MIRANDO ACTUAR TEATRO DE VARGAS LLOSA

Hace unos años, Natalio Grueso, cuando era director de los Teatros dependientes del Ayuntamiento de Madrid,  se empeñó en llevar a escena las obras de teatro de Mario Vargas Llosa. En el mundillo teatral no hubo una muy buena predisposición ante tal evento, pero la calidad de los profesionales que lo han llevado a cabo ha hecho que se reconozcan meritoriamente las obras teatrales del mejor ensayista, cuentista y novelista vivo que tenemos todavía. Empezaron llevando al teatro La chunga (2013), después Kathie y el hipopótamo (2014) y este año El loco de los balcones y Los cuentos de la peste (2015). En esta última es donde actuaba el propio Vargas Llosa y Kathie y el hipopótamo es la que, mañana, martes 14 de abril, a las 20,30 horas tenemos la suerte de mirar actuar en La Audiencia, por 18€, durante un poco más de hora y media (a ver si empiezan puntuales y vemos 20 o 25 minutos del Atlético en La Champions).

Katie

Vargas LLosa Magui

No vi ni La chunga ni Los cuentos de la peste, pero me alegré gratamente cuando supe que iba a venir a Soria Kathie y el hipopótamo, sobre todo por ver a Ana Belén (haga lo que haga) y por tener de nuevo en nuestra ciudad a La Rufo (otra que para mí se merece el artículo delante), a Ernesto Arias (ya estuvo el año pasado con Dionisio Ridruejo. Una pasión española) y a Jorge Basanta (quien no sé si ha actuado alguna vez aquí). Igual que el otro día me enteré que a la actriz que dobla a Marge Simpsom se la puede ver pasear, bastante a menudo, por nuestro Espolón, Eva Rufo tiene parentesco soriano, porque su madre es de un pueblo cercano a Medinaceli. Ernesto Arias es asturiano, aunque su vida ahora es madrileña y es un actor puro de teatro con infinidad de proyectos y que, como decía Chelo (otra soriana del mundillo teatral), es un tipo que se merece todo lo bueno que le pase en el teatro, porque se lo ha ganado echando horas en esto de la farándula.

Ernesto Arias  Jorge Basanta

El año pasado también disfrutamos de La Rufo aquí en Soria (15 de mayo de 2014) con una delicia de obra llamada Penal de Ocaña. Como éramos menos de una veintena de espectadores, con gran acierto, nos subieron a todos al escenario y allí, en dos pequeñas gradas, disfrutamos de la historia de María Josefa Canellada, una mujer de aquellas que hacían importantes a los hombres con los que convivían. Eva, puedes presumir de ser la primera en hacer en Soria lo que ahora está tan de moda, el Teatro OFF. Esta vez algunos espectadores más podrán ver por qué te mereces el artículo delante.

Eva Rufo

Y de la obra qué. Yo siempre he ido al teatro porque he querido mezclar la realidad con la ficción, inventarme vidas y momentos distintos a los que tengo, aprender de lo que veo y que no se reflejen en mí comportamientos que no quiero para nadie. Así que, leyendo algunas críticas de esta obra (pinchad aquí para saber del origen del texto) de Vargas Llosa, descubro que esta vez voy a ser una señorita de la alta sociedad peruana (ya fui un adolescente limeño con el personaje de Un mundo para Julius de Alfredo Bryce Echenique) que quiere escribir un libro de sus viajes y que todo su mundo será el mío con todo lo bueno y lo malo en sus actitudes, en sus comportamientos y en los que la rodean. Nostalgias y sentimientos que se han podido vivir o fabular con pequeñas canciones interpretadas por Ana Belén acompañada al piano por su hijo David San José. Pasado y presente, sueños e invenciones, verdades y mentiras, deseos y frustraciones… momentos y sensaciones para los que tenemos una vida anodina soriana cargada de ficciones teatrales. Como siempre, después de la representación, por supuesto, las cañas para buscar la realidad o la ficción de lo que miramos actuar o de lo que vivimos.

Esta semana es la del teatro de los grandes novelistas sudamericanos. Si el martes, es Vargas Llosa; el jueves 16 de abril, a las 20,30 horas, por 6€, tenemos una novela corta, La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su desalmada abuela, de Gabriel García Márquez convertida en teatro físico (Vientos de Eréndira) por el Instituto Universitario de la Danza «Alicia Alonso» (ISDAA). He intentado saber un poco más de este proyecto, pero no he encontrado nada y lo peor es que en el Ayuntamiento, este viernes pasado, tampoco sabían nada. Desde el I.E.S. «Politécnico» estamos interesados en llevar a alumnos el viernes 17 de abril, por la mañana, pero ni siquiera supieron decirnos cuánto dura la obra. Coordinar unas decenas de adolescentes, con sus autorizaciones y con sus otras materias, lleva su tiempo.

Vientos Eréndira

KITI MÁNVER CON UN TEXTO CONMOVEDOR EN SORIA

El otro día escuche que, entre el día 3 de abril y el 17 de mayo, el único día que no hay fútbol importante es este viernes día 10, así que, ante tal vacío existencial, qué mejor que ver durante 75 minutos Las heridas del viento con Kiti Manver haciendo un texto de Juan Carlos Rubio  quien también la dirige. Esta se representa, ese día, en La Audiencia, a las 20,30 horas, por 15€ (7,5€ con descuento).

Las heridas del viento

Sigo con la intención de animar a que la gente en Soria vaya al teatro, aunque no voy a ser muy pesao, porque los ronlaleros, el martes pasado, tomando una caña después de su actuación, me dijeron que no había estado mal el número de espectadores, que en otros lugares tampoco hay tanta gente. Y, como dice Luisa, una compañera del insti, que no todo el mundo dispone de dinero y de tiempo para ir dos veces, como esta semana, al teatro. Y si no, como dice Esther, otra compañera del insti, este viernes, a la misma hora (20,30 horas) quien no vaya al teatro, puede participar en la I Carrera Solidaria a favor de la discapacidad física en Soria para la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Enfermos Renales de Soria (FADISO). Será por actos. Quien diga que en Soria no hay nada que hacer…

Carrera solidaria

En la anterior entrada de este blog mentí. Dije que no había encontrado ninguna crítica negativa de En un lugar del Quijote. Aunque no era muy punzante, el crítico señalaba que este último espectáculo sobre El Quijote no era el definitivo y que no superaba al musical El hombre de La Mancha. No puedo comparar, porque no lo vi, pero creo que se tardará en hacer una versión más amena, fiel y trabajada como la que ha hecho Ron Lalá.

Prometo que esta vez, sobre Las heridas del viento, sí que no he leído nada malo de ella. En su currada página web, podéis ver los muchos ríos de tinta que se han utilizado para ensalzar el texto de Juan Carlos Rubio y la prodigiosa actuación de La Mánver. Vale, os pongo algunos aquí:

Marcos Ordoñez (El País): Kiti Manver ofrece un trabajo espectacular, una verdadera lección interpretativa

Eduardo López (El País): Vuelve al teatro Lara uno de los textos más bellos y conmovedores vistos últimamente.

Juan Ignacio García Garzón (ABC): un texto de gran profundidad psicológica empapado de rara poesía, una obra que huye de los lugares comunes, hace añicos las convenciones y sorprende por el sesgo con que encauza un desenlace que nadie aguarda.

Julio Bravo: una función magnética, arrebatadora, que envuelve su drama en suave celofán. Pura esencia de teatro, donde el texto y la interpretación se ofrecen desnudos al espectador (no es literal, aunque el cartel invite a pensarlo), con la sola compañía de cuatro focos y la música de un iPhone.

Aladar Madrid:

Dejen que les cuente una anécdota. A mi lado estaba sentado un muchacho. Grande y fuerte. Cinturón negro, segundo dan. Un muchacho que, como muchos, suele evitar dejarse ver cuando afloran las emociones (eso de la sensibilidad oculta prefieren que siga siendo, eso, oculta). Pues bien, el final de la obra fue un mar de emociones, de lágrimas. Le puse la mano en el hombro y le dije que eso era el teatro y no otra cosa. No fue el único, lógicamente. Pero a este chico se lo pude decir porque es mi hijo. A ver quien es el guapo que le lleva, a partir de ahora, al teatro sin una garantía mínima, a cualquier espectáculo que resulte mediocre y vacío. Es lo que tiene la verdad. Arrasa con todo

Julio Bravo: El teatro, en ocasiones, es mágico, y alrededor de setenta personas tienen la ocasión, cada lunes, de comprobarlo en el hall del Lara. Si podéis, no os la perdáis.

La función se estuvo representando con gran éxito por el bocaoreja hasta que vieron la oportunidad de hacer una gira y desde el 13 de octubre de 2013 y hasta, por lo menos, finales de 2015 va a llevarse por todos los teatros de España. La suerte es que llega a Soria (en un día que no hay fútbol, aunque sí atletismo solidario) y que de nuevo podemos ver a una de las grandes en escena. Ya conocéis mi afición a poner el artículo delante a aquellas actrices que se merecen mi veneración: La Espert, La Portillo, La Sardá, La Argüello (que en mi RAEscénica ha sustituido a La Baró), La Pedroche (reciente tengo su Reina Catalina y todavía estoy oyendo su poderosa voz) y como no La Mánver.

Kiti Mánver

En Soria, ya la hemos disfrutado unas cuantas veces. Igual me dejo alguna, pero creo que ha estado con El matrimonio de Boston (el 21 de marzo de 2002 con La Portillo jovencísima), La retirada de Moscú (el 11 de abril de 2005 con Toni Cantó), Humo (el 7 de febrero de 2008 con el desaparecido Juan Luis Galiardo) y Tres (el 22 de abril de 2010), la comedia más hilarante y divertida que yo he visto en Soria en mucho tiempo. ¡Cómo me reí! El texto de Tres era de Juan Carlos Rubio y es que los textos de  este autor teatral (mejorando a Galcerán, por su variedad) tienen siempre algo. Son familiarmente anormales (Tamaño familiar), añorados (El manual de la buena esposa), desternillantes (Tres), conmovedores ( 100 m2), humanos y éticos (Arizona) y terapéuticos (Humo). Aún hemos visto trabajos de ellos en Soria, habrá que ver este último, ¿no?

A partir de este bolo en Soria, creo que el partener de La Mánver va a ser David Tortosa. Durante año y medio ha sido Daniel Muriel, pero ahora mismo está triunfando en los Teatros del Canal con Dignidad y no sé si de gira con Los miércoles no existen (qué pena que por Soria no venga esta obra).  David Tortosa es asiduo de la tele y seguro que vosotros lo conocéis más que yo (ya sabéis que solo miro actuar teatro y cine, las series son una cuenta pendiente para otra vida). No obstante, lo recuerdo en un corto de amores inmortales y un toque agradable gore llamado Ratas de Jota Linares. Bienvenido a Soria y a la obra, seguro que estás a la altura de Daniel.

David

No sé si mucha gente se animará en el último momento a disfrutar de Las heridas del viento, pero si no es así, podrían hacer lo que ya pasó con Penal de Ocaña de la gran Eva Rufo y subirnos a todos los espectadores al escenario y hacerlo lo más parecido a su representación original en el hall del Lara. Los sentimientos a flor de piel trascienden más si las presencias se sienten y las miradas son cercanas.

Si la de Ron Lalá sería una locura perdérsela, esta sería una herida insufrible no verla. Aunque esta semana tenga 30€ menos (o 40€ que las cañas posteriores también se pagan).

Menos mal que este final lo he arreglado con lo del peculio que me estaba quedando muy poético y ñoño.

Por cierto, ha salido el listado de los espectáculos aprobados en el Programa Platea 2015 Provisional. Veo que a Soria viene El largo viaje del día hacia la noche de Eugene O’Neill. No sé si la podrían cambiar, es que ya la he visto. Es una obra de dos horas y media y realmente se hace larga como su título, aunque ver siempre a Vicky Peña es un placer, lo que no puedo decir de Mario Gas, quien fue muy poco profesional (no estaba centrado en su actuación) en la representación en la que los vi en Zaragoza.

A través del Programa Platea no se podrían ver en Soria El intérprete, Misántropo, El eunuco, Invernadero (últimamente Mario Gas dirige mejor que actúa), Los miércoles no existen, Constelaciones… Por pedir que no quede (algunas veces me es irreprimible esa vena de programador teatral).

RON LALÁ QUIJOTEANDO EN SORIA

Hay, a día de hoy y durante estos dos últimos años, tres espectáculos teatrales de la más alta calidad que triunfan y llenan en España allá donde van: Misántropo de Miguel del Arco, El intérprete de Asier Etxeandía y En un lugar del Quijote de Ron Lalá. Y mañana, martes 7 de abril, a las 20,30 horas, en La Audiencia, por 15€ (7,5€ con descuento), esta última la tenemos en Soria. Si que llegara a nuestra ciudad el Don Juan Tenorio de La Portillo para mí fue un lujazo, poder mirar actuar a Ron Lalá es un acontecimientazo… azo, azo.

En un lugar del Quijote

Estos chicos ya nos deleitaron y cautivaron con Siglo de oro, siglo de ahora (Folía) un 11 de abril de 2013. No hubo mucha gente, pero todo el mundo salió encantado y entusiasmado con su interpretación moderna de aquel teatro del siglo XVII que era tan popular como el fútbol lo es ahora. Aquel día había Champions, pero inolvidable fue la aparición de ‘Cristiano Ronaldo’ en un momento de aquel divertidísimo espectáculo. Uno de los peores días de mi vida fue en enero de 2012 cuando una nevada, que cayó en Soria, me privó de ver su TIME al tiempo en Logroño. Desde entonces he decidido perseguir a Ron Lalá allá donde estén, incluso frente a las inclemencias meteorológicas.

Ronaldo FoliaTime al tiempo

Cuando supe que venían a Soria, tras mi dicha y felicidad consecuente, estuve unos días pensando, con esta soberbia pedante teatrera que me caracteriza, en ser más original que nadie y hacer la primera crítica negativa de En un lugar del Quijote. Le di unas cuantas vueltas, pero no he sabido ni he podido. Todo el mundo habla maravillas de esta producción encargada por la  Compañía Nacional de Teatro Clásico. ¡Bravo por La Pimienta!. En las más de 70 ciudades donde la han representado, la gente vitorea y aplaude enfervorecidamente cuando acaba la representación. A algunos teatros y festivales la han llevado más de dos veces en menos de un año. Tuvieron que volver al Pavón estas navidades pasadas a hacerla de nuevo en Madrid. Hace dos semanas estuvieron en Washington DC representándola. ¡Olé Marca España! Hay gente que presume de haberla visto varias veces. ¡Menuda envidia!

No he encontrado ni una sola crítica teatral que fuera negativa. Que si la adaptación es portentosa, que hay humor sutil e irónico, que el ritmo es frenético y vertiginoso, que casi es un musical con infinidad de instrumentos (clarinete, darbuka, pedal loopeador, sintetizadores, shaker, bombo, octapad, bajo, cajón, pandereta, guitarras, kalimba africana…), que tan pronto hablan en prosa como en verso bien dicho, que es un prodigio de la lengua como el de la novela de Cervantes, que hay un trasfondo ético, de humanidad y de comicidad, que si Yayo Cáceres en la dirección demuestra capacidad, visión, talento e imaginación, que Íñigo Echevarría es más clavado a Don quijote que el retrato de Doré, que Daniel Rovalher en su papel de Sancho Panza está mejor que Alfredo Landa, que Álvaro Tato (gran poeta) y Miguel Magdalena se hacen ellos solos a más de 15 personajes, que ya no hay que buscar los huesos de Cervantes, porque Juan Cañas hace que todavía esté vivo, que el vestuario de Tatiana Sarabia es sencillo, pero efectivo y resolutivo con un gusto exquisito, que Miguel Camacho crea personajes con las luces y situaciones de magia y ensimismamiento, que la escenografía de Curt Allen Wilmer tiene poesía y metáforas, que los chistes, los anacronismos, las risas y los silencios están en su sitio, que la obra visualmente es del siglo XXI, pero que deja, como a los espectadores del siglo XVII, que su imaginación recree lo que debe ver. Y, como dicen en su estupenda guía didáctica y en su programa de mano, sales del teatro con la sensación de haber leído el Quijote o mejor aún, de salir con ganas de leerlo.

Todas estas impresiones están sacadas de críticas que he leído, que me perdonen sus autores por no citarlos.

Ron lala

Así que, ante tal panorama de elogios, decidí recomendarla a todos mis conocidos y a los que se atreven a leer este blog en desdesoria.es (aunque esto último no funciona: durante el mes pasado estuve recomendando Distancia siete minutos y solo unas 15 personas fuimos a verlos). Desde el I.E.S. «Politécnico» llevamos a unos 40 chavales, a todos les prometí que si después de verla, me daban tres argumentos razonables por los que no les había gustado, les devolvía de mi bolsillo el dinero. ¿Está mal ‘obligar’ a alguien a pasárselo bien viendo algo no habitual?

Espero que la venta de entradas se anime a última hora y que no sea lo más negativo el que estos actorazos se lleven la impresión de que en Soria no gusta el TEATRO. Además, este martes no hay Champions, solo Liga.

HIMNO de Álvaro Tato

Que haya viento a favor.

Que mires atrás una sola vez

para saber que aún no te persigues.

Que encuentres la alegría de perderte, 

la certeza fugaz de no estar muerto,

alguien que te acompañe y cosas que sucedan.

Que sigas. Que te pares.

Que nunca des contigo.

Y que tu patria sea ese lugar

al que no llegarás.

Por cierto, no se si atreverme a recomendar también Las heridas del viento con Kiti Manver y Dani Muriel para este próximo viernes 10 de abril, pero de momento somos unos 20 espectadores los que hemos comprado la entrada. Si de esto se enteran en el Teatro Lara donde han llenado meses y meses seguidos, no se lo creerían.

Las heridas del viento

Apuntes de cine

Lo que si me atrevo a recomendar, con sutileza y elegancia, es Ida de Pawel Pawlikowski, la peli del Cine Club de la UNED de este próximo miércoles, 8 de abril, a las 20,30 horas, por 5€ si no tienes abono. Es de esas pelis que te enseñan a mirar el cine. Tiene los encuadres más bellos y originales que hemos visto en mucho tiempo. Te lleva la mirada donde en otras películas el director no pone nada, las esquinas, arriba, abajo… Parece que el centro de la pantalla es para que el espectador lo llene con esa historia sórdida y cruel que vivió Polonia también después de la guerra. Y después muy recomendable es leer, en la Revista de la UNED, la excelente crítica de Julián de La Llana del Río, porque te cuenta cómo gestó este director esta corta, pero dramática y punzante historia de una tía y su sobrina. Menudas dos actrices, Agata Kulesza  y Agata Trzebuchowska, bellas e intensas como en el mejor cine en blanco y negro del siglo XX.

Ida

En mi quiniela para los Óscares, dije que Relatos salvajes se llevaría el de mejor peli extranjera, con mejor criterio la Academia americana se lo dio a Ida. ¡Si es que no se me puede hacer caso!

Cuando vi esta peli, me recordó el corto, ya clásico y multipremiado de 2006, Eût-elle été criminelle... de JeanGabriel Périot, espeluznante retrato de las heridas al final de una gran guerra. No sé si viene muy a cuento, pero, si alguien lo quiere ver, aquí lo dejo (9,30 min).