Cima 14 de 45. Gerona. Puigpedrós. 2.914 metros. 16-11-2014

Imagino que la grandeza física y estética de los Pirineos será la principal culpable de que el Puigpedrós, el punto más elevado de la provincia de Gerona, no sea más conocido. O quizás sea solo culpa mía haber vivido hasta ahora en la ignorancia de su existencia. En la mañana de hoy domingo lo hemos solucionado.

Ya van tres de las cuatro cimas catalanas, las tres con Óscar como único compañero. A ver qué pasa con la ilerdense Pica d’Estats. Como es tradición, hemos madrugado. A las cinco de la mañana hemos puesto nuestros despertadores en Sant Boi de Llobregat, y no mucho después hemos puesto rumbo hacia Meranges, la cabeza de municipio más elevada de Cataluña.

Cinco bajo cero

Hay que atravesar Meranges para seguir un camino asfaltado, que a los pocos kilómetros pasa a ser de tierra. Y poco después se llega al refugio de Malniu. Aquí se pagan tres euros y se aparca. Son poco más de las ocho, hay cinco grados bajo cero y poca gente, nada que ver con el jolgorio que nos encontraremos a la vuelta.

En el mismo refugio nos hemos tomado un café y nos hemos pertrechado con la ropa de abrigo. Rumbo al Puigpedrós. Se abandona el refugio siguiendo el sentido en el que veníamos en coche y a los cien metros se encuentra el desvío: subir por la derecha (lo más directo) o subir por la izquierda (llegar hasta el refugio de Engorgs y afrontar la subida por el Oeste).

Nosotros hemos optado por la travesía circular, y hemos empezado por la derecha. Es una subida bastante fuerte desde el comienzo. Afortunadamente, el sol de esta mañana era espléndido y no era difícil intuir el sentido de la marcha, siempre hacia arriba pero con cierta tendencia a la izquierda, al Oeste.

Hoy tocaba disfrutar

Se deja a la derecha el Clot de Malniu y, al llegar a las Molleres, la pendiente decrece ostensiblemente y, para mayor alegría, se ve preciosa justo enfrente la mole del Puigpedrós. Como tantas veces he dicho y diré en este blog, esta travesía puede ser infernal en un día de viento y nieve. Hoy tocaba disfrutar.

Ya no hay pérdida. Nosotros nos hemos tirado demasiado a la derecha, por lo que intuimos, y al llegar a esta especie de pradera nevada a más de 2.700 metros vemos a unas cuantas personas, tampoco demasiadas, algo más de una decena. Van donde nosotros.

En poco más de cuarto de hora hemos llegado a la cima. Es fácil tener estas vistas cuando se está a 2.914 metros sobre el mar: Francia al Norte, Andorra al Oeste y las provincias de Lérida y Gerona, y algo de la de Barcelona, al Sur.

Optamos por la ruta circular

Fotos de rigor, breves conversaciones con los compañeros de cima y a decidir por dónde bajamos. Como ya he avanzado, optamos por hacer la ruta circular. Desde aquí aviso que es un acierto. Es un poco más larga, quizás una hora, pero es muy diferente. Además, hemos visto varios sarrios.

Tras hollar la cima hermana del Puigpedrós, situada a escasos metros, ha comenzado una fuerte bajada, con bastante más nieve que por el camino de subida y con algunos tramos de hielo. Los crampones no eran imprescindibles pero pronto lo serán.

Esta fuerte bajada termina en el torrente de Engorgs, que corre bastante fuerte de agua y que no es fácil atravesar en algunos tramos. De hecho, hay que cruzarlo con prudencia. A casi 2.400 metros se encuentra el refugio no guardado de Engorgs o de Joaquim Folch, con una decena de colchones.

GR perdido

Por aquí pasa el GR que alrededor de hora y media después tendría que habernos dejado en Malniu. Sin embargo, ha habido un momento en el que hemos perdido las señales rojas y blancas y hemos tenido que caminar incómodamente entre las coníferas y sus raíces. Hemos perdido una media hora, hasta que hemos visto la senda buena al llegar a un claro, unos treinta metros por debajo de nosotros.

Esa senda todavía tiene un tramo de ascenso antes de enfilar la recta final hasta el punto de salida, pero es una pendiente bastante suave. Ya hace tiempo que hemos abandonado la nieve, hemos tenido mucha suerte con el día.

En Malniu, a esta hora del mediodía, hay algunas decenas de personas. Algunas llegan con grandes mochilas, preparadas para dormir allí y caminar al día siguiente. Otras llegan en vaqueros y con el deseo de tomarse un café caliente a 2.138 metros. Nosotros hemos llegado después de esta preciosa ruta circular de aproximadamente cinco horas y dispuestos a desandar el camino andado en coche, después de parar a comer en Bellver de Cerdanya según manda la tradición. Como avisé al final de mi anterior relato, la decimocuarta cima no iba a ser de relleno.

Ver ruta en Wikiloc

Punto de salida: El refugio de Malniu, al que se llega después de diez kilómetros de camino asfaltado y de tierra desde Meranges. No tiene pérdida.

Distancia: La ruta circular que hemos hecho suma al final casi 16 kilómetros, es una buena caminata.

Desnivel: Del refugio al pico son algo más de 800 metros. Además, del refugio de Engorgs al de Malniu también hay un tramo de subida. Salen más de 1.000 metros.

Cuánto se tarda: Hemos tardado algo más de cinco horas. Con mucha nieve puede aumentar bastante ese tiempo.

Explícame cómo se sube sin literatura: Aparcas en Malniu. Sigues caminando hacia delante, donde se ven un par de flechas. Ambos caminos van al Puigpedrós, pero el directo es el de la derecha, todo el rato hacia arriba y con una ligera inclinación a la izquierda. Pasados los 2.700 metros, se ve en un día bueno la mole del pico sobre una especie de planicie. Si quieres bajar como nosotros, llega hasta la cima hermana, a menos de cien metros, y bajas fuerte hacia la izquierda. Se llega hasta un valle que hay que bajar para encontrar el refugio de Engorgs. Y desde ahí, el GR hasta Malniu.

La canción de Fernando:

Cimas 12 y 13 de 45. Badajoz y Huelva. Tentudía y Bonales Occidental. 1.112 y 1.055 metros. 1-11-2014

He aquí el relato de una nueva hazaña, si por hazaña se entiende no solo una empresa que requiere especiales capacidades físicas, logísticas o técnicas sino también, y quizás especialmente, el cumplimiento voluntario de un deseo.

De las 45 cimas que conforman este reto, hay un número relativamente alto de ellas muy asequibles. Hay varias a las que se puede llegar en coche por carretera asfaltada y hay otras que se solucionan con una breve caminata. A la primera categoría pertenece el Tentudía (Badajoz) y a la segunda el Bonales Occidental (Huelva). Estas son las dos cumbres que hemos hollado esta mañana.

Dos cimas en una hora

Las serranías entre estas dos provincias no alcanzan grandes altitudes ni poseen grandes desniveles, pero sí dan sensación de monte y hay numerosas caminatas señalizadas para quien desee permanecer unas horas. No ha sido nuestro caso, ya que nos hemos limitado a tachar en apenas una hora estos dos nuevos retos.

El punto más elevado de Badajoz es el cerro de Tentudía. En la misma cumbre hay un monasterio mudéjar del siglo XIII. Si este monasterio no existiera, y según he leído en algún sitio mientras preparaba el viaje, el techo de Badajoz estaría a 1.104 metros. Como el monasterio sí existe, el vértice geodésico se ha colocado en su tejado, elevando la provincia de Badajoz ocho metros.

Llegar hasta allí es muy fácil. Bajábamos mis padres y yo de Madrid a Huelva por la nueva autovía de la Ruta de la Plata. No hay que alejarse mucho de ella. Nosotros la hemos abandonado en Monesterio. En dirección a Fregenal de la Sierra, el primer pueblo que se pasa es Calera de León. Allí mismo sale la carretera, en muy buen estado, que termina en el cerro de Tentudía unos nueve kilómetros después.

No estábamos solos

A ambos lados de la carretera hay robles, encinas, pinos, castaños, cabras, ovejas, vacas, muchos cerdos… Hoy, que el campo está verdísimo, toda la sierra estaba preciosa. Al lado del mismo monasterio hay un bar, numerosos paneles, una especie de mirador, las típicas figuras humanoides para poner tu cara y hacerte una foto… Ante tanta oferta, y con la mañana que hacía, no era extraño que el lugar estuviera bastante lleno de gente. Entrar al monasterio cuesta un euro, salvo a los menores de seis años. Seguramente sea la única cima en la que tendré que pagar por retratarme en ella.

Desde allí al Bonales Occidental hay poco más de dos kilómetros. Sin embargo, hemos optado por el camino todavía más corto (en tiempo). Se deshace el mismo camino en coche y se coge el desvío a Cabeza La Vaca. Hay una especie de puerto sin señalizar, llamado de Los Ciegos. Cuando se corona, tres kilómetros después de haber cogido ese desvío, hay que aparcar.

No confundir el Oriental con el Occidental

No hay indicaciones de ningún tipo y no es sencillo saber hasta dónde hay que subir, porque aquí se separan las provincias de Huelva y Badajoz sin que la linde sea visible. Por suerte, un grupo familiar nos informa: se asciende una senda durante aproximadamente diez minutos, hasta llegar a una valla. Se cruza la misma y se ve un hito de algunas piedras y un tronco seco. Se trata del Bonales Oriental, algo más alto que su hermano… pero ubicado en la provincia de Badajoz.

Hay que continuar caminando otros cinco minutos, hasta una prominencia que se intuye un poco más adelante. Son lomas muy suaves, de robles y pinos. Pasado ese escaso margen de tiempo, se encuentra otro hito, esta vez solo de piedras. Afortunadamente, me encuentro a un grupo de cinco personas, Los Montañeros del Parquesito de Sevilla, que me confirman que estamos en el Bonales Occidental, en lo más alto de toda la provincia de Huelva. Ellos están subiendo a las cumbres más elevadas de cada provincia andaluza.

Sin señalización de ningún tipo

Ninguna placa hace mención de nada, del mismo modo que tampoco hemos podido constatar cuando hemos pasado del término pacense de Cabeza La Vaca al onubense de Arroyomolinos de León. En resumen, que lo más complicado de este Bonales Occidental es tener la certeza de que se ha llegado a él.

Nuestro reto ya lo ha conseguido. Ya hemos tachado tres de las ocho cimas andaluzas y la primera de las dos extremeñas. Todo lo que sea quitarse provincias lejanas, bienvenido sea. La próxima, la decimocuarta, va a ser más montañera si no me cambian los planes.

Ver ruta en Wikiloc

Punto de salida: Al cerro de Tentudía se llega en coche desde Calera de León (Badajoz). Para el Bonales Occidental hemos aparcado en el Puerto de Los Ciegos, a unos tres kilómetros del desvío que va hacia Cabeza La Vaca.

Distancia: Al Tentudía, nada. Al Bonales Occidental, poco más de dos kilómetros, ida y vuelta: poco más que nada. La ruta está grabada a los 200 metros de haber empezado, aproximadamente.

Desnivel: Entre una cosa y otra, casi 100 metros (el Bonales). El Tentudía se hizo en coche. Con tiempo sí sería recomendable unir en una misma marcha las dos cimas.

Cuánto se tarda: Hablando de nuevo del Bonales, en poco más de media hora se sube y se baja.

Explícame cómo se sube sin literatura: Para el Tentudía: se llega hasta Calera de León (Badajoz) y se siguen las señales abundantes hacia el monasterio, sin necesidad de bajarse del coche hasta arriba. Para el Bonales Occidental: se aparca en el Puerto de los Ciegos. Dejando a la espalda el Tentudía y a la derecha la carretera, se cruza una verja (hay puerta) y se sigue una senda que sube. Se cruza otra valla y un minuto después se llega al Bonales Oriental. Hay que andar otros cinco minutos hasta el Occidental.

La canción de Fernando (Badajoz):

La canción de Fernando (Huelva):