La Mayor de nuestras ilusiones

Fiestas de San Juan

Mes: febrero 2017

Soria y sus ilustres sanjuaneros.

Esta nueva entrada va dedicada a aquellas personas que de una forma u otra todos nosotros los recordamos por su vínculo a las Fiestas de San Juan.

Don Paco y Don Jesús, los autores de las sanjuaneras. ¡Qué sería de Soria y San Juan sin sus himnos por excelencia! No existen unas canciones que muestren el sentimiento, la tradición y el orgullo por un pueblo y unas fiestas como las sanjuaneras. Su legado cultural es legendario e imborrable para todos nosotros.

Monumento homenaje a Don Paco y Don Jesús en la Alameda de Cervantes.

También queremos plasmar nuestro pequeño recordatorio a un buen hombre: Ramón Fuentes, el heladero y castañero de Soria. Dos veces Jurado en la Cuadrilla de Santa Catalina (1984 y 2009), fundador y presidente de la Asociación de Jurados y gran sanjuanero.

JYCYL AHPSO 7295 (María Morales), Ramón Fuentes con el carrito de los helados en la puerta de la Dehesa, 2001.

Capítulo aparte merece David Wagner, desconocido para casi todos por ese nombre, pero si decimos  “El americano del Bullicio” no lo es tanto. Singular y adorable, siempre con alegría y repartiendo caramelos a los niños en los desfiles. Cuando Junio se viste de soles, su Soria y sus amigos siempre le esperan tras su largo viaje desde Oregón (EEUU). No nos imaginamos las fiestas y el Bullicio sin su presencia.

“El americano del Bullicio” con el carrito lleno de caramelos, desfilando por la céntrica calle del Collado, 2016.

Vaya desde aquí nuestro pequeño homenaje a todas aquellas personas, que como estos tres ejemplos, han sido partícipes de que Nuestras Fiestas de San Juan sean únicas en el mundo.

Herencia y tradición sanjuanera.

Una entrada del blog estábamos seguros que iría dedicada a la tradición familiar sanjuanera. Y aquí está, pues es bastante culpable de que estemos en los prolegómenos de unos meses intensos e inolvidables como Jurados de Cuadrilla.

Por una parte, la herencia que recibimos tiene su origen en 1958 cuando los abuelos de Carlos, Victorino Gonzalo y Mª del Carmen Muñoz,  fueron Jurados de la Cuadrilla del Salvador. Eran otros tiempos, muy diferentes a los actuales, donde la Jurada no representaba cargo y los preparativos eran mucho más laboriosos, como el despiece del toro o el cocinar durante San Juan. Con todo, ellos nos enseñaron la verdadera esencia sanjuanera. Aquí os dejamos algunos bonitos recuerdos de aquel año 1958.

Cuadrilla del Salvador 1958.

Domingo de Calderas de 1958.

Por otro lado, la tradición sanjuanera familiar también se refrenda en múltiples detalles, como la indumentaria sanjuanera que pasa de abuelos a nietos y que se luce en estos  días tan especiales. En nuestro caso, la Jurada el Lunes de Bailas desfilará con la mantilla “heredada” de la abuela Florinda, de gran valor sentimental. Su hermano, nuestro cartelero, llevará la capa castellana del bisabuelo Aquilino. Y también presumiremos de mantones bordados de las abuelas de nuestras abuelas. Un recuerdo familiar que luciremos con orgullo.

Domingo de Calderas; mantón de la abuela de la Jurada.

La mezcla de esta herencia y aprendizaje sanjuanero conjuga en nosotros un sentimiento que nos ha empujado a dar este paso, donde se aprecia el verdadero sentido de las fiestas: la participación, el disfrute y el trabajo por y para el barrio, deseando que todo salga como es de esperar siguiendo nuestros sorianos usos y costumbres.

La Virgen de la Mayor y su historia.

Hasta que empiece el ajetreo de actos, reuniones y preparativos nos ha parecido interesante relataros un poco de historia sanjuanera, principalmente la relacionada con la Virgen de nuestra Cuadrilla, la Virgen de La Mayor.

Su origen se encuentra en la Iglesia con la que comparte nombre, situada en la Plaza Mayor de la capital soriana. Hasta la construcción del Coso de San Benito, esta plaza se empleaba también de plaza de toros entrando el ganado bravo procedente de Valonsadero por el Arco del Cuerno.

La Nuestra es una Virgen vestida, es decir, el cuerpo se sitúa sobre un armazón de madera sobre el que viste túnica y mantos reales, blancos, lisos y bordados, respectivamente. La cabeza tiene una abundante cabellera de color castaño, manos cruzadas con rosario y corona real de plata, imperial aureola y cruz. Se estima que pudiera ser realizada alrededor del Siglo XVIII.

Hasta hace 27 años se encontraba ubicada en la Iglesia de la Mayor. Entonces comenzó un peregrinaje por las casas de los sucesivos Jurados de Cuadrilla, quienes la guardaban durante el año, como ya se hacía y se mantiene con otros Santos. En 1998 tras la restauración de los Santos de Cuadrilla por parte de la Caja de Ahorros la talla se empezó a guardar bajo la acogida de las hermanas Clarisas, pero nuevamente en el 2015 siendo Jurados Francisco Javier Arigita y Luisa Soria, la Virgen regresó a la iglesia de La Mayor. Aquí tendrá su ubicación permanente durante todo el año, hasta las fechas próximas a San Juan, pretendiendo con esta iniciativa otorgarle un sitio fijo donde los vecinos puedan visitarla y venerarla cuando así deseen.

En la mañana del Lunes de Bailas tiene lugar la solemne procesión de los Santos Titulares de las Cuadrillas, desde la Plaza Mayor hasta la ermita de la Virgen de la Soledad, donde se celebra la misa en honor a la Virgen de la Blanca. Sin embargo, la Virgen de la Mayor estará desde el inicio del desfile de espaldas, frente a su Iglesia, sin procesionar hasta la Alameda de Cervantes y sin hacer reverencia en su posterior homenaje. Esto es debido a que, junto con el Salvador, son del mismo rango jerárquico que la Virgen de La Blanca y no le deben rendir pleitesía.

Por toda su historia y su especial proceder junto a la Virgen de la Blanca, el Lunes de Bailas es un día emotivo y de fulgor para la Virgen de la Mayor, que viviremos y os contaremos en primera persona cuando llegue el día, que llegará, sin quererlo, en un abrir y cerrar de ojos.