o de Irina de Los hijos se han dormido de Veronese. ¡Cómo me gustaron esas dos interpretaciones suyas!

Pilar Castro (creo que en Soria es su primera vez) me atrae por su versatilidad. Puede ser una mujer sofisticada y a la vez descerebrada, como la mujer del alcalde en El inspector de Gogol o una mujer natural e increíble como en sus cortos El premio o 9. Hay veces que me parece guapísima y deseable y otras insufrible y fea, …y no sé si es por su naturalidad o porque se curra estupendamente sus papeles. Muchas ganas de mirarla actuar desde la fila 2 (esta vez me he sacado la entrada un poco más cerca).

De los chicos que acompañan a estas GRANDES decir que a Diego Paris no lo he visto actuar y de Juan Fernández os remito al Heraldo de Soria de ayer martes en el que se habla de él y de su paso por Soria, la última vez con El nombre de la rosa (el 6 de noviembre de 2014). Qué alegrón me llevé ayer al leer en un periódico soriano (¡¡¡toda una página entera!!!) sobre una obra de teatro que está por venir. Vamos, promocionándola y publicitándola. ¿La impresión de que si no se paga publicidad en las radios sorianas no se anuncian los eventos culturales como sería de recibo es una imaginación mía o es una realidad? ¿Por qué ya no hay un espacio de difusión en una radio soriana sobre las pelis del Cine Club de la UNED?

Obviando cuestiones que no me competen y donde no debo entrar, lo importante es que hoy jueves tenemos una gran actriz en La Audiencia y una obra de las que gustan al público y a la crítica. ¡Qué más se puede pedir!

‘INVERNADERO’, MUCHAS GANAS DE UN PINTER EN SORIA

Gran noche de teatro la que nos espera hoy martes, 4 de abril, en La Audiencia, a las 20,30 horas, por 18€ (9€ con descuento), durante casi dos horas, gracias a Mario Gas que dirige a Gonzalo de Castro, Tristán Ulloa, Jorge Usón, Isabelle Stoffel, Carlos Martos, Ricardo Moya y Javivi Gil Valle en una obra del Premio Nobel de Literatura, Harold Pinter, llamada Invernadero.

Cartel-Invernadero-568x800

Ya le tenía yo ganas a una obra de Pinter aquí en Soria. Supongo que alguna se habrá representado, pero no lo tengo claro ni tiempo para buscarlo. En Madrid, últimamente podemos encontrar propuestas más o menos fieles (cuando vivía exigía que así fuera) y más bien hechas con pocos medios, aunque con mucho talento. Sin buscar fechas, creo haber visto en los últimos seis años montajes, unos más acertados que otros, de Traición, de Celebración, de El montaplatos y de Tierra de nadie. Con este párrafo parece que quiero fardar de cultureta inglesito progre pinteriano, pero, en realidad, le tengo ganas porque siempre que veo una obra suya, no sé si me he enterado de lo que me ha querido contar. Es lo que tiene ‘estar podrido’ de teatro. Supongo que quien estuviera en la Cervantina y no me conozca diría que soy un poco gilipollas y quien lea esto sin haber estado en la obra de Ron Lalá, también. Como me dicen los pocos que me leen, para eso es un blog, para poner tus neuras y tus delirios teatreros.

Bueno, que lo que quiero es animar a que la gente vaya a La Audiencia (aunque juegue El Atlético en La Champions). El Invernadero que ha montado Mario Gas para el Teatro de La Abadía es una superproducción (creo que no exagero) con una escenografía impresionante y unos actores de primerísimo nivel. Todo un lujo para nuestra ciudad. Va a ser una de sus últimas representaciones (acaban el día 17 de abril). La obra se estrenó hace más de un año y ha estado de gira por toda España (con su parón estival) y viene de su reposición (pocas repiten) en La Abadía en esta temporada 2015-16. Además, creo recordar en una entrevista a Gonzalo de Castro en el programa No es un día cualquiera que es un proyecto auspiciado por él y otros valientes que han creado una productora teatral (Teatro del Invernadero) con otros futuros proyectos ilusionantes.

Invernadero Actores

La obra se sitúa en un lugar indefinido y misterioso (quizás un sanatorio) donde van a parar los que no piensan o actúan como el mundo quiere. Es un lugar de rehabilitación, nada amable. Y lo mejor es que todo está tratado en tono de comedia casi como de película de los Hermanos Marx, pero con un trasfondo desasosegante e inquietante que el espectador debe deducir y descubrir. Muchas veces (que yo soy muy simple) es lo que me cuesta ver en los textos de Harold Pinter. La obra no es fácil de mirar actuar, hay que rebuscar en lo que nos proponen e ir más allá de lo que se ve en escena. Las obras de Pinter están cargadas de poder, política, denuncia, protesta, abusos, acidez, tensión… A mí me dejan noqueado esos silencios interminables que dicen tanto como las palabras.

Le tengo ganas a Invernadero porque lo ha dirigido Mario Gas. Para mí es Dios-director, pero lo último que he  visto suyo Sócrates. Juicio y muerte de un ciudadano no me cautivó lo suficiente, aunque estuviera un Dios-actor como José María Pou en el elenco. Es que la obra, como dijo mi amigo Paco, parecía de manual de COU.

Mario Gas

Le tengo ganas a Invernadero porque voy a mirar actuar de nuevo, en el teatro, a Gonzalo de Castro. Ya sabéis que la vida no me da para ver series, pero a este hombre lo recuperé en 2012, primero viéndolo en Luces de bohemia de Lluis Homar y después en El inspector que hizo Miguel del Arco (me lo perdí en Deseo, cachis). En las dos me quedé prendado de sus múltiples registros y de su gran presencia escénica. Aquí, en Invernadero debe hacer un papelón de miedo. Por cierto, a Gonzalo de Castro ya lo hemos disfrutado en La Audiencia varias veces, por ejemplo, el 8 de abril de 2005 en Últimas palabras de Copito de Nieve (en esta también hacia de guardián), pero siempre lo recordaré, el día 9 de octubre de 2003 (bueno, he tenido que buscar la fecha), cuando representó Como en las mejores familias, una de esas obras que han hecho que yo sea un forofo del teatro.

Como en las mejores familias

Le tengo ganas a Invernadero porque creo que no he visto nunca a Tristán Ulloa sobre un escenario. ¿Será posible? Estoy haciendo memoria, pero solo me vienen a la cabeza pelis, desde Mensaka hasta Altamira y su Pudor. Eso sí, lo tuvimos en La Audiencia en alma y puro sentimiento dirigiendo un texto de su pareja, Carolina Román, En construcción (6 de febrero de 2014), una de las mejores obras que han pasado por nuestra ciudad en los últimos años. ¡Lo que me gustaría poder hablar, después de la obra, con él para preguntarle por la nueva de Tolcachir, Tierra de fuego, y si hay alguna posibilidad de que Adentro, la nueva de Carolina Román, venga a Soria!

Tristán Ulloa

Y le tengo ganas a Invernadero, por volver a deleitarme con Isabelle Stoffel aquí en nuestra ciudad. En el verano de 2013 (el 18 de julio) nos subió la temperatura con La rendición, provocando todo un escándalo a los que fueron a pasar el rato a ver una obrita de teatro al Patio del I.E.S. «Machado». Tanto nos gustó que Jesús Bárez la volvió a traer, al verano siguiente (8 de agosto), con Traspasada. Lo malo es que hubo tormenta y tuvo que hacer su representación en el claustro del instituto.

Coño, si es verdad que en el Patio del Machado en 2013 vimos un Harold Pinter, El amante (e incluso escribí sobre ello, pincha aquí para recordarlo). De esas producciones pequeñas, no a lo grande como este Invernadero de Teatro del Invernadero.

El amante

Hay que verla. No todos los días hay teatro que nos hace pensar, que critica, que estimula… tan prestigioso y tan intelectual con actores televisivos en Soria.

 Y después unas cañas para comentar la obra. Pero cuando vuelva a casa me veré este coloquio montado, cuando hace poco actuaron en Barcelona, en el Teatro Lliure. Es que seguro que no me entero de todo lo que Pinter me quiere contar.