De profesión, periodista

Su trabajo consiste en descubrir e investigar temas de interés público, contrastarlos, sintetizarlos, jerarquizarlos y publicarlos.

Para ello recurre a fuentes periodísticas fiables y verificables. Así elabora sus artículos, que pueden tomar varias formas para su difusión: oral, escrita, visual.

Esta definición la saco de Wiquipedia y es como si la hubiesen hecho a la medida del señor Jordi Évole.

Para el las fuentes “fiables y verificables” son los propios causantes o afectados de las mismas, no hay lugar a la duda.

¿Alguien ha sido capaz de abandonar, de parpadear mientras se emite alguno de sus programas?

Me considero incapaz de ello, a pesar de la próstata latosa.

Me declaro un incondicional suyo.

Me gusta esa mezcla de desparpajo y socarronería con la que consigue sacar de sus entrevistados respuestas que en algunas ocasiones parecen imposibles.

Como ambienta sus intervenciones, como no pierde la compostura en ningún momento, como se palpa la tensión en las entrevistas de riesgo.

Me gusta la elección de los temas, no por difíciles menos abordables.

No sé si tiene mano izquierda, ni mano derecha, creo que consigue colocar a sus entrevistados y a los telespectadores en un estadio diferente, en esa especie de duermevela en la que todas las situaciones son posibles.

El pasado domingo 30 de marzo emitió un programa antológico.

Ha conseguido juntar, hacer opinar dar razones a la mayoría de las tendencias de la sociedad más castigada de este país.

Asistí incrédulo, casi en éxtasis, a las confesiones  de varios políticos de diversas ideologías expresándose libremente y llamando a la concordia entre ellos y entre los que opinamos desde fuera sin conocer ni de pasada el problema.

Casi no me podía creer que un concejal del PP tuviese un talante tan progresista, esté dispuesto a perdonar en aras de una convivencia de futuro.

Es usted grande, señor Herzog. Muy grande.

Mis mayores respetos.

Ojalá que siga el señor Jordi Évole durante mucho tiempo clavando sus incisivos en los problemas que nos sacuden a una sociedad estupefacta, demasiado estupefacta, que siga metiendo el dedo en esa llaga cada vez más lacerante que va cubriendo nuestro cuerpo y de la cada vez se van salvando menos ciudadanos.

Felicidades, periodista.

Entre todos mis nietos y mucha resina

Mi hijo Alberto, Vivi y sus dos niños, Kiana y Kiran, salían rumbo a Londres desde Barajas, dando por terminada su estancia en España desde el 27 de febrero hasta el día 15 de marzo, sábado. Allí la familia se separó y cada mochuelo a su olivo. Alberto, Vivi y sus niños como queda dicho. Richar, Gema, Samuel, Elba y Bárbara a Brunete, bonito pueblo de Madrid. Carmen y yo a nuestro punto de partida y regreso desde hace más de… desde hace muchos años: Tardelcuende.

Terminado y suspendido mi master de abuelo en mi descargo debo decir que son “cinco diminutas ferocidades”.

El mayor Samuel hará seis años en mayo. Quiere que le llamemos ‘grandullón’. De natural exterior tranquilo, buen estudiante, un poco tímido, según mis próximos mi ojito derecho.

Después viene Elba. Cuatro años hizo en diciembre. No es un terremoto, no es un tsunami, no es un torbellino, es Elba. Acaba de abrirse la barbilla haciendo gimnasia entre dos sillas en el colegio mientras clase y nada más darle los puntos ya está subiéndose al parque de su hermana. Ahora anda “esmorritada”, se cayó volviendo del colegio y todavía no sé cómo lo hizo.

Kiana hará tres años a finales de marzo. Preciosa, cariñosa, cabezota, una auténtica bomba de fabricación hispano-alemana. Se acuerda perfectamente de sus abuelos de España y por la noche para cenar me dice en perfecto castellano, “jamón, abuelo”, y yo corta que te corta.

Bárbara cumplió el 14 de febrero un añito y Kiran nació el 15 de agosto de 2013. Los dos son enormes y con toda la pinta de mejorar la especie.

Así uno por uno parecen majos, parece que me quieren.

Los mayores me llaman abuelo, Bárbara, «abu» y Kiran creo que me lo dice en inglés o alemán, no le entiendo nada.

Si los juntas a todos en un salón, en un parque, en una sala de espera de Barajas verás como unen sus sinergias con el fin de no dejar títere con cabeza.

Como un ejército organizado programan sus ataques a los papás y tíos, intentan quedarse con los cromos unos de otros, si Kiana lleva coletas en su precioso pelo negro, Elba no tardará en pedir a su yaya que le coja unas en su pelo lacio color paja de clara procedencia paterna.

Si Samuel anda liado con sus cromos las primas con una mirada de complicidad comienzan sigilosamente su ataque. Una amaga por un lado, y cuando Samuel se protege el flanco la otra agarra un puñado de Iniestas y sale corriendo.

¡Qué bonito!.

Desde mi privilegiado puesto de observación los veo crecer, pensar y, si puedo, pongo mi granito de arena para intentar hacerles personas de bien.

Igual me estoy equivocando.

A veces pienso que si se educan como personas libres, como personas responsables, honestamente, en la creencia que todos los seres humanos somos iguales los estoy haciendo vulnerables.

Qué alivio, tienen a sus padres para correr con esa responsabilidad.

Yo bastante tengo con comprarles un huevo de chocolate con sorpresa a cada uno y a diario, además de un sobre de cromos.

Samuel ha dibujado un árbol que  ha denominado como el ‘Árbol de las arañas’. Le he explicado que había un olmo medio roto,  que tenía un gran agujero, como veinte veces el de un nido de carpintero y dentro había antepasadas de Spiderman dale que te pego en su tarea de tejer trampas para las moscas.

Ha dibujado también unas hormigas como caballos una detrás de otra, pues ha entendido lo del ejército.

Intento leerle todo el poema ya puestos, pero su concentración se ha difuminado y nos coloca los dibujos de ‘Me mola tu escoba’.

Otro aprendizaje para mi acervo cultural.

Puedo cantar todas las canciones de los Cantajuegos, he visto repetidos hasta la saciedad los capítulos del Reino de Acuática, la Doctora Juguetes, Pepa Pigs, Dora La Exploradora y, sobre todos, El Rey León.

Hay que ver lo que me perdí cuando niño.

Ahora toca saber de ellos los fines de semana a través de Skype.

Ellos son para mi ese milagro de la primavera que solicitaba Machado.

Volvemos al pueblo y toca Concejo, es el día de Los Quintos.

Tarugos de escabeche con vino como decía Gaya, buen chorizo del pueblo, tortillas de patata fabricadas por madres y abuelas de los quintos, charanga y a dormir.

Empleo casi todo el domingo para terminar la otra parte del título.

Resina, resina y más resina:

MEMORIA DE LA CAMPAÑA RESINERA 2013 EN TARDELCUENDE

AVANCE DE LA 2014

Pasta A 21, Rayón, descendente, carro eléctrico, sexto, “burrito”, entalladuras, granadinos, resineros, dieciocho, 127.500, mata, ascendente, descendente, laboratorio, miera, paro.

Ordenando debidamente las palabras anteriores nos da un resultado:

RESINA EN LOS MONTES DE TARDELCUENDE

Ahora el que quiera ponerlas en su sitio deberá leer hasta el final el siguiente informe.

Queremos comenzar agradeciendo a todos los resineros que el año 2013 han trabajado en nuestros montes su entrega y la enorme labor que están haciendo en pro de la recuperación del oficio.

Ya son cuatro los vecinos, o hijos del pueblo, que trabajan nuestros montes.

Irán en aumento.

Mención para los granadinos, cuatro personas que vienen desde 700 kilómetros a buscar un nuevo horizonte laboral.

Con el esfuerzo de todos los resineros será posible poner a resinar todos los pinos del 185 y 198, nuestros dos montes públicos.

Podemos decir que la campaña comenzó, para algunos, a primeros de febrero.

Esta fecha estuvo plenamente justificada por el hecho de incorporarse ocho nuevos resineros y abrirse más de 70.000 entalladuras en primero.

Además del dato concreto debemos puntualizar la importancia del trabajo en la vida económica de cada uno de los resineros.

Trece de ellos como trabajo único o principal.

Los cinco restantes como complemento a otras tareas, generalmente selvícolas.

Es un hecho que la cosecha de la resina se amolda a diversas formas de vida.

Desde los que la tienen como único o principal ingreso hasta aquéllos a los que supone un complemento.

Recordamos a los empleados de la “Fábrica de Maderas” antañazo tomando pinos para trabajar los festivos y las horas que tenían libres con el objetivo de ayudar en sus economías domésticas.

Por eso no se puede hablar de matas definidas, aunque si de matas idóneas por su composición y orografía.

En Tardelcuende estimamos como adecuada una mata de 6.500 entalladuras que puede recoger una combinación de pinos a vida y a muerte. También queda condicionada por la pasta estimulante.

Si pudiéramos resinar todos los pinos con la pasta A 21 podríamos tomar más pinos al dar menos picas.

Si con diez picas satisfacemos la necesidad de una buena cosecha podemos ahorrar un tiempo importante de trabajo al resinero.

Estimando una media de ocho días por pica el ahorro de tiempo oscila entre 16 y 40 días, dependiendo de si se dan 12 o 15 picas.

Una vez montados los pinos la mayoría de los resineros comenzó a primeros de mayo la primera pica. Con pasta servida desde la destilería. Todo hace indicar que un grado incorrecto de acidez en la mezcla agua-sulfúrico, así como las anormalmente bajas temperaturas surtieron en el pino el efecto de contracción al tratamiento, haciendo subir la línea quemada en madera hasta el triple de lo que debería haber sido habitual.

Esto quedó compensado con unos meses de septiembre y octubre anormalmente calurosos haciendo que el pino siguiera produciendo hasta últimos de octubre.

A partir de la primera pica la pasta estimulante la confeccionaron los propios resineros bajo una supervisión municipal consiguiendo dar el grado oportuno de acidez para cada momento.

Todo ello en el singular “laboratorio” arreglado con una subvención.

También es de señalar que muchos de los resineros acotaron zonas de pinos dentro de su mata para probar por sí mismos la pasta estimulante A 21.

Todos han confirmado una superior cosecha en los pinos así tratados en comparación a los trabajados con pasta normal.

La campaña transcurrió sin mayores incidencias para conseguir una cosecha aceptable por la mayoría de los resineros.

Podemos estimar una cosecha global de 215.000 kilos de miera que significan 215.000 € por la venta, más impuestos.

Hay que añadir el flujo económico movido alrededor de la cosecha: seguridad social, gastos de materiales y herramientas, alquiler de los pinos,  carreros, transportistas, gestores, incremento de ventas en los comercios  de Tardelcuende.

Estimamos no menos de 300.000 € movilizados en torno a nuestros pinos que cuatro años atrás estaban como la lira del poema.

La mayoría de los resineros ha trabajado en sentido ascendente y con escoda.

También hubo resineros que trabajaron en sentido descendente y con Rayón.

Algunos incluso de las dos maneras en bastantes pinos.

Uno de ellos comenzó lo que podemos considerar un experimento en sí mismo.

Derroñar en sentido descendente, comenzando a tres metros de altura y clavando singularmente a 2,10 metros, suficiente para poder alcanzar los potes desde el suelo.

Para ello se ayudó de un “burrito” de confección artesanal.

El derroñe le sirve para dos años mínimo y el clavado se realiza sobre pizorra, evitando la herida al pino.

El difícil e importante reto es conseguir que la resina caiga en el pote.

PROYECTO 6 X 5.

Basados en los experimentos realizados a partir de 2010, en 2013 pensamos en unir :

Sistema de pica  a Rayón, sentido descendente, pasta estimulante A 21, número de picas 9 o 10, reservando una superficie de 50 cm para la campaña. Ya habíamos comprobado que el pino produce lo mismo trabajado con Rayón o Escoda.

Sin embargo con Rayón se pueden picar en el mismo tiempo un 20 % más de pinos y además con menor esfuerzo físico.

Al prever menos picas de las 12-15 que muchos resineros dan, también necesitamos menos superficie de pino en vertical.

Esta parte es fundamental y se basa en que los pinos estimulados con pasta A 21 dada sobre superficie picada a rayón, sentido descendente, necesita menos superficie de pino para la siguiente pica, unos 4,5 centímetros.

Con estos datos en una superficie de 45 cm podemos dar las diez picas que consideramos suficientes para una buena cosecha.

A continuación preparamos 500 pinos en primero y 500 pinos en lo que llamamos 6º, exactamente igual que los del resinero señalado anteriormente. (De hecho son suyos).

En este primer año los resultados han sido:

1º 2,938 kilos con diez picas, 6º 3,24 kilos con 9 picas para un promedio de 3,089 kilos por pino.

Este dato nos reafirma en la creencia que el pino da mas cosecha cuanto más alto.

Hay que hacer constar que el promedio en los Montes de Tardelcuende está cifrado tradicionalmente en 2,5 kilos pino.

El experimento tiene dos objetivos principales.

1º Conseguir que el resinero obtenga más producción con menos trabajo.

2º Conseguir en cada pino seis campañas por cara, ganando a los pinos entre 4 y 5 años más de aprovechamiento resinero.

200.000 pies por cuatro años por 0,20 (precios de hoy), nos darían 160.000 € de mayores ingresos dentro de 20 años.

Significa también más tiempo de recuperación en los tranzones talados.

Cuan largo me lo fiáis.

Pero no por eso debemos dejar de intentarlo.

Desde el Ayuntamiento de Tardelcuende queremos seguir impulsando el trabajo resinero.

No es solo tener nuestros montes resinando, hemos de buscar la estabilidad en el trabajo.

No dudábamos que volveríamos a resinar nuestros montes y ahora no dudamos que vendrán tiempos peores para la resina y hemos de estar preparados para afrontar esas épocas con garantías.

Esto ya no puede ser un trabajo intermitente, marcado por el precio de la mano de obra de otros países, no podemos estar a expensas de tener una descomunal cifra de paro para volver a emerger.

La resina natural está y estará cada vez más demandada.

Sus aplicaciones son ya numerosas, la conciencia ciudadana de consumir productos naturales va en aumento y desde la propia Unión Europea están colocando la resina de nuestros montes, (de todos los montes de pinaster), en un lugar preferencial.

No estoy en absoluto de acuerdo en ligar competitividad con bajo salario, es demasiado fácil.

Mejor ligar la competitividad con nuevos métodos de extracción, mejor buscar una óptima mecanización y una racionalización tanto del trabajo como del propio pino.

Debemos conseguir en estos tiempos avanzar en todos los temas que afectan a los resineros.

Ser reconocido su trabajo como una difícil cosecha agro-forestal a todos los efectos, sobre todo en la Seguridad Social y en Hacienda.

Conseguir en nuestro caso que la JCyL les proporcione trabajo durante tres meses para poder completar una campaña.

Para 2014 la Diputación de Soria ha preparado unas subvenciones para autónomos que pueden encajar en el trabajo resinero.

Esperemos que estas ayudas continúen, no debemos olvidar que nuestra provincia puede proporcionar trabajo con el aprovechamiento resinero a más de 1.500 personas.

CONCLUSIONES.

En los montes de Tardelcuende en la campaña 2013 se han trabajado 127.500 entalladuras.

Han intervenido 18 resineros.

Se han obtenido unos 215.000 kilos de miera.

Traducido en masa económica se han movilizado unos 300.000 €.

Se ha introducido masivamente la pasta A 21 con óptimos resultados.

La pasta utilizada a sido confeccionada por CESEFOR.

Se ha picado en algunas matas a Rayón, en sentido descendente.

            Hemos confeccionado en el “laboratorio” la mayor parte de la pasta utilizada.

Se ha perfeccionado el carrito de remasa hasta conseguir que funcione con batería, es decir “carrito eléctrico”.

            Hemos comenzado un Proyecto que entendemos como altamente interesante por las perspectivas que abre.

Comenzar en 6º o 1º pero en sentido descendente.

Nuestro Ayuntamiento ha ingresado líquido de la campaña resinera más de 20.000 €.

Se ha mejorado considerablemente la habitabilidad y limpieza de nuestros montes.

Ha supuesto un incremento de ingresos para nuestros comercios.

Hemos contribuido a mejorar el PIB de nuestra provincia, hemos detraído una serie de personas de la lista del paro.

NO HEMOS RECIBIDO SUBVENCIONES ESPECÍFICAS  DE OTRAS ADMINISTRACIONES.

Para nuestro Proyecto hemos recibido la ayuda de ASFOSO, única empresa o Administración que ha considerado el Proyecto como relevante.

En reciente reunión en el MAGRAMA pedíamos para los resineros un trato justo.

Ubicación tanto en Hacienda como en Seguridad Social en los epígrafes adecuados.

Compromiso por parte de la Administración competente, (en nuestro caso Junta de Castilla y León), de facilitar el trabajo en tareas selvícolas en los propios montes a los resineros los meses fuera de campaña.

También pueden formarlos para integrar el sistema de lucha contra incendios.

Entendemos como prioritario por parte de los resineros algo tan sencillo como asociarse.

Si nos ceñimos a Tardelcuende los 27 resineros previstos para la campaña 2014 pueden producir más de 325.000 kilos de miera.

No deben dejar pasar la oportunidad de vender conjuntamente al mejor postor, no siempre es el que más paga, de hacer un frente común en los temas administrativos, de apoyarse en momentos puntuales entre ellos, de comprar herramientas y materiales, de intentar con sus propios medios avances tecnológicos, mecánicos y de toda índole.

Confeccionar su propia pasta estimulante, no deben depender de terceros para algo que ellos pueden hacer a su gusto.

El reto que se nos presenta es mejorar el barrasco, hacer más llevadera la tarea de derroñar.

Si conseguimos una mejora equiparable a las del exprimidor para la remasa habremos dado un importantísimo paso para la consecución de un trabajo digno, estable y bien remunerado.

PREVISIONES PARA LA CAMPAÑA 2014.

180.000 entalladuras a trabajar para un total de 27 resineros.

Repiten todos los de la campaña 2013 y se incorporan 9 resineros más.

Uno de ellos vecino del pueblo, y ya son 5.

Nos quedan un mínimo de 19.000 pies en reserva, bien para esta misma campaña bien para cubrir las bajas que por cortas ordinarias van a ir sucediéndose en años posteriores.

Dentro del término municipal también contamos con unas 30.000 entalladuras de los llamados “propios”, titularidad de la Sociedad de Vecinos de Tardelcuende.

En Cascajosa quizá otros 10.000 pies disponibles según su Alcalde, y en la finca de Osonilla y otros enclavados unos 50.000.

Podríamos llegar en el término municipal con una debida colaboración y estructuración a trabajar 270.000 entalladuras consiguiendo una cosecha de cerca de 700.000 kilos, lo que supondría cerca de un millón de euros (1.000.000 €) de masa económica procedente de los pinaster del término.

En este 2014 haremos las adjudicaciones de los pinos a cada uno de los resineros, y con esto pueden darse de alta en el SETA, con la ventaja de pasar de pagar 300 € mes de cupón a la Seguridad Social a unos 190.

Retrasará las contrataciones, pero merecerá la pena por el ahorro económico que supondrá a los resineros.

Mantenemos el precio del alquiler de la entalladura en 0,20 y reducimos en los tranzones llamados “a muerte” el precio de la entalladura, 0,20 pino de una sola entalladura, 0,30 dos o más entalladuras.

Damos al resinero la posibilidad de resarcirse de un 30% de la cantidad a pagar por el alquiler realizando tareas selvícolas o relacionadas con el aprovechamiento resinero, marcadas por el Agente forestal conjuntamente con el Ayuntamiento.

Esta medida tiene dos vertientes.

La primera favorecer al resinero.

En la mata definida como “idónea” (6.500 entalladuras), deben pagar de alquiler 1.300 € pudiendo llegar a pagar realmente 910 €, realizando trabajos por 390 €.

La segunda mejorar el estado general de los montes.

Podemos realizar, principalmente en el MUP 185, labores de recuperación de fuentes y caminos, limpieza de las matas, corta selectiva de pies enfermos o secos, mejora de los refugios y una larga lista de actividades que redundan en la mejoría de su utilización, en una mejor calidad del trabajo resinero.

Podemos pensar en la preparación de una “Ruta Resinera” para los cada vez más urbanitas que demandan actividades en contacto con la naturaleza.

Estamos efectuando un inventario actualizado en la medida que nuestras posibilidades económicas nos lo permiten.

Como máximo en 2015 lo tendremos y será una herramienta de trabajo imprescindible en el futuro.

No tenemos duda que cuando la Junta goce de unas mejores condiciones económicas tendrán en cuenta los esfuerzos que algunas Entidades Locales estamos haciendo por el beneficio de nuestros montes en particular y el avance en el mundo resinero en general.

No podemos olvidar que aproximadamente el 25% de la superficie del Monte 185 está en reforestación por los quemados del 98 y del 2.000.

En este caso debemos agradecer a la JCyL, al Servicio de Medio Ambiente de Soria, el empeño puesto en estas reforestaciones y su seguimiento dentro de los medios de que disponen.

Actualmente ya se están realizando tareas de poda y adecuación de los mismos para su futuro aprovechamiento resinero y maderero.

Todo ello dirigido por Medio Ambiente con cuadrillas de la BRIF.

Continuaremos el Proyecto 6 X 5, haya o no ayudas de otras administraciones, intentaremos mejorar el aprovechamiento con picas definidas, si tenemos la posibilidad de trabajar con la pasta A 21 mejoraremos la calidad del pino, el aprovechamiento resinero y el Medio Ambiente.

Conviene saber que con la pasta tradicional en 10 picas el pino sufre una ingesta de unos 9 gramos de ácido sulfúrico.

Con la pasta A 21 únicamente se le administran 3 gramos.

También llegaremos hasta donde podamos con el estudio del “barrasco mecánico” e intentaremos otras pruebas diferentes para la extracción de la miera del pino.

Tenemos una ardua pero muy gratificante tarea por delante.

Todo con la intención de ser más competitivos, todo con la intención de establecer unas bases de trabajo de futuro.

Un trabajo digno, y no lo olvidemos: Sostenible, Renovable y en el Medio Ambiente.

Afortunadamente nadie puede trasplantar nuestros pinos a ninguna gran urbe.

A lo largo de 2014 habrá que intentar ampliar horizontes resineros.

Ya toca que en la provincia no nos limitemos a ser mano de obra.

Podemos pensar en sacar más provecho destilando nuestras propias cosechas.

NOTICIAS RECIENTES

Parece ser que en la Seguridad Social hay variaciones en los precios del cupón pudiendo llegar a ser bastante menor de lo anterior en algunos casos.

Para la campaña 2014 nuestros resineros tienen la posibilidad de venta a varias compradoras.

LURESA, (antigua Unión Resinera Española), 1,05 kilo puesto en Coca.

Resinas Naturales,  destilería que ha venido comprando la resina de nuestros montes los tres años anteriores, 1,03 puesto en Cuellar.

Alfonso Criado, destilería familiar con larga tradición, 1,02, pero se lleva las cubas desde Tardelcuende.

Las tres ubicadas en la provincia de Segovia.

Todos ellos suministran materiales y  herramientas a cobrar contra entregas de miera y todos se comprometen a dar anticipos a los resineros, en las mismas condiciones anteriores.

Dimos a los resineros en reciente reunión las condiciones que las empresas nos han enviado al Ayuntamiento directamente.

Todas mejoran las condiciones económicas del pasado año.

También en el Ayuntamiento hemos recibido una extraña solicitud acerca de la titularidad y posibilidad de venta de nuestros MUP.

Tenemos noticias de que ciudadanos de la principal potencia resinera mundial han decidido expandirse y comprar pinos resineros allá donde los haya.

Preferentes y escraches

Voy a intentar ligar dos palabras de las más utilizadas en el nefasto 2013.

Son al menos las dos palabras que más han calado en la ciudadanía: escraches y preferentes.

De todas las definiciones que he leído sobre ‘escraches’ me quedo con la siguiente: “Manifestaciones que se convocan frente al domicilio o el lugar de trabajo de personajes públicos para reprobar su comportamiento en determinados asuntos sociales o políticos”.

Añadiría: “Con métodos no violentos”.

‘Preferentes’: «Que tiene ventaja o preferencia sobre una persona o cosa».

Qué tranquilo me deja saber esto. Qué bien eligieron los banqueros, qué honor.

¿Qué les parece, señores políticos de media y alta gama, que la banca, principalmente nuestras Cajas de toda la vida, hayan estafado los ahorros a miles de personas, casi todas ellas mayores, casi todas ellas sin los conocimientos necesarios para saber que estaban concertando?

Ya saben que esto no es posible que lo haya perpetrado una sola persona por muy ‘Presidente de la Caja’ de turno que fuera.

Hay Consejos de Administración, que cobran muy bien y están para enterarse.

Todos ellos repartidos mayoritariamente entre algunos grupos políticos.

Desde hace varios años cuando saltó el tema de las ‘preferentes’ a la calle la gente comenzó a enterarse de lo que significaba aquel hasta entonces plazo fijo.

Supimos que la Caja amiga de toda la vida, que allí donde entrábamos con la mayor confianza, nos había metido en una espiral de zozobra, en un sin vivir que desgraciadamente para muchos persiste. Se había quedado con nuestros ahorros.

Un masivo escrache, preferentemente sobre personas de avanzada edad, diseñado por unos indeseables, persistente en el tiempo y apoyado en la colaboración de gobiernos y políticos.

¿De verdad quieren saber que es el escrache?

Pregunten a los ancianos, pregunten a quienes han perdido todos o gran parte sus ahorros, pregunten a la señora que no puede pagarse la residencia, o la hipoteca, ya que no puede retirar aquél plazo que le ofrecieron.

Agarren fregona e intenten recoger las lágrimas de impotencia de muchos ciudadanos.

Restituyan las noches de insomnio de tantos.

Ustedes quizás no lo saben pero ha habido gente que ha perdido la entrada de una vivienda al no poder hacer frente a los pagos, por no poder disponer de lo que era suyo.

No tengo duda que todos van a recuperar lo estafado, pero algunos han perdido mucho más en el trayecto.

Por curiosidad, no exenta de interés, me gustaría saber si alguno de los políticos anteriormente citados ha tenido o tiene preferentes en alguna entidad.

Permítanme ser mal pensado.

Como nunca falta un bufón a un diputado le preguntaron por las preferentes y contestó: «¿Me han preguntado a mi antes de firmar?»

¿Y tú denigras los escraches?

Escrache eres tú.

Efectos colaterales

Lo siento, escribo de muy mal humor. Pero como dice Jesús, que dice Armas Marcelo, hay que escribir con mala leche.

La gota que colma el vaso de mi paciencia es la presentación del informe sobre pobreza infantil de Save the Children.

Para entrar en cuestión es la organización mundial, no gubernamental, líder en la defensa de los derechos de la infancia.

Viene a decir que el año pasado han entrado en riesgo de exclusión 2.826.549 niños. En España.

Que hay padres que se privan de lo necesario para poder dárselo a sus hijos, para que puedan comer. En España.

Es una realidad que debería avergonzarnos.

Ahora toca pedir no para aquellos niños que nos pillaban tan lejanos, pobrecitos, que pena nos daban, como se podía vivir así, vamos a ayudarles algo, echábamos una peseta a la hucha y luego nos olvidábamos hasta el año siguiente.

Ahora toca pedir para esos niños que no tienen sus necesidades básicas cubiertas. En España.

No quiero entrar en detalles, en mis detalles, sobre como hemos podido llegar a esta situación, no es el momento.

Ahora toca intentar remediar entre todos, cada uno en lo que pueda, la atrocidad que se está cometiendo contra los más indefensos. En España.

Pensar que esos pequeños pueden ser vuestros hijos, nietos, sobrinos, pero sobre todo que son seres humanos.

Tienen un grave inconveniente. No votan en las elecciones.

Por favor llamar con urgencia al 900 37 37 15.

Entrar en Internet, buscar la página de Save the Children, hay varios modos de ayudar.

Hacer donativos, haceros socios, sacrificar un poco de lo que tengamos y ayudemos a paliar la situación… En España.

Uno menos en la lista del paro

En mayo de 2010 comencé a sentir unos síntomas preocupantes de decadencia física.

Se me erizó todo el pelo y  en mi cuerpo anidó un sarpullido profuso y preocupante.

El suceso me llegó sin motivo aparente pues mi doctor de entonces aseguraba que estaba perfectamente bien.

Después de un año y medio entre pruebas y más pruebas, a partir de  noviembre de 2011 los síntomas fueron variando y acrecentándose sin parar.

El caso es que aunque las analíticas salen mal, el doctor que ahora me han asignado está empeñado en que estoy mejorando.

-‘Mirusté’ ahora tiene menos pupas en la pierna derecha que antes. Su mejoría es a largo plazo, no hay que precipitarse.

-Sí, pero me duelen más y además tengo otras en la pierna izquierda que antes no tenía.

-Tonterías, tenemos controladas sus constantes vitales y tiene síntomas de mejoría muy claros.

-Perdone mis dudas, pero ahora me duele la cabeza muy a menudo y voy al servicio que apenas si llego.

-Como se lo voy a decir, contesta el buen doctor al tiempo que me guiña un ojo, todos los indicadores nos muestran una clara mejoría. ‘Usté’ aún no lo nota pero esto es así. Probablemente le parezca que empeora, no digo que no, pero todo está en su cabeza. ¡Un poco de optimismo hombre! Si prescindimos de la falta de hierro, de la inflamación renal, la mala pinta del aparato digestivo y otras menudencias está ‘usté’ como una rosa, ni gota de colesterol. Mírelo por el lado positivo, se está quedando con un tipo envidiable. En lugar de quejarse tanto y perder el tiempo trabaje más y más rápido y aproveche el tiempo para aprender idiomas por si acaso.

-Disculpe mi insistencia doctor, pero ya no me apetece hacer el amor, se me cae el pelo, se me rompen las uñas y lo que más me preocupa es que devuelvo lo poco que como. Doctor, digo que a lo mejor si me cambia el tratamiento pues podría ir recuperándome en lugar de empeorar.

-‘Mirusté’ –dice el buen doctor, ya con muestras de enfado–, si usted  no quiere ver la mejoría es su problema, yo voy a seguir con el tratamiento, mis ayudantes y los doctores con los que cambio impresiones me dicen que lo estoy haciendo de cine. Pruebe a colgar cuadros de Santa Teresa en todas las habitaciones, mano de Santa, oiga.

-No dudo que tendrá usted razón doctor, pero ya se habrá dado cuenta que se me han caído los dedos de los pies, también he perdido el trabajo, me ha dejado mi mujer por un político, el buen banco me ha echado de mi casa, con todo su derecho claro está, y como no tengo nada  y no paso del día 2 de cada mes he decidido morirme para aliviarle a usted la lista de pacientes.

-Muy bien, así es como reaccionan los buenos pacientes, dice el doctor.

Hora de la muerte cualquier día de cualquier mes en cualquier rincón de España, (o del extranjero, mirusté).

Relatar viene de relato

Y LO DIJE MUY UFANO.

¡¡Por fin me he liberado!!

Me despierto sobresaltado como otras veces, miro el despertador que marca las 4.31 de la madrugada.

Siento la boca seca, estropajosa, tengo esa opresión en el pecho que ya conozco tan bien, tengo una sensación de angustia y no puedo respirar normalmente.

Ya conozco las sensaciones, las he sufrido anteriormente y son causadas por ella.

Pienso que ya no puedo más, he llegado al límite y tengo que tomar una decisión: o ella o yo.

Recupero la normalidad poco a poco, voy a la cocina tomo un sorbo de té frío y agarro unas tijeras.

Abro sigilosamente la puerta de la habitación donde duerme mi mujer.

Con mano temblorosa tardo un poco en localizarla y en un santiamén utilizo las tijeras para acabar con ella.

Mi mujer se despierta, da la luz y le digo muy ufano:

Cariño, he destrozado tu tarjeta de crédito.

Bocazas

Había preparado la entrevista con todo detalle, me había afeitado a fondo, la ducha había sido más larga de lo habitual, crema para la cara, para los pies, desodorante, lima de uñas, bras bras a fondo.

Aquí estoy examinándome para el trabajo.

Una plaza de camarero en la Zarzuela.

He enviado anteriormente un currículo, certificado negativo de penales, acta de bautismo y otra serie de requisitos, todos ellos imprescindibles para optar al puesto.

Allí me proporcionan un traje a mi medida, pajarita, guantes protocolarios, paño en el brazo izquierdo.

Me ordenan servir el vino, poner el pan, después emplato una ‘vichisuá’ y a continuación una lubina que preparo con destreza.

Finalizo con un cóctel de limón y me retiro.

El mayordomo me dice al oído, “enhorabuena, el puesto es suyo”, solo una cuestión: ¿No será político?

No, que va en mi familia somos anarquistas de toda la vida.

Y lo dije muy ufano.

Duria

Para mis amigos de Numancia-Garray-Soria.

Mi nombre es Duria y soy hija de Durius, más conocido por vosotros como río Duero.

Soy la gota de agua más antigua que produjo mi padre.

Me decido a contar mi historia por si en algo puedo ayudaros, puesto que somos paisanos.

Yo soy tan soriana que jamás he pasado del punto donde confluyen mi padre con el Izana, cuando este lleva agua.

Sabed lo que mi padre pactó con su madre Naturaleza.

Ella permitiría al Dios Sol llevarse a millones de nosotras a cambio de devolver una buena parte nuevamente al Urbión, nacimiento de mi padre.

Unas en forma de agua, otras de nieve.

Unas vuelven apenas salir de casa, otras desde diversos puntos de su trayecto, con lo cual siempre sabemos todo lo que acontece en su curso.

A mí particularmente me encanta pasar una y otra vez por los lugares donde se nos unen el río Tera, y después el Merdancho.

Me traen recuerdos de cuando muchos habitantes de una ciudad en lo alto de la colina bajaban a vernos.

Las mujeres a lavar sus ropas y hablar entre ellas, los hombres a introducir sus espadas y otras armas en las aguas de mi padre para tener una fortaleza casi invencible.

Allí se abastecían de comida fresca y jugosa, se bañaban sin nada encima, y nosotras curiosas casi deteníamos nuestro curso para sumarnos a su disfrute.

Por nuestras aguas bajaban sus amigos a traer trigo y otros alimentos para aquellos sorianos, podéis creerme que jamás les volcamos una barca, siempre procurábamos acunarlos hasta su destino.

Después vino una época muy negra.

Los habitantes de la ciudad fueron atacados por otros venidos de muy lejos, con muchas armas, muchos caballos y otros animales que nadie conocíamos, yo siempre atenta, escuché que se llamaban elefantes.

Los invasores clavaron unos enormes postes en nuestro cauce y no dejaban pasar a los amigos que venían a traer alimentos, nosotras nos pusimos bravas pero no pudimos tirar ningunos de los postes.

Todavía recuerdo con congoja los alaridos de los últimos días, la enorme humareda que tapaba el sol y después…. el silencio.

Ahora habéis permitido unas horrendas edificaciones cerca de nosotros, nunca será igual, pero mi padre, mis hermanas y yo nunca dejaremos de ser sorianos.

Por cierto, no recuerdo como se llamaba aquélla ciudad, ¿lo sabéis vosotros?

Gibraltar español

No puedo decir que haya sido un acto reflejo, no puedo mentir diciendo que ha sido improvisado, pero juro que nunca llegue a pensar que tendría las consecuencias que ha acarreado.

Aprovechando mi estancia en Londres, insuflado de cierto patriotismo y alentado por varios amigos que en sus misivas comienzan por ‘¡Gibraltar español! he estado durante unos días urdiendo un plan.

He preparado una pancarta de reducidas dimensiones en la que se lee ‘Gibraltar español’.

He conocido Canary Wharf, un lugar donde, aunque no hay puestos en la calle, se compra y se vende todo, hasta conciencias baratas, un lugar donde se asentaban los Lheman Brothers.

Estos hijos de puta que a pesar de tener nombre de grupo musical, han sido capaces de provocar la tercera guerra mundial.

Voy a desplegar allí la pancarta, solo un momento, y le saco unas fotos demostrativas de mi patriotismo.

Hoy va a ser un gran día, quién sabe si no habrá alguna televisión que se haga eco de mi protesta.

Por la mañana, 8.30 de aquí, llevo de diario a Kiana a la guardería. En el camino, y sin que lo sepan sus padres, damos cuenta a medias de un huevo de chocolate, Kiana se lo come y yo me quedo la sorpresa para armarla después en casa.

Bueno, sigo con mis preparativos. Hoy llevo un globo que inflamos anoche, un Spiderman que le compró su abuela, la pancarta con mi reivindicación y unos pistachos.

Antes de irme miro en el frigorífico.

Veo una botella de licor de hierbas y me tomo un chupito. Está bueno así que me tomo otro y le meto un viaje a morro que la botella se queda tiritando.

‘Gibraltar español’, grita una vocecilla dentro de mi.

Llego a la guardería y está lloviendo.

Dejo a Kiana y me voy con el carrito para Stratford.

Con la prisa se han quedado en el carrito el Spiderman y el globo, y yo tengo un calor de la leche.

Quizá me haya pasado un poco con las hierbas, yo que no bebo habitualmente, y además estoy en ayunas.

Tomo el metro en Stratford y en cuatro estaciones estoy en Canary Wharf.

Salgo a la calle y la lluvia parece haber cesado de momento.

Justo enfrente del edificio de los Lheman saco la pancarta dispuesto a ofrecer mi aportación patriótica. La pancarta se enreda con el muñeco y la sorpresa.

Desenrollo la pancarta y le digo a una señora que me haga una foto con mi móvil. No sé que entendió, o qué le dije, el caso es que me miró raro, vio una pequeña parte del muñeco que se asomaba por la manta, el globo estalló sin previo aviso y la señora se puso a correr y a gritar como una loca.

-¡He’s got a bomb! ¡He’s got a bomb!

Me pongo nervioso, enrollo la pancarta y decido marcharme.

Demasiado tarde.

Veo la sorpresa del huevo agarrada en la mano.

En un momento toda la gente estaba arremolinada en las fachadas de los edificios, empezaban a llegar coches de policía haciendo sonar sus sirenas y yo levanté la mano izquierda en señal de rendición.

No me percato que el contenedor de la sorpresa del huevo queda visible, con las consecuencias que luego se verán.

Incómodo a más no poder abrí la chaqueta con ánimo de recolocarme la faja de ballestas que suelo llevar cuando me duele la espalda. Craso error, la gente soltó un ¡oh! estremecedor pensando que era un cinturón con explosivos.

A todo esto no paraban de llegar coches con policías, camiones blindados de donde bajaban armarios empotrados con escudos y unas armas enormes, varios helicópteros, y por el Támesis llegaban embarcaciones de la marina como si vinieran de regatas.

Tenía el cuerpo que no lo aguantaba y pensé que me meaba, o peor encima. El licor de hierbas se estaba evaporando y con él todas mis ganas de aventura.

¿Dónde estarán mis pinos? Pensé. Con lo a gusto que estoy entre ellos.

De pronto una voz sobresalió entre el ruido y me preguntó en varios idiomas quién era, qué quería, y si podíamos hablar. Yo asentí con la cabeza, siempre el puño izquierdo en alto dejando ver un poco del resto del huevo.

Piensa, piensa, piensa, pensé.

Una persona venía hacia mi con los brazos en alto y a unos treinta metros le dije que se parara.

Soy español, y quiero papel y un boli, grité.

En dos minutos le trajeron al individuo mi pedido, le dije que lo pusiera en el suelo y se alejara.

Sin soltar el resto del huevo agarré el carrito y avancé con mucho cuidado, como si llevara a Kiana dormida dentro. “A ver si se acojonan”, pensé.

Recogí el papel, escribí sin dejar de mirar alrededor, siempre el puño izquierdo en alto y, al acabar, dejé el papel donde estaba.

Retrocedí y mi interlocutor recogió el escrito.

Pasados unos minutos desde una ventana del edificio de los extintos Lheman comenzó a sonar nuestro más internacional himno.

‘La Macarena’.

Al instante todas las tropas del orden y todos los mirones comenzaron a contonearse al compás, yo también me movía sin soltar el detonador, ni el carrito de la supuesta bomba.

Os aconsejo que cuando estéis en esta, o parecida situación no perdáis nunca el poder de intimidación o podéis  daros por muertos.

Cuando acabó el himno hubo unos aplausos generalizados y se hizo el silencio durante unos segundos.

De la misma ventana y otras más, de modo que cubrían toda la plaza, comenzaron a desenrollar pantallas y acto seguido emitieron la segunda de mis peticiones.

Una enorme cara, la de la alcaldesa de Madrid, se dirigía a nosotros repitiendo el glorioso instante de la presentación de la candidatura de Madrid en los JJ. OO.

“Relaxing, cofi en Plaza Mayor de Madrid”.

El descojono era generalizado, las carcajadas debieron oírse hasta en el mismísimo Buckingham Palace, entre las fuerzas del orden los hubo que tuvieron que salir corriendo, y otros que se mearon allí mismo por no perder la compostura.

Bueno hasta ahora estaban cumpliendo mis solicitudes. No obstante, yo me barruntaba que estaba a punto de acabarse todo.

No estaba en condiciones de mantener los restos del huevo en alto durante mucho más tiempo, mi vejiga amenazaba con una verdadera explosión y el valor iba disipándose a la vez que el efecto del licor de hierbas.

Aquí estoy como un gilipollas, yo que si me pongo a enumerar cien cosas que me preocupen no entraría ni de coña el tema de Gibraltar, héteme aquí que por hacerme el chulito voy a pasar a la Historia como el tonto que vino del pueblo y armó la de Dios es Cristo en Londres.

La misma voz se dirigió a mi en perfecto español para decirme que ya habían encargado las doscientas toneladas de torrezno de Soria y que pondrían en todas las agencias de viajes las fiestas de San Juan como destino preferente, además durante los próximos diez años comprarían nuestra resina a dos libras el kilo.

De pronto una figura avanzó hacia mi. Era él sin duda.

Mi última solicitud se estaba cumpliendo. Le permití acercarse a casi cinco metros y me saludó en perfecto español.

-Hola Ricardo.

Joder, sabe mi nombre, a ver si va ser verdad que los servicios de inteligencia, además de llamarse así, que queda chulo, emplean a personas inteligentes.

-Hola míster Cameron.

-Llámame David si no te importa, ya que eres alcalde y entre colegas vamos a tutearnos. Vaya la que has liado.

-Te juro que ha sido sin querer, pero ya puestos. ¿Qué vas hacer con Gibraltar?

-Mira ese no es un problema político, es un tema económico. En cuanto legalicéis ‘la maría’, alquilamos a medias la base a la OTAN y se ha terminado la historia.

-Oye David, yo me estoy meando, podrías llamar a un helicóptero me subo y meo.

Él me respondió dando muestras de su experiencia política.

-Tan pronto no puede ser, tiene que parecer que negocio duramente contigo y depones tu actitud. Eso me dará réditos electorales.

“Joder que tropa”, pensé. Él se abrió amablemente el abrigo y me hizo señas de poder mear a su cobijo.

De pronto sentí unos tirones en el brazo y al levantar la vista un uniformado me decía, “excuse me sir, this is Stanmore, the last stop”.

Somos más que tontos

Nos anuncian recientemente que la Ciudad del Medio Ambiente (CMA) ha dejado de existir como tal. Un poco difícil dejar de existir algo que nunca existió, pero bueno. Ya puede disputar codo con codo el primer puesto a la estupidez al Aeropuerto de Castellón.

Se han gastado 45 millones de euros. Somos muy tontos, pero ¿tanto? Tocamos a 500 euros por habitante en la provincia. Es como si nos hubiese tocado la lotería de ‘La Niña’, pero al revés. Con mucho menos acabamos el Hospital,  reflotamos Puertas Norma, salvamos puestos de trabajo en empresas viables.

Con 5 millones de inversión generamos 500 puestos de trabajo fijo en nuestros montes. Rurales, sostenibles y renovables.

¿Saben lo que puede mover este tejido industrial? 7,5 millones de euros anuales directos, no menos de 1,5 indirectos más impuestos, más seguridad social.

Me gustaría tener la oportunidad de explicarlo.

Los montes de nuestra provincia tienen un valor “dormido” de unas impresionantes proporciones.

Apuesten de una puñetera vez por los recursos endógenos, ayúdennos a los que queremos hacerlo, y después pídannos la justificación hasta el último céntimo.