Verde esperanza

Este viernes 18 de septiembre se ha inaugurado en Almazán la Destilería de Resinas Naturales. Un edificio hermoso y singular. Personalmente me llena de esperanza el que una empresa privada haya visto la ocasión y oportunidad de invertir en nuestra provincia en el sector resinero.

Sector que puede propiciar un millar de puestos de trabajo directo. Rurales, sostenibles y renovables.

En nuestra provincia la mesa resinera a día de hoy tiene tres patas. Pinaster, resineros y compradoras. Le falta la cuarta pata que es la Administración competente: La Junta de Castilla y León.

El aprovechamiento resinero dura tradicionalmente ocho meses por campaña. Desde marzo hasta primeros días de noviembre. Podríamos, en circunstancias especiales de climatología o bisoñez de los resineros, alargar a nueve los meses de trabajo. Y se acabó.

Aquí las administraciones tienen algo que añadir. Dos o tres meses de trabajo para los resineros, fuera de la campaña.

Me consta que desde la Diputación se están dando pasos acelerados para ver la mejor forma de ayudar en este sentido a los resineros, que son el eslabón más débil de toda la cadena.

Don Juan Carlos Suarez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente, ha comprometido el apoyo de la Junta, porque el sector es “clave” para el futuro económico de la Comunidad y la Administración regional “no va a perder la oportunidad” de apoyar la resina. Hay que puntualizar que hasta el día de hoy, que yo sepa, los resineros en la provincia no han recibido un solo euro de la Junta.

Trabajo puedo asegurar que hay dentro del propio monte: limpiezas, trituraciones, claras, arreglo de caminos y muchas otras labores que mejorarían el entorno y harían más llevadero el trabajo del resinero.

Sería un buen motivo para que el resinero se sintiera seguro de su trabajo y fijase su población en el medio rural. No todos radican en él.

Esperamos, por tanto, expectantes el cumplimiento de la promesa de hoy.

Los resineros quieren cambiar paro por trabajo. El dinero que se pueda cobrar en el paro cobrarlo por trabajar en la mejora de los montes. Así de fácil sería dar el espaldarazo definitivo a un sector en auge, un sector que puede propiciar uno de los mayores yacimientos de empleo de la provincia.

No olviden: Rurales, Sostenibles y Renovables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *