MICROTEATRO EN SORIA

 

Como en las grandes ciudades españolas también en nuestra ciudad tenemos lo último teatralmente hablando: el MICROTEATRO. El Grupo de Teatro del Casino estrenan este jueves  y repiten el sábado, 15 de junio, la obra «Secretos, dudas y mentiras» de Ginés Sánchez. Aunque solo sea por la novedad, habrá que ir al Casino a verlo. Y además es gratis.

Este último mes no me he prodigado con nuevas entradas en el blog. El final de curso es agobiante para los estudiantes y un poco o mucho también para los que los evalúan, así que, siendo profesional, los placeres ha habido que dejarlos aparcados.

Sin representaciones comerciales ya en La Audiencia, pienso en todos aquellos sorianos que por gusto están haciendo teatro para disfrute de ellos, de sus amigos y de los que se atreven a ver aquello que no tiene famosillos en las tablas.

Esta reflexión se me echa encima cuando la escribo y recuerdo que yo no he visto las representaciones que en mayo se mostraron en el Certamen de Creación Joven Soria 2013.  http://www.creacionjoven.blogspot.com.es/2013/06/final-por-todo-lo-alto-de-las-artes.html.  Menos mal que en www.desdesoria.es sí que han estado al tanto de todos los eventos del Certamen y el día 21 de junio nos queda la posibilidad de ver la gala de clausura y de entrega de premios, a las 20 horas, en el Palacio de La Audiencia. Un ruego: aquella obra que gane (y si no las tres), que se incluyan en la próxima  programación cultural.

Me estoy enrollando mucho, cuando lo que yo quería era hablar del MICROTEATRO SORIANO.

Un grupo de personas, con muchas ganas de hacer que Soria culturalmente esté viva, llevan desde antes de navidad trabajando en un taller de teatro organizado por Ginés Sánchez y por El Casino de Soria (una más de las muchísimas actividades  que realiza). Me cuenta Adolfo, el presidente del Casino, que llevaban tiempo intentando recuperar la tradición teatral que ya hubo en este a comienzos del siglo XX con dos compañías: una infantil y otra senior que representaba zarzuelas. Y ahora lo han conseguido con un grupo de prometedores actores «esforzados», y lo digo con el significado pleno de este adjetivo, porque me consta que para algunos de ellos les ha costado sudor y estudio el «subirse a las tablas a aprender a actuar (¡con lo fácil que es mirar actuar!).

Ginés es un hombre de puro teatro, implicado con ese mundo tan particular de la actuación. Una vez estuvimos (también estaba Yolanda) dos (cortas) horas seguidas hablando de teatro, de actores, de obras, de entresijos. Lo vive, lo disfruta, lo goza, lo trasmite. Este taller que ha dirigido ha sido un éxito. Ojalá haya más.

Me siguen contando que son cuatro piezas cortas que se van representando en distintos espacios del Casino, así que mejor marco, imposible. Y los espectadores detrás de los actores, del director, cambiando de lugar y viviendo como si fuesen también protagonistas de la historia.

Hoy jueves, me dice Adolfo que han abarrotado. Casi cien personas han visto el estreno (¡en La Audiencia, muchas tardes, no hemos estado tantos!). Grandes aplausos de un público entregado. Como en las mejores corridas.

Os lo vais a perder, yo no. Nos vemos allí el sábado (si cabemos).

 Apuntes de cine

Y yo que creía que El gran Gatsby iba a ser un musical, un nuevo Moulin Rouge. Mi ignorancia es atrevida. No obstante, peli para ver en el cine, aunque además no en 3D. Espectaculares escenografías muy teatrales, coreografías bien acopladas para dibujar el ambiente de una historia sudorosa en la versión de Reford.

Stoker, mucho ruido literal y pocas nueces. Cine asiático-americano-new age-cuento gótico al que no le pillo el punto (ya me pasó con Old Boy, del mismo director). No veo lo que ve Javier Ocaña de El País http://cultura.elpais.com/cultura/2013/05/09/actualidad/1368113582_230957.html. Este verano la repasaré, pero viendo La sombra de una duda de Hichcock

Muchas ganas por ver Hijo de Caín. Mientras, veo con mis alumnos Los niños salvajes de Patricia Ferreira, premio en Málaga hace dos años. Entre todos intentamos comprender a adolescentes, a padres y a profesores. No llegamos a una conclusión clara. No la encontré en Tenemos que hablar de Kevin. La buscaré en Hijo de Caín. Ya os diré.