Cien años en el hielo antártico


Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_where() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_groupby() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_fields() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_where() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_groupby() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_fields() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_where() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_groupby() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_fields() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_where() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_groupby() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query_fields() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286

Warning: Parameter 2 to M_DataMapper::set_custom_wp_query() expected to be a reference, value given in /home/desdesoria/public_html/lahabitacionoscura/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286
Antartida2

Alexander Stevens, el jefe científico de la expedición.

  Un siglo ha transcurrido desde que Sir Ernest Henry Shackleton emprendiera la Expedición Imperial Transantártica, entre 1914 y 1917, con el objeto de cruzar el continente helado con dos barcos. La expedición finalmente no fue muy exitosa, debido sobre todo a que uno de los barcos, el Endurance, quedó atrapado hasta ser destruido por la masa de hielo. Esta historia es vieja, pero de lo que nos hemos enterado hace poco es de que algunas fotos de aquella aventura habían quedado "olvidadas" en una cabaña abandonada de cabo Evans que había servido de refugio a expediciones anteriores. Por una afortunada casualidad la Antartic Heritage Trust (Fundación del Patrimonio de la Antártida) encontró en 2013 estos negativos de nitrato de celulosa*, sin revelar, en muy mal estado y pegados entre sí, pero después de un año de trabajo han conseguido recuperar 22 imágenes que acaban de publicarse en este mes de enero. En las fotos pueden identificarse sitios de la Antártida como el estrecho McMurdo o la isla de Ross, así como algún miembro de la tripulación. Por el momento se ignora la autoría de las fotos, aunque se cree que pertenecerían a Arnold Patrick Spencer-Smith, un sacerdote y fotógrafo aficionado que formó parte de la expedición. La mayor parte de la tripulación del Endurance consiguió sobrevivir, pero no fue el caso de Spencer-Smith, que perdió la vida en 1916 durante los varios meses en los que los expedicionarios tardaron en llegar a tierra después del hundimiento de la nave. Seguramente no le serviría de consuelo pero al menos un siglo después se recuerda su aventura y se salva milagrosamente su obra, que parecía condenada a sufrir la misma suerte. * El nitrato de celulosa es el popular celuloide, un soporte fotográfico utilizado entre 1895 y 1951, fue la evolución de las placas de cristal y el antecesor del acetato de celulosa. El principal problema del celuloide era su inestabilidad general y el peligro de inflamación espontánea al superar los 40ºC.

Df, la digital retro de Nikon

nikondf   Para alegría de nostálgicos y ortodoxos la firma Nikon ha lanzado en noviembre de este año un nuevo modelo de cámara digital al que han llamado 'Df'. Su particularidad es la de estar construida con la filosofía de las clásicas, sobre todo está visiblemente inspirada en las históricas FM2 y F3. De esta manera, han reincorporado en ella una serie de mandos manuales que en mi opinión no deberían haber desaparecido nunca, como la compensación de la exposición o la sensibilidad ISO. También cuenta con dial de velocidades (lo más notable) con tiempos que van desde los 4 segundos a la fracción de 1/4000. Acompañando a sus funcionalidades, también el diseño estético respeta al de sus predecesoras. Últimamente está de moda esta tendencia a lo retro, puesto que otras marcas se han decidido también por mirar hacia atrás. Encontramos el caso, por ejemplo, en la Fuji X100 Leica M Monochrom (que sólo hace fotos en blanco y negro), seguidas de muchas otras que han emulado el aspecto de las tradicionales telemétricas, aunque en la mayoría de los casos con una variación atroz: han eliminado el visor para que exclusivamente tengamos que usar la pantalla electrónica. Otras directamente han sacado la versión digital de modelos antiguos, como Olympus con la Pen, o Pentax con la Auto 110, que en su versión moderna se llama i-10. Volviendo a la Nikon DF, otro detalle que la acerca a sus antecesoras y el que considero más interesante, es que han diseñado una montura compatible con todos los objetivos réflex que ha construido la marca a lo largo de su historia. Al márgen de las características recuperadas del pasado, la Df tiene aspecto de estar también muy al día en lo que respecta a tecnología, ya que incorpora el mismo sensor que la D4, full frame de 16,2 megapixels.  

Konica C35 EF, la primera con luz propia

Una prueba nocturna utilizando el flash de la C35. S. Farizano

Una prueba nocturna utilizando el flash de la C35. S. Farizano

"El sol nunca se oculta con la Konica C35 EF", decía un anuncio publicitario, y en parte no mentía, ya que la C35 fue la primera cámara compacta con flash incorporado. Hasta su aparición las cámaras de este tipo sólo utilizaban los incómodos y desechables bulbos o cubos de un solo destello.
andyc35

Andy Warhol, con la Konica C35 EF 2 (en la mano derecha) y la supermítica Polaroid SX-70.

La Konica Compact 35 Electronic Flash, o 'Pikkari', como se la conocía popularmente, empezó a fabricarse en 1975 y se convirtió en una de las cámaras favoritas de Andy Warhol. Warhol adoraba las cámaras 'point and shot' por su simplicidad en el manejo; según dijo el artista en una entrevista, las otras cámaras le parecían muy complicadas. El manejo es verdaderamente sencillo, tiene un objetivo fijo que enfoca por profundidad de campo, con las posiciones, 'retrato', 'grupo pequeño'. 'grupo grande' o 'paisaje'. El diafragma es automático y va desde f2.8 a f16. Dispone también de un dial para ajustar la sensibilidad de la película y ya está. ¡Ah! Por supuesto, y el flash electrónico que puede encenderse o apagarse levantando parte del frontal de la cámara. Utiliza una pila de botón para el fotómetro y dos AA para el flash. Si alguien quiere hacerse con una, se consiguen a través de internet por menos de 50 euros. Hace unos años un amigo me regaló una C35 que llevaba tiempo abandonada en su familia y hasta hace poco la tuve guardada, hasta que este verano pasado decidí por primera vez hacer algunas fotos con ella. A pesar de haber hecho la prueba con una película genérica, de aquellas que antes regalaban en las tiendas de revelado, me sorprendió la intensidad y calidad del color, aunque que se ha perdido un poco en el proceso de escaneo. Aquí están mis fotos, una mañana del final de este verano en la playa de La Concha (San Sebastián).  

Adiós a Deborah Turbeville

De la serie 'Women in The Woods', 1977

De la serie 'Women in The Woods', 1977

  Con 81 años ha muerto este 24 de octubre Debora Turbeville, una de las fotógrafas más icónicas y rompedoras en la historia de la fotografía de moda. Aunque ella misma negaba ser una fotógrafa de moda dedicó su a eso su vida y dio a este tipo de fotografía la categoría de arte, junto a otros como Helmut Newton o Guy Bourdin. Nacida en Massachusetts, se fue introduciendo en la fotografía casi sin quererlo cuando trabajaba como editora de moda en la revista Diplomat. Fue en 1975 cuando saltó a la fama, tras publicar en Vogue 'The Bath House', una serie muy particular de un grupo de mujeres en lo que parece ser el vestuario de un gimnasio. Le dan carácter a sus imágenes el manejo del espacio, los desenfoques, la intencionada imprecisión en la luz y una posproducción "sangrienta" en la que negativos y fotos se cortaban o raspaban de manera aparentemente descuidada, dándoles aspecto de viejos y abandonados. Los paisajes que se ven en sus fotos son solitarios, grises, tristes, melancólicos... quizás también por eso el libro que publicó en 2009 y que recoge el trabajo de su vida lleve el título de 'Past imperfect' (Pasado imperfecto). Sus fotografías son de moda pero hablan de algo más, dejan ver una fracción de su espíritu y del de sus protagonistas, que por algún motivo mágico parece ser el mismo, aunque sea ficticio. Deborah se fue pero sólo en parte, que es como se van los que cambian la Historia.  

Miroslav Tichý: El ojo de Diógenes

miroslav-tichy-21

Una de sus fotos más características.

Hace un par de años conocí en una sala de exposiciones de Valladolid el trabajo de Miroslav Tichý. Nunca había oído hablar de él, pero pocas veces había visto algo que me llamase tanto la atención. Cientos de fotografías, muy rústicas, de mujeres en diversas situaciones que podríamos denominar como cotidianas cubrían las paredes de la sala, junto a una breve reseña de su vida que hacían aún más extraordinarias las imágenes. Tichý nació en 1928 en un pueblo de la antigua Checoslovaquia y se dedicó en sus inicios artísticos a la pintura, mientras estudiaba en la Escuela de Bellas Artes de Praga. Por discrepancias con el régimen comunista y su intervención en la Escuela abandonó los estudios en 1948 y cayó en la indigencia. Entonces empezó a ser perseguido por la policía, debido a su forma de vida, y pasó más de una década entre cárceles y manicomios hasta que fue puesto en libertad. En la década del 60 decidió fabricar él mismo la máquina que canalizaría sus esfuerzos en una dirección: una cámara fotográfica hecha con cosas de la basura. La escasez de recursos es uno de los principales factores que le dan identidad al trabajo de Tichý, fotografías reveladas en condiciones lamentables, con químicos seguramente caducados, una ampliadora no mucho mejor que la cámara, y un largo etcétera de condicionantes. El resultado es el producto lógico del procedimiento, fotografías desenfocadas, rayadas, semiveladas; en definitiva, sucias (artísticamente hablando). En ocasiones hasta decoraba las copias con un marco hecho con cartones de desecho y decorados con un lápiz o un bolígrafo. Si la cosa se quedara ahí no sería muy trascendente, pero el verdadero espíritu de su obra reside en el contenido, el voayerismo, a veces tierno, a veces atrevido, con el que se queda con las imágenes de las mujeres que transitan a su alrededor. Seguramente la mayoría de ellas pensaría que se trataba de un mendigo loco o borracho con una cámara de mentira, hecha con dos latas y un tubo de papel higiénico.
Miroslav Tichy 1

Una de las varias cámaras que fabricó Tichý.

No sólo sus fotografías eran "pobres" sino que también su situación de vida era paupérrima, vivía de una pequeña pensión de invalidez y y tenía un aspecto descuidado que cada vez lo separaba más de la sociedad. Se lo gastaría todo en material fotográfico para las 100 fotos que se había impuesto hacer al día. Como muchos otros genios sólo creaba para sí mismo y nadie tenía acceso a su obra, hasta que un vecino, Roman Buxbaum, empezó a recolectar parte de su trabajo, que descuidadamente poblaba los suelos y otras partes de la casa del artista. Buxbaum, que sí era consciente del valor de estas fotos, las llevó a una galería de Zurich y a raíz de eso empezaron a circular por museos y exposiciones, y a ocupar páginas de libros y revistas. Durante los pocos años de reconocimiento que tuvo nunca aceptó dinero por una fotografía suya ni asistió a ninguna exposición; hasta que encontró la muerte en abril de 2011 en la casa donde siempre había vivido, y en las mismas condiciones. Buxbaum, su antiguo vecino, creó The Tichy Ocean Foundation, donde actualmente artistas de todo el mundo donan sus obras a cambio de una de sus fotografías.  

Cuatro buenas acciones de Photoshop

Buenos Aires, 2000

S. Farizano, Buenos Aires, 2000. Acción: Vintage 3D.

Cada vez hay más acciones de Photoshop o presets de Lightroom dando vueltas por la red y son muy usados por aficionados y profesionales. Por norma general, los mejores hay que pagarlos pero muchos de las gratuitos ofrecen resultados de buena calidad. Voy a comentar cuatro acciones que a mí, personalmente, me han gustado. En otra oportunidad comentaremos algunos presets de Lightroom. Midnight in París, es una acción blanco y negro, aunque la imagen por tratar debe estar en RGB o CMYK porque utiliza algunos tonos de color para recrear el aspecto de un virado. El resultado es de contraste bajo, debido a que el blanco se oscurece para que el tono base del "papel" se convierta en gris, del estilo del histórico collodion; esto está muy de moda. Hay que aclarar bastante la foto antes de empezar el proceso porque se oscurece mucho durante el mismo. Descargar * El collodion, o wet plate, es una técnica antigua con placas de emulsión líquida que debían prepararse, exponerse y revelarse en el mismo sitio. Dramatic Sepia. Su nombre lo dice todo, una versión digital y de alto contraste del más popular de los virados, el sepia (o sulfuro). Las rayas no forman parte de la acción, es el escaneo de un negativo de 35mm un poco maltratado. Lo que más me gusta es que crea una alteración tonal verdaderamente dramática, no se limita a pintar la foto de marrón, que es lo que hacen la mayoría de los filtros que prometen efecto sepia. Descargar
S. Farizano, Soria, 2013. Acción: Midnight in Paris.

S. Farizano, Soria, 2013. Acción: Midnight in Paris.

El Vintage 3D genera una imagen en tres dimensiones, puntualmente un anaglifo, que son las fotos que hay que mirar con las clásicas gafas azules y rojas. No se trata de un anaglifo de verdad, hacer uno requeriría partir de dos fotos del objeto desde distinto ángulo. No obstante el resultado de esta acción es interesante, produce algunos cambios cromáticos (de ahí lo de vintage) y logra cierto efecto 3D. Descargar Xpro es una acción para simular el proceso cruzado, que es mediante el cual una película diapositiva se revela como si fuera negativa, lo que da como resultado variaciones cromáticas y aumento de contraste. Xpro crea 7 variantes en distintas capas para que elijamos la que más nos guste.  Descargar * Si se quiere probar el verdadero proceso cruzado sólo basta con exponer una película diapositiva y revelarla, o llevarla a alguna tienda de las que todavía revelan y pedir que lo hagan en C41, que es proceso estándar para negativos. En el momento de hacer las fotos lo mejor es sobrexponer 1 o 2 puntos.
S. Farizano, Santorini, 2008. Acción XPro.

S. Farizano, Santorini, 2008. Acción XPro.

S. Farizano, Guipúzcoa, 2001. Acción: Dramatic Sepia.

S. Farizano, Guipúzcoa, 2001. Acción: Dramatic Sepia.

El viaje en el tiempo de Maíra Soares

maira01Hace unos días, dando vueltas por internet, me encontré con 'Este Seu Olhar' (Esa mirada tuya), un ensayo fotográfico hecho libro, de la fotógrafa brasileña Maíra Soares. Se publicó en 2012 pero yo acabo de enterarme de que existe. La particularidad de este pequeño libro de 44 páginas es que se trata de una recreación de fotos que su padre había hecho a su madre en su luna de miel (1975) y que la autora había descubierto recientemente y por casualidad. Su madre ya no vivía cuando se produjo el hallazgo, ya que falleció en 2010. Soares decidió entonces repetir las fotografías con la mayor precisión posible, en algunos casos con notables resultados, llegando a conseguir la reproducción casi exacta de un juego de luces y sombras que entran a través de una ventana. La verdad es que no sé si esto aporta mucho, la intención de crear una copia idéntica da como resultado un producto repetido, si se tiene éxito. Aún así este trabajo tiene lo suyo: “El objetivo es descubrir a su madre regresando al pasado a través de los ojos de su padre”, según explicó la autora. No sé a qué se dedicaría el padre de la fotógrafa, pero ya las imágenes originales tienen una carga poética enorme, al verlas se intuye la música que en las películas acompaña recuerdos en blanco y negro. Sin querer ponerme muy fúnebre voy a mencionar también otro trabajo de Soares que está relacionado, 'Encontros e Despedidas', sobre los últimos días de vida de su madre. Ya está, sólo quería compartir mi “descubrimiento”.  

Maleonn y sus 1.600 cuentos de la China

Malenonn01Con una filosofía propia de la fotografía de estudio de principios del s. XX, el fotógrafo chino Maleonn recorrió durante el año pasado 35 ciudades de 25 provincias de su país en un estudio móvil para fotografíar a personas "normales" encarnando en un escenario a los personajes de sus propias fantasías. No sólo la idea del estudio ambulante es remota sino también la puesta en escena con fondos de tela pintados que simulan paisajes enmarcados en un estridente telón de teatro. Más veloz que los fotógrafos de entonces, entregaba las fotos a los protagonistas y las subía a la red social Weibo; así lo ha pasado de febrero a diciembre de 2012. El resultado es fascinante, unas fotos muy coloridas con un una dotación de vestuario y atrezzo espectaculares, en las que según él artista "se reflejan los sueños de los protagonistas". Unas 1.600 personas fueron retratadas, lo que superó enormemente su exigencia inicial que era la de tener un mínimo de 8 voluntarios en una ciudad para visitarla; los cuales también estarían encargados de dar cobijo y alimento a Maleonn y al equipo de siete ayudantes que viajaba con él. Malenonn2Es verdad que las crisis generan ideas porque este proyecto surgió a raíz de que el régimen chino desalojara su estudio de Shangai por considerarlo un artista peligroso, costumbre más que conocida del absolutismo. Por eso, la foto diaria que subía a su perfil de Weibo estaba seleccionada con cuidado para que el proyecto no fuera censurado, debido al control que el Estado ejerce sobre la red social, que es una especie de Twitter chino. Ma Liang, que es como en realidad se llama el artista, ha comentado que tiene la intención de repetir la experiencia pero esta vez en Gran Bretaña. Habrá que ver cuál es el resultado de la desvinculación de la estética oriental de la fisionomía asiática.  

Miles de cámaras que caben en un móvil

Noche de las ánimas. Soria, 2012. S.. Farizano, con Vignette.

"Noche de las ánimas", Soria, 2012. S. Farizano, con filtro Polaroid de Vignette.

Cuando parece que la perfección de las cámaras modernas empieza a aburrir a algunos han aparecido gran variedad de aplicaciones de móvil para procesar con estilo vintage las fotografías que hacemos con el teléfono. Esto no es una noticia, el popular Instagram lleva tiempo trabajando en nuestros terminales y ha superado la frontera de ser una galería de filtros para convertirse en una red social. En Soria hay una comunidad de instagramers con página en Facebook: instagramerssoria. El hecho evidente de que las cámaras de los móviles son cada vez mejores (y lo que les queda) despertó la mente de algún gurú del sector y empezaron a aparecer todo tipo de filtros, y siguen apareciendo nuevos, a pesar de que parece estar ya todo inventado. El caso es que lo retro está de moda, y no sólo entre los usuarios de móviles o aficionados a la fotografía, sino también entre los profesionales. Como decía, hay muchas aplicaciones de este tipo, algunas interesantes y otras que no valen la pena, yo he probado varias y la que más me gusta es Vignette. Ahora que en la fotografía lo antiguo se ha vuelto moderno podemos recrear toy cameras, como la Diana o la Holga; distintos tipos de Polaroids, gran variedad de películas, emulsiones infrarrojas, virados, etc. Lógicamente el resultado no es ni de lejos el mismo que el de los procesos que se simulan, pero se pueden conseguir cosas interesantes y divertidas.
"Flores muertas de jacarandá", Buenos Aires, 2012. S. Farizano, con Vignette

"Flores muertas de jacarandá", Buenos Aires, 2012. S. Farizano, con filtro toy camera de Vignette.

Entre las cosas más raras encontramos el Pocketbooth, un programa que recrea las clásicas fotos de cabina, hace varios disparos con diferencia de unos segundos y agrupa las imágenes en una tira, seguramente alguien le encontrará algún uso a esto pero a mí me parece bastante inútil. Otras aplicaciones son Snapspeed, que además de filtros cuenta con varias herramientas de retoque y Pixlr, que disponde de una galería de 600 filtros para retocar las fotos y un pequeño sistema de edición. Sólo para iPhone son Vintage CameraHipstamatic, en la que elegimos por separado el modelo de cámara, lente y película para crear nuestro propio Frankenstein y Camera +, con herramientas de edición avanzadas, distintos modos de disparo, cuadrícula, enfoque y exposición manuales, y más o menos todo lo que se nos ocurra. La mayoría de estos programas son gratuitos pero otros son de pago. Aunque los precios no son altos, en general rondan los 2 euros, vale la pena pagarlos si encontramos uno que nos guste.

Apología de Chernyavsky

La fotografía de la polémica

La fotografía de la polémica

Hace unos días la fotógrafa rusa Anastasia Chernyavsky cobró presencia internacional cuando una de sus fotos, un autorretrato en la que aparecía desnuda con sus dos hijas, fue censurada por Facebook. Del tema de la censura en las redes se viene hablando desde hace tiempo y este caso ha propagado la inquietud en todo el mundo. Muchos se quejan de que las redes, y principalmente Facebook, acostumbran cortar por lo sano y cercenar cualquier insinuación de lo que consideran inmoral. Lo que es inentendible es que estos medios de difusión que los artistas actualmente han adoptado como forma de publicar su trabajo apliquen un filtro tan estricto y limitante para la disciplina creativa, habituada a estas “inmoralidades”. Es verdad que las políticas de publicación son claras, que las aceptamos al abrir una cuenta y que el “derecho de admisión” es de ellos, pero debería aplicarse otro tipo de análisis para discriminar la naturaleza de las cosas. De todas formas no es Facebook el único responsable de la censura, ya que, según un artículo de mallorcadiario.com, habría surgido un grupo de personas que pidió la abolición de esta fotografía por atentar contra la moral. La autora declaró que ya estaba acostumbrada y que "la gente en general no es muy sofisticada y ve las cosas de manera superficial y sin apreciación artística". El caso es que el trabajo de Chernyavsky refleja escenas familiares de tipo intimista en las que abunda la desnudez como forma de naturalidad y no como provocación sexual.