El pasado sábado tuvo lugar el desencajonamiento de los novillos tanto en la plaza de toros, para el Viernes de Toros, como en Valonsadero, para el Lavalenguas, la Compra y la Saca.

El día para nosotros empezó muy pronto, a eso de las 7:15 de la mañana, ya que como relatábamos en el anterior post nos tocaba desayunar en la Cuadrilla de Santo Tomé, San Clemente y San Martín, ¡estaba todo riquísimo Cuadrilla!

Aproximadamente a las 8 de la mañana accedimos al callejón de la Plaza de Toros para ver los que serán nuestros novillos para la lidia del Viernes de Toros. Estamos contentos con las hechuras y morfología de los novillos, un poco más grandes que los de años anteriores, y ¡ya tenemos nuestra lista de candidatos para el sorteo del Lavalenguas!

Los toros de la Plaza para el Viernes de Toros.

Con el resto de Jurados pisando el ruedo.

Seguidamente nos trasladamos a Valonsadero, el primer día para pisar nuestro monte, ganas e ilusión sanjuaneras a flor de piel. Sobre las 10:30h los novillos empezaron a salir uno a uno a la placetuela de Cañada Honda. Al igual que en Soria, la impresión general sobre los novillos era muy buena. Buen peso, presentación y bravura.

Los toros de Valonsadero.

Y después del propio acto del desencajonamiento, tocaba disfrutar de Valonsadero, de los chiringuitos y de su ambiente tanto con nuestros compañeros Jurados, como también con parte de la Cuadrilla de La Mayor. Un día muy divertido, que ya queda poco para que se repita. ¡Pasado mañana será el Lavalenguas, un intenso día en el que conoceremos cuáles serán nuestros toritos!

Entrevista a todos los Jurados.

Almuerzo con nuestra Cuadrilla.

Disfrutando de los chiringuitos de las peñas sanjuaneras.