GRANDES EVENTOS CULTURALES EN SORIA

Ya no doy más la turra. Quien quiera ir al teatro en Soria, que vaya y quien no, pues nada. Muchos espectadores vimos, el martes, la casposa El ministro (a mí me dolieron los 18€ que pagué) porque eran famosillos y porque oyeron, esa mañana, a Carlos Sobera en la SER. Otros pocos (pero muy agradecidos) estuvimos, el jueves, disfrutando del Ballet de Danza de Aída Gómez.

De lo que cada vez estoy más convencido (y vuelvo a repetir) es de que el público soriano es ESTUPENDO, véase la asistencia masiva a una comedia intrascendente (algunas personas que la vieron me dijeron que se habían divertido), véase la ovación, ¡casi de cinco minutos! (sonaba La Audiencia como si estuviera llena) al Ballet de Aída Gómez.

Y lo que también tengo claro es que el público soriano es SOLIDARIO. Véase los llenazos en las Galas de Fadess- Asovica, en las representaciones de teatro del Grupo de Tardesillas para Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer

Fadess

Antes de entrar a la actuación del jueves, comentaba con la estupenda gente que trabaja en La Audiencia, los flujos de público de esta pasada semana. Las conclusiones que saqué (o sacamos) son:

–   hay demasiada oferta. Yo, como fagocitador teatral, no la comparto y no quiero que deje de haber espectáculos dos, tres, cuatro o cinco días a la semana, aunque vayamos cuatro gatos, sobre todo, si son de calidad contrastada.

–   los sorianos seleccionan, también, por el precio. No todos se pueden gastar 18€ para cada espectáculo. Si el Ballet Nacional de Cuba (23€) tiene casi todo vendido, para el de Aída Gómez no hay pasta en los bolsillos.

–   si se publicitan los espectáculos, la gente acude. No sirven publicaciones digitales como esta con este blog. En Soria somos tradicionales y lo que leemos son los periódicos de papel (en alguno de ellos hay espacio que rellenan con eventos culturales de otras ciudades castellanas y no de Soria o que tienen la agenda desfasada) u oímos la radio (principalmente la SER).

–   ¿qué pasaría si hubiera abonos? ¿Si quien fue a ver El ministro, con la misma entrada, pudiera entrar al Ballet de Aída Gómez? Creo que los responsables culturales se lo tendrían que plantear.

Una solución que se me ocurre es dejar La Audiencia para eventos solidarios y sanjuaneros y con el dinero destinado a la Programación Cultural montar viajes organizados a ver teatro, danza y música en Madrid, Logroño o Zaragoza. Serían un éxito, seguro.

Menos mal que nos quedan sorianos como la Asociación Cultural Amigos de las Ánimas  que se empeñan en poner a Soria en el mapa turístico y cultural de nuestro país para no tener que salir de casa. BRAVO (Para el próximo año no me saco entradas de teatro en este puente y me quedo a disfrutar de los eventos sorianos, el año pasado ya me arrepentí, pero he vuelto a pecar).

programa-festival-de-las-animas-soria-2015

Este sábado, a las 18 horas, hay un Concierto de Musical Medieval en las Ruinas de San Nicolás (lugar sinérgico) y el domingo lo rematan con un Pasacalles (de 9 a 11 de la noche) desde el Rincón de Bécquer hasta el río Duero. Allí el gran Ramón Langa leerá «El monte de las Ánimas» y los sorianos podrán pasar el fuego para quemar sus malos espíritus. Esto sí que es MARCA SORIANA.

Jo, SIGO CON MIS CONTRADICIONES, menos mal que no iba a dar la turra.

A lo que iba. Esta semana, tres excepcionales propuestas para no salir de La Audiencia (cuatro, si cuento la divertida y reivindicativa peli del Cine Club de la UNED, Pride). Lo de La brujita Tapita, el sábado 7 de noviembre, por la mañana, lo dejo para los sufridos papás y mamás.

El triángulo azulpridesi-la-cosa-funciona-jose-luis-gil-cartelBalle Cuba

Si yo tuviera que elegir e ir solo a uno de los espectáculos, me decantaría por El triángulo azul (18€), el martes 3 de noviembre,  a las 20,30 horas, 2 horas aprox. Es una obra del Centro Dramático Nacional que lleva haciéndose, por toda España, desde abril de 2014. A Laila Ripoll y a Mariano Llorente les acaban de dar el Premio Nacional de Literatura Dramática por esta obra. En los pasados Premios Max ganó dos premios, el de Diseño de Espacio Escénico y el de Autoría Teatral, también estuvo nominada como Mejor Espectáculo Teatral (se lo llevó la superlativa Cuando deje de llover, obra que recomiendo ver, por ejemplo, el 27 de noviembre en Logroño).

El triángulo azul cuenta, como si de un ‘vodevil’ se tratara, la historia de los miles de españoles que acabaron en  Mauthausen. No fui a verla a Madrid, porque enseguida me enteré de que iba a venir a Soria, gracias al Programa Platea, y le tenía muchísimas ganas.

el triangulo

Pongo aquí un extracto de la crítica que hizo Víctor Mendoza en su blog que se llama ‘La Universidad va al teatro’ (ojalá aquí en Soria también pasara, esta obra es idónea para los alumnos de la UVA), pero merece mucho leerla completa (se lee en tres minutos):

«Te metes tanto en la historia que la muerte (la verdadera protagonista) se te hace tan cotidiana como a los personajes. Hay que seguir viviendo y, claro, se hace lo que se puede. EL TRIÁNGULO AZUL no es para iniciados, es para todos. Es dura, no es para niños (o sí, por lo menos para mayores de doce, muy recomendable para adolescentes), pero no hay que saber de teatro para verla. Se aprende teatro viéndola. Tiene un lado didáctico, no pretendido. No es pretenciosa. Solo es brutal. Fascinante. Es musical. Muy musical. Revistera. Auténtica. Tiene ritmo. Intensidad. Tiene humor. Al final aplaudes a los actores y ellos te miran emocionados, como si fueran tan testigos del drama como tú mismo»

No es una obra de Carlos Sobera y de Marta Torné, pero el Ayuntamiento de Soria podía hacer un experimento: a todos aquellos que compraron entrada, a través de internet, para ver El ministro, como tienen nuestros correos, enviar uno diciendo que les regalan una entrada para esta. Verían una obra ‘DIVERTIDA’, el martes 27 de octubre, y una BUENA obra, el martes 3 de noviembre, y además compararían (aunque sea malo hacer comparaciones) ¿Cuánta gente iría…?

Le voy a echar morro y voy a llamar a la Concejalía de Cultura a ver si me regalan 20 o 30 entradas para los alumnos de Bachillerato. Total… yo ya la tengo comprada y el teatro va a estar medio vacío. Algún alumno seguro que nos lo agradece.

De los actores destacar lo que Víctor Mendoza señala en su crítica y hacer referencia a tres de ellos (que me perdonen los demás). Paco Obregón, hombre de teatro de toda la vida, no ‘famosillo’ de la tele, aunque su cara nos suena cuando lo vemos (es lo que tienen los buenos secundarios en España), quien en Soria, no sé si ha actuado alguna vez (seguro que sí).

Paco Obregon

También mencionar a Mariano Llorente quien, además de actor, escribe textos dramáticos como este El triángulo azul y, no sé si alguien se acordará (éramos muy pocos en el teatro) una ‘obraza’ que me gustó muchísimo en marzo de 2006, aquí en La Audiencia, que se llamaba Todas las palabras (creo que con esta obra aprendí todo el valor de lo que se dice, para bien o para mal) y en la que la escenografía la hacía Laila Ripoll (también el vestuario lo diseñó Almudena Rodríguez Huertas) y además estaba José Luis Patiño, quien ofreció un trabajo de memoria, dicción y lenguaje que para siempre lo recordaré.

Lorente RipollAlmudena

      Mariano Llorente                                   Laila Ripoll                             Almudena R. Huertas

José Luis estuvo en La Audiencia hace dos años (en octubre 2013) representando Tomás Moro, una utopía. Otro imprescindible del teatro español y secundario en muchos papeles de series televisivas. Se va a llevar una decepción cuando, el martes, llegue a Soria y le digan que las Jornadas de las Tapas Micológicas se acabaron el lunes. Hace dos años, tras la representación, me consta que degustaron más de una de las de aquel año. José Luis, si te apetece, tras la actuación, te invitamos a tomar una caña y te contamos que tapas han sido las mejores. Jjjj

Patiño 2

Bueno, este martes 3 de noviembre, una de las mejores obras del teatro español de estos dos últimos años viene a Soria y, aunque seamos pocos, aplaudiremos como si fuéramos muchos. Seguro.

El jueves, 5 de noviembre, a las 20,30 horas, 2 horas y 45 minutos con dos descansos (hay que ir bien merendados) tenemos el Ballet Nacional de Cuba representando El lago de los cisnes (23€). Va a estar casi lleno, así que no hace falta animar mucho. Solo decir que la obra estuvo, hace quince días, en Madrid en los Teatros del Canal y  tuvo un éxito importante (las entradas valían 46€, lo que no sé es si la música era en directo, la que en La Audiencia, será grabada).

El viernes, 6 de noviembre, a las 20,30 horas, 90 minutos, Si la cosa funciona, la peli de Woody Allen llevada al teatro con actores eminentemente televisivos y que estará divertido porque la peli lo es. A José Luis Gil nunca lo he visto en teatro y creo que es lo que más me atrae de la propuesta.

YO, MIRANDO ACTUAR A MARTA TORNÉ

Desde que escribo este blog para animar a que los sorianos vayan al teatro, va menos gente que nunca (el martes pasado, en La calma mágica no estaríamos más de 40 personas). Pero espero que este martes, 27 de octubre, a las 20,30 horas, 90 minutos, vuelva a equivocarme y se llene para mirar actuar a Carlos Sobera y a Marta Torné en El ministro de Antonio Prieto (18€). Aunque no sea porque se haya leído esta entrada.

cartel-el-ministro-500x760

Yo voy a ir:

Porque Carlos Sobera es un tipo que hace muy bien su trabajo. Es un showman y un excelente comunicador también como actor. Desde febrero de 2011, no lo vemos actuar en La Audiencia, aquella vez estuvo haciendo La guerra de los Rose, creo que con Mar Regueras (no tiene nunca malas partenaires) y me lo pasé estupendamente con aquella versión teatral de la peli.

Por todo lo que dice la actriz protagonista en este video:

Y porque quiero volver  a ver a Marta Torné quien no me gustó nada en su última actuación en La Audiencia (17 de diciembre de 2011). Vino con Santi Millán haciendo Más allá del puente y no consiguió centrarse en su papel. Deambuló por el escenario y no se encontró en ningún momento. Es más, creo que ella fue consciente y en los aplausos lloraba y no por estar emocionada por su trabajo. Pero… ¿quién no ha tenido un mal día en su trabajo?

Marta Torné

¿Quién no ha utilizado un blog de teatro y de cine para decir aquello que no debía sobre gente que actúa y pone toda su buena voluntad en hacer su trabajo lo mejor posible? ¿Quién no utiliza, algún día (o casi todos) malamente, un blog para hablar de él y no de lo que debe mirar actuar? ¿Quién no ha escrito algo sobre alguien siendo no de buen gusto o que haría molestar sin conseguir nada positivo? ¿Quién no ha sentenciado en un blog, presuntuosamente, aparentando saber más que nadie y tratando de determinar como si él solo supiera lo que es bueno y lo que le tiene que gustar a los demás? ¿Quién no se ha equivocado y se ha creído más, únicamente por el hecho de ver más teatro que otros espectadores?

En octubre y noviembre me aturullo tanto con el teatro que veo que me entra cargo de conciencia. Hay días, como hoy, que digo: «y pa qué esto de mirar actuar»

Me voy a ver una peli ucraniana (The tribe), sin subtítulos, con actores sordomudos, a ver si se me pasa este bajón.

The tribe

Pero el martes, iré a ver El ministro, sobre todo, por admirar el trabajo de Marta Torné (bueno, y su figura, también) y con ganas de aplaudirle todo lo que hace cuatro años no le valoré. Aunque aquí siga, por encima de todo, hablando de mí.

El ministro

Por cierto, hoy lunes, a Laila Ripoll y Mariano Lorente, por la obra de teatro El triángulo azul, les han concedido el Premio Nacional de Literatura Dramática. Cuando se entere la gente de la noticia, las entradas para el día 3 de noviembre, martes, aquí en La Audiencia, volarán. Así que, si todavía no la tienes, pincha aquí y sácatela o te arrepentirás.

El triángulo azul el triangulo

LA CALMA MÁGICA, UNA OBRA A LA ALTURA DEL PÚBLICO SORIANO

Tras mirar actuar, de nuevo, El largo viaje del día hacia la noche escribí un tuit (@jehchechu) diciendo que en Soria vamos pocos al teatro, pero que es un PÚBLICO ESTUPENDO. Esta obra, cuando la vi en Zaragoza, estuvo jalonada de un continuo espeso ambiente que no invitaba a seguir las vicisitudes de los Tyrone; sin embargo, aquí en La Audiencia, las 50 personas (más o menos que la vimos) supieron estar y contemplarla cual público entendido y respetuoso, a pesar de que (a mi parecer) es una obra espesa y de que, esta versión, es demasiado larga y reiterativa. Gracias a la compañía (les envíe un correo y me regalaron una entrada), la vi de nuevo y me pude sentar casi en las últimas filas y escrutar el comportamiento de los que habían pagado 18€ por una obra de teatro: escasas toses, pocos carraspeos, silencio admirativo o repetuoso, casi ningún bostezo pese a las tres horas de función y un saber estar propio de espectadores que habían ido al teatro, porque este les gusta o la obra y los actores les atraían. BRAVO.

Además, después, mientras los actores cenaban (todos -incluso los grandes como estos- salen con hambre y sed), los asalté y me confirmaron que habían estado a gusto y que las condiciones técnicas del teatro eran muy buenas. No le dieron mucha importancia al escaso número de espectadores. Abusando de la afabilidad y campechanía de Mario Gas y Vicki Peña, les estuve preguntando por sus actuaciones en nuestra ciudad (ya Miguel Ángel me había recordado la presencia de Vicki Peña en Soria en 2002 representando La reina de la belleza de Leenane con su madre Monserrat Carulla) y Mario Gas me dijo que su primera vez aquí fue en ¡1964! Me contó que es casi seguro que Invernadero con Gonzalo de Castro y Tristán Ulloa (que él dirige y coproduce) va a estar en La Audiencia este próximo invierno. BRAVO.

Invernadero

Espero que ese PÚBLICO ESTUPENDO que estuvo viendo a dos de los más importantes actores que tenemos en España, vaya también, este martes 20 de octubre, a las 20,30 horas, 100 minutos, por 18€, a disfrutar (creo que bastante más) de La calma mágica del autor de teatro más relevante que hay ahora en este país, Alfredo Sanzol.  Y si conseguimos que alguien lea esto y se anime a formar parte de tan selecto club, pues ‘más que mejor’.

Sanzol

He de partir que yo soy sanzoliano. Esto quiere decir que veo todo lo que este autor teatral hace desde Sí, pero no lo soy (obra que vimos en La Audiencia el 17 de febrero de 2009) e incluso comparto gustos teatrales con él (este sábado pasado coincidí con él viendo John de DV8 Physical Theatre en los Teatros del Canal en Madrid). Estuve a punto de pedirle un selfie juntos para ilustrar esta entrada del blog, pero ante el Messi del teatro, me corté. Y aunque no tengo todavía la entrada, no me voy a perder su próximo estreno La respiración en el Teatro de La Abadía (del 20 de enero al 21 de febrero) o, cuando haga gira, en algún teatro cercano a Soria (o aquí, en La Audiencia, si la trajeran).

Ilusionado voy a volver a mirar actuar La calma mágica (la productora, amabilísimamente, me ha regalado dos entradas) y me gustaría que muchos de esos estupendos espectadores sorianos, también la disfrutaran.  De nuevo quiero vivir la historia de Oliver y rebelarme ante algunas injusticias de mi vida y conseguir «una calma mágica», aunque solo sea durante los 100 minutos de la representación.

Es una obra inteligente y sorprendente, cargada de surrealismo, alucinógena, sensible y de relaciones humanas contrapuestas. Son personajes cotidianos que esconden emociones y que con mucho sentido del humor nos hablan de las amargas o acertadas decisiones en la vida. Es de esas obras en las que hay más de lo que se ve, muy personal. Tú puedes ir asociando los sentimientos y las emociones de los personajes a aquello que has vivido o querrías vivir. La coherencia está al final, donde aparece la relación entre un hijo y su padre y con los que te identificas porque eres o has sido hijo/a.

De los actores, cuando hace un año esta obra se estrenó, todas las críticas fueron espléndidas. Iñaki Rikarte fue elogiado por su cotidianeidad y su saber estar en un papel tan ‘normal’ y sentido. Pero para mí es el director y el actor de la obra más intensa que hemos visto aquí en La Audiencia, André y Dorine (marzo de 2012). No he visto a tanta gente llorar (hombre, tampoco éramos muchos) en un teatro como con esta. Me han dicho los de Kulunka Teatro  que ya hay fecha en Soria (marzo de 2016) para su nueva propuesta Solitudes. ¡Que se pase ya el otoño y el invierno para que llegue marzo, por favor! A esta nueva obra, si no coincide con las vacaciones escolares de Semana Santa, quiero arrastrar a todos los alumnos que pueda, porque me lo agradecerán, seguro.

 Andre y DorineSolitudes

 

De las tres actrices, decir que no son superfamosas, pero los elogios fueron unánimes tanto para Sandra Ferrús como para Mireia Gabilondo y para el pequeño papel de Aitziber Garmendia. Enérgicas, pasionales, graciosas, imprevisibles, antagónicas, poliédricas, irónicas, naturales, impresionantes…

Del otro actor que viene, Martxelo Rubio, no puedo decir nada. Cuando yo la vi en Logroño (noviembre de 2014) todavía vivía el gran Aitor Mazo y hacia un extraordinario personaje cómico-odiable con el que se nos fue este mayo pasado. Seguro que Martxelo lo borda, porque el personaje es de los de disfrutar haciéndolo y recrearse en todas sus escenas y, como esta es una obra de ‘energías’, la del gran Aitor Mazo andará por ahí, seguro.

Aitor

Estéticamente, es un teatro donde la palabra crea visiones (no puedo ni quiero poner aquí fotos, porque tiene imágenes potentísimas que fascinan al verlas por primera vez). No busquéis escenas o fotos en Google, dejaos llevar por lo que aquí os cuento y fiaros. De hecho el cartel es oscuro y, aunque significativo, no ofrece los colores y las sensaciones psicodélicas que hay en la obra.

La calma magica

Si alguna vez has deseado abandonar tu rutina y escapar a un mundo desconocido, aunque solo sea durante estos 100 minutos, hazlo. Ven a ver La calma mágica y disfruta estupefacientemente de una vida distinta a la que tienes.

EL MÍSTICO AMANCIO PRADA EN SORIA

Si pinchas aquí, puedes comprar entradas, al precio de 24€, para disfrutar del espectáculo La voz descalza de Amancio Prada en Madrid en el Teatro de La Abadía, el primer fin de semana de diciembre. Si pinchas aquí, la compras a 5€ para mirarlo actuar y cantar en Soria, mañana, 15 de octubre, a las 20,30 horas, en La Audiencia. Y en Medina del Campo, el viernes 16 de octubre, si pinchas aquí, ¡¡¡2€!!!

Amancio Prada

Es lo que tiene vivir en nuestra entrañable y teresiana ciudad. Y además lo ves desde más cerca y el dinero va destinado a Cruz Roja para su campaña de refugiados.

Vamos… aunque no te guste.

Apuntes de cine

Martes, día del espectador en Soria: Regresión ___ 5,30€.

Martes, día del espectador en Logroño o Zaragoza: Regresión ____ 3,90€

Amenabar

Siempre he dicho que la última serie que he visto en mi vida fue Falcon Crest. Mirando la peli de Amenábar, tuve una regresión y me vinieron a la mente las últimas temporadas de Expediente X. Me engancharon mucho más que esta, aunque fueran menos trascendentales.

Prosaica y crematística entrada en este blog.

ALGUNA VEZ EN LA VIDA HAY QUE MIRAR ACTUAR A VICKY PEÑA Y A MARIO GAS

Varias personas que han leído este blog (menos mal que me leen pocas) dicen que esto del teatro me está derritiendo los sesos, si algunos tuviera. Deben tener razón, porque me veo como un engreído y arrogante teatrero cuando hablo de mis gustos, de mis preferencias (el otro día vi el Sueño de una noche de verano de Shakespeare en coreano con subtítulos en español) y de mis vivencias teatrales.

Coreano

Me pierde la boca esa mentalidad de gestión y de organización que no puedo evitar. Es verdad que me gustaría ver en Soria obras como Los nadadores nocturnos, Como si pasara un tren, Kafka enamorado, Constelaciones, Caída libre o Carne viva…, pero reconozco que el público en general quiere encontrarse a Concha Velasco, Carlos Sobera, Marina San José, Marta Torné o José Luis Gil.

Hoy lunes 5 de octubre, a las 10 horas, se han puesto a la venta las entradas (me he sacado para 17 espectáculos, 241€) de la Programación Cultural Otoñal  2015. Y de lo que me quejo, no es de la clase de obras que vienen a La Audiencia, es de que no haya algún tipo de abono ya que las representaciones con famosos se llenan y otras, que por calidad se lo merecen, solo las vemos cuatro gatos.

Este blog se creó para animar a ir al teatro aquí en Soria y así seguiremos (aunque tengáis que permitirme algunos desbarres pedantes y petulantes teatreros).

Esta semana, tras los sansaturios, empezamos intensamente: el martes 6, Olivia y Eugenio de Herbert Morote(18€) con Concha Velasco; el jueves, el espectáculo músico-vocal Mundo intrépido de los Golden Apple Quarter (15€) y el viernes 9, El largo viaje del día hacia la noche de Eugene O’Neill (18€) con dos grandes del teatro, Mario Gas y Vicky Peña.

OLiviaMundo intrepidoLargo viaje

A Concha Velasco la tuvimos aquí, en nuestra ciudad, con Filomena Marturano ya hace más de nueve años (29 de marzo de 2006) y siendo sincero pensaba que ya no la veríamos más. Lo mejor es que se ha recuperado maravillosamente de su grave enfermedad y que es capaz de hacer largas giras como esta que la trae el martes, a las 20,30 horas, a La Audiencia. Olivia y Eugenio es una obra de amor filial con temas sociales candentes y con valores como la ternura, la esperanza y la fuerza que todo el mundo debe tener presente en su vida y en la de los demás. Realmente la obra, dicen, es prácticamente un monólogo acompañado o por Rodrigo Raimondi o por Hugo Aritmendiz (dos actores con Síndrome de Down que se alternan en las representaciones, no sé quién vendrá a Soria) Se va a llenar, así que me limito a poner aquí una reseña reciente de Olivia y Eugenio del blog Butaca en Anfiteatro de Hugo Álvarez, quien me gusta cómo hace sus críticas, porque no destripa los contenidos y porque valora todos los aspectos que rodean a la representación.

Como me gustaría que se llenase la obra del viernes 9 de octubre, más que nada porque vienen dos de las personas más grandes del teatro español, Mario Gas y Vicky Peña. Mira que he dicho en este blog que a mí El largo viaje del día hacia la noche me resultó pesada, pero me queda la duda de si fue porque la obra es larga y tiene altibajos o porque las circunstancias en las que la vi en Zaragoza me hicieron descentrarme (también le paso a Mario Gas, quien se salió del papel y recriminó que sonara algún móvil).

No recuerdo haber visto a estos dos grandes en Soria y si a alguien le gusta el teatro (aunque sea un poco) los tiene que degustar sobre un escenario. Antes de 2007 no sé si vi alguna obra que dirigiera Mario Gas o en la que actuara Vicky Peña, pero a partir de ese año con Homebody/Kabul (en la que él dirigía y ella actuaba), ya no he dejado de mirarlos actuar. Todavía no me he encontrado con una puesta en escena más grandiosa e impresionante como la que preparó Mario Gas en Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny. Bueno, igual sí, la que hizo él en Sweeney Todd o quizás en Follies donde también, en las dos, Vicky Peña actuaba y cantaba, porque también eso lo hace maravillosamente bien. Esta mujer es de las grandes divas teatrales (lo raro es que no la nombren con el artículo delante, La Peña -no suena bien-, como La Espert, La Machi, La Sardá…) y me conmovió y me dejó con la boca abierta en El diccionario dando vida a María Moliner o con sus personajes de madre atormentada en Un tranvía llamado deseo (Blanche) y  en El largo viaje del día hacia la noche (Mary).

Vicky Mario

Mario Gas, como actor ha sido menos prolijo, pero estos años pasados ha hecho de Julio César y ahora anda dirigiendo Invernadero y, junto a Alberto Iglesias (quien viene a Soria haciendo de Jamie en El Largo viaje), Sócrates. Juicio y muerte de un ciudadano (yo ya tengo la entrada para ver esta obra en Logroño).

Socrates

Además de Alberto Iglesias (hijo mayor), también están en esta representación Juan Díaz (hijo menor) y María Miguel (criada). Son actores y actrices que se van labrando su carrera a fuerza de mucho trabajo bien en teatro, en cine o, últimamente, en televisión (ya sabéis que todo mi tiempo lo dedico al teatro y al cine y que las series no las sigo, así que no puedo saber si han estado o están en alguna de las muchas que hay). Quiero recordar, quizás me equivoque, que la última vez que Juan Díaz ha estado en La Audiencia fue con Verónica Forqué con La abeja reina en 2009. No, no que estuvo en noviembre de 2011 con El tiempo y los Conway (cómo me gustó esta obra). A Alberto Iglesias aquí en Soria no sé si lo hemos visto, pero es un especialista en papeles de personajes anglosajones como en los que sí le he disfrutado en Un tranvía llamado deseo o en Glengarry Glen Ross y también haciendo personajes clásicos como en Hécuba junto a Cocha Velasco.

Juan diaz

El largo viaje del día hacia la noche no es una obra fácil, no es una obra para reír y de evasión. Quien decida ir a disfrutarla debe tener en cuenta que:

– Hay que ir bien descansado. Sería recomendable una buena siesta antes.

– Hay que desconectar los móviles, porque los silencios hablan y la atmosfera que se crea solo te seduce si estás por ello.

– Hay que dejar tus preocupaciones familiares en casa, porque vas a asimilar las de estos personajes. Casi na.

– Hay que dar un poco de tiempo para ir entendiendo los conflictos y los comportamientos que se ven. Al final todo se ata, se sufre y te conmueve.

– Hay que sentirse uno más en esa noche de calor y en ese etéreo espacio escénico.

– Hay que irremediablemente decantarse por uno o por otro personaje. Como en cualquier concurso de la tele o de tu vida familiar.

– Hay que ‘jugar’ a buscar todos los valores positivos o negativos que los personajes tienen. ¿No lo haces sobre ti de vez en cuando?

– Hay que buscar la poesía que tiene lo que dicen, aunque sea en las duras palabras y en los tensos reproches.

– Y hay que ir… porque LAS INTERPRETACIONES SE RECORADARÁN PARA SIEMPRE.

Pongo aquí un fragmento de la crítica de Marcos Ordóñez: “Es una tragedia moderna sobre demonios familiares, sobre unos seres que quieren quererse y entenderse, y no lo consiguen”. Los cuatro protagonistas son adictos. Se reparten el enganche al alcohol y a la morfina, y comparten como drogas mayores la ocultación de las verdades más dolorosas y una irrefrenable habilidad para arruinarse la vida. No detallaremos aquí sus respectivos conflictos y amarguras: ya lo descubrirán ustedes. Quizás baste decir que ninguno ha conseguido ser lo que quería.

Atrévete y mira actuar una obra de teatro en la que no te lo dan todo hecho, en la que tienes que poner de tu parte e incluso te identificarás con las situaciones de esa familia. El Largo viaje del día hacia la noche de Eugene O’Neill es como aquellas tragedias griegas en las que los espectadores se reconocían en los personajes y al final conseguían una catártica liberación.

Yo, si me regalan la entrada, volveré a probarlo (es que con los 18€ pago la entrada de Sócrates en Logroño). Por cierto, el protagonista de la obra, James Tyrone,  que interpreta Mario Gas, también se mueve por dinero (es un poco agarrao), por su ‘amor al teatro’ y a él mismo.