Justo antes de que llegue La Compra os contamos cómo vivimos y disfrutamos del sábado pasado en el Lavalenguas.
El dia comenzó muy pronto para preparar el almuerzo, el moscatel y las pastas y llevarlos a Valonsadero. Allí pudimos ver el encierrillo de la mañana donde varios colaboradores de la Cuadrilla corrieron y probaron a los novillos. Tras varios intentos fueron nueve los que entraron con los caballos y los mansos; dos novillos tuvieron que ser trasladados en camión y lamentablemente uno se lesionó y tendrá que ser sustituido en los días posteriores al festejo.
Tras todo ello, vivimos junto a parte de la Cuadrilla el ambiente de los chiringuitos, con risas, bailes, entrevistas y sobretodo un gran ambiente sanjuanero. A media mañana repusimos fuerzas con un buen almuerzo, amenizados siempre por el Gaitero de la Mayor (Javi) y sus colaboradores.

Y tras volver a disfrutar otro poco del ambiente en Cañada Honda, jurados y secretarios nos volvimos a Soria para realizar junto al resto de jurados, secretarios, autoridades y gaiteros la correspondiente salida oficial del Lavalenguas desde la plaza mayor. Y ya en el autobús…. ¡sanjuaneras y que corra la bota!


Llegamos a Valonsadero y con ello el sorteo de los novillos. Le tocó elegir en primer lugar a El Salvador, por lo que nosotros elegimos en sexto lugar tras un buen asesoramiento de nuestros colaboradores: ARGENTINO nº30 (Valonsadero) y HUNO n°70 (Plaza de toros). ¡Ahora tocaba tentar su bravura en la placetuela de los corrales!


Y allí, sentados en las milenarias rocas de Cañada Honda pudimos sentir y disfrutar a miles de sorianos y sanjuaneros de la comunión entre el toro bravo y San Juan. Paseillos de gente eufórica cantándonos a todos los jurados nuestros versos sanjuaneros…en definitiva momentos que nunca olvidaremos, y aquí hacemos una especial mención a varios colaboradores que hicieron pasearse a hombros y emocinarse a Carlos…¡Muchas gracias chicos!


Tras los novillos tocaba descansar y merendar junto a nuestros compañeros en la casa de autoridades. Para poner el colofón a este estupendo día el desfile hasta la Plaza Mayor y el baile de la Banda Minicipal. Otro día inolvidable junto a sorianos, nuestra Cuadrilla y el resto de jurados.
Y en el próximo blog os hablaremos de nuestro cachirulo y banderillas y de sus autoras… ¡no os lo perdáis!