De vuelta de San Esteban

Volver de San Esteban viene siendo sinónimo de felicidad. No olvidemos que es patrón de Tardelcuende y además llevaba el nombre de mi padre. El domingo ha vuelto a ocurrir.

Llenamos un autocar grande y mucha gente que vino con sus coches. Una tarde espléndida, en las que lloran los pinos, y un ambiente festivo hacían presagiar un desenlace positivo.

Coincide este partido en las fechas en las que se anuncia una posible huelga de futbolistas. Confieso que me supera. Los futbolistas son seres humanos, sí. Tienen sus derechos, sí. Son trabajadores por cuenta ajena. En cierto modo.

Hay muchos que se montan sus sociedades para no pagar los derechos de imagen y, de paso, escaquear impuestos. Recientemente tenemos jugadores que pasan mucho tiempo entre oficinas de Hacienda y Juzgados.

Pero ¿a qué viene esto?  Ah, sí.

Yo quería hablar del partido de copa contra el San Esteban de Gormaz del pasado domingo. Decididamente con una Arévaka, (cerveza), se me va el santo al cielo.

17.30 horas, calor asfixiante y nuestros jugadores saltan al terreno de juego.

Como era previsible Mario ha sacado del horno su 4-3-3 de referencia, (que también puede ser un 4-1-2-3), para terminar con 4-1-4-1.

Siempre me han hecho gracia los dibujos tácticos, 4-3-3; 4-4-2; 3-4-3; 5-3-2; 4-1-2-3.

¿Qué pasa, se juega con diez? Un respeto para el portero, que en nuestro caso además se hacen respetar.

Todas las tácticas dependen de la generosidad en el esfuerzo de todos los componentes para ayudarse, tapar huecos, hacer coberturas y sacrificarse al máximo persiguiendo el mismo fin. Como en la vida misma.

Este es un equipo donde desde el inefable presidente Mariano hasta el último seguidor somos piña, pero piña enorme, piña con un piñón selecto.

Potro, Dani, Solomillo, Ricardo, ‘fideo Di María’, (perdón, ¡¡es Joaquín!!), Arturo, Repe ‘zurdo’, (al principio los distinguía así), Esteban, Kuba, de la Rosa, y Ricky, al que solo le falta salir con las pinturas de guerra en la cara.

Me cuento un chiste yo solo y me parto de la risa: A Joaquín, le hace falta comer ‘Solomillo de Potro’. El día que tenga mucho aire a favor cuando pega el sprint por la banda igual sale volando.

Carmen me dice, “no conozco a ninguno”. Claro bonita, ponte las gafas.

¿No está el de la Rosa Mari? Sí, es el portero.

¿Y el Diego? Busca uno con brazalete y el número cinco. Luego mira el número tres. Es el Joquín. ¿Por qué le llamas Joquín? Pues porque llevo toda la semana a dieta y me apetece comerme una letra.

Bueno, al partido.

Pita el árbitro el comienzo. Escarceos por la portería del San Esteban, falla un  central  en la cesión, el portero que duda en salir y en estas que llega el más listo de la clase y coloca el balón cruzadito a la red.

Gol de pillo de nuestro Dela. Por cierto, parece que corre mucho, pero luego corre más. Además, es como de dibujos animados, no parece que ponga los pies en el suelo. Dela y Joaquín corren como si no existiese la ley de la gravedad para ellos. Imaginaos lo que es estar viendo el partido entre Gerardo ‘Tata’ Salvachúa y el ‘Pete’, a quienes por otra parte quiero mucho, y el equipo debe lo mejor de su animación.

Me tuve que quitar los audífonos. Las chapas del campo vibraban como un pica pica cuando Joaquín busca una avería de agua. Gerardo gritaba, que de verdad no se de donde saca esa voz y esas energías, y hasta Luis el granadino parecía como si hubiese nacido en el Barrio Grande de toda la vida.

Pizorrero queda nombrado. Después de desahogarme les dije, ojalá fuera el minuto 92. Se recomponen los contrarios y empieza el martilleo buscando a Catalina, un gran jugador. Diego lo sujeta con oficio y mucho sacrificio, mi duda era a quién se le acabaría antes la gasolina.

Hay un par de ocasiones por bando, Kuba se cuela como quiere por su banda, Ricky protagoniza una jugada en la que se va de dos, le quitan el balón, lo vuelve a ganar se va de otro, se lo quitan, se revuelve y al final casi acaba en gol.

A Dela lo crujen por el centro, ya saben de su peligrosidad.

Sin mayores problemas llegamos al descanso.

Mi amigo Toño se va de excursión al bar y trae los bolsillos repletos de botellines de agua.

Mario quita a Diego Repe y sale David. Dos grandes para el equipo.

Quince minutos y empata el San Esteban.

No pasa nada, confiamos en nuestro equipo y poco después Dela en un majestuoso remate de cabeza establece el 1-2.

Nos agobian, nos aprietan de verdad, pero también salimos al contraataque con mucho peligro.

En estas en el saque de una falta inexistente, y con otra falta a Diego Potro nos empatan. Vuelta la burra al prao.

Oigo a Gerardo, “ahora es cuando hay que animar, que cuando ganan cinco cero se animan solos”. Que razón tienes compañero.

Entre él, Luis ‘el granadino’ y el ‘Pete’ hacen más ruido que en la Bajada del Jesús en Almazán. No descarto que recibamos una demanda por deterioro de las chapas de las vallas publicitarias.

Por cierto, detrás de la pared del campo se oían de vez en cuando unos aprendices de cohetes, imagino que la traca grande la reservarán para mejor ocasión.

Mario retira a Álvaro Esteban y saca a Rodri. Yo pienso, “joder tío con cuatro delanteros”. Siempre he pensado que la persona que mejor conoce a sus jugadores es el entrenador, el que mejor sabe como está cada uno y lo que puede esperar de él.

Queda arriba Dela, que se basta para tener en jaque a la defensa y bajan más los otros tres.

En una internada Dela provoca un fuera de banda, lo sacamos, se complica la pelota por la portería y aparece Kuba en el segundo palo para marcar.

2-3. Esto ya no hay quien lo mueva. He visto y vivido remontar dos veces, pero tres es improbable.

El San Esteban achucha como el gran equipo que es, pero ya su máximo peligro está fundido, Catalina da claros síntomas de agotamiento y el es un gran porcentaje de su ataque.

Muy bien Diego, no sólo lo has marcado bien, le has hecho retirarse. Qué alivio.

Nos acosan pero tenemos los puñales de Rodri y Kuba por las bandas y Dela imperial todo el tiempo.

Mario quita a Kuba, sale Emma y sigue el acoso. El Potro hace dos salidas por alto de las de portero confiable y el partido está en nuestras alforjas. Mario quita a Dela y premia a nuestro Pablo con unos minutitos. Yo voy saliendo cuando falta el descuento. No quiero disgustos innecesarios, doy dos vueltas por los aparcamientos y no oigo nada dentro. Claro, qué quieres oír tontín, si llevas los audífonos en el bolsillo. De pronto sale un señor hacia su coche.

Paisano, le digo ¿cómo hemos quedao? “Hemos perdido”. “No, yo no,” pienso para mis adentros. Muchas gracias.

La vuelta ya es una fiesta. Parada en la estación de autobuses del Burgo de Osma. Merecido bocata de jamón, cervecita al canto, y viaje para Tardelcuende. Por el camino Alberto nos informa de los resultados de los demás partidos. Nos toca el Arcos, pero, ¿alguien lo dudaba?

Nuestro equipo en esta Copa Diputación va a ser como ‘Indiana Jones en busca del Arca Perdida’. Siempre lejos de casa, siempre rodeados de los mayores peligros.

Resumiendo: Equipo 10, Pachi 10, entrenador 10, afición 11.

El sábado 16, a las tres de la tarde otro partido. Este contra el colesterol de la caldereta y los entremeses. Ganamos fijo. No faltéis.

Ética y legalidad

Últimamente se vienen creando y celebrando debates interesados acerca de ambos términos.

Parece ser que predomina lo legal sobre cualquier otra apreciación.

No estoy de acuerdo en ningún caso, pero en el ámbito político, que es el epicentro de la diatriba, creo existen suficientes argumentos como para demostrar el desacuerdo.

Teniendo en cuenta que las leyes que nos rigen emanan de poderes políticos no es lógico que estos adopten y adapten dichas leyes en contrario a la ética.

La ética es un modo de vivir, es una manera de hacer las cosas en concordancia con los semejantes, con la naturaleza, sirve para determinar y separar el bien del mal.

Si los que confeccionan y promulgan las leyes no se ajustan a la ética, estas deberían carecer de valor.

Si además se prevalen de las leyes que ellos promulgaron, o consintieron, es claramente abuso de posición.

Me parece que es de sentido común que los políticos con actuaciones contrarias a la ética deberían ser expulsados de sus puestos.

Sin olvidarnos de algo elemental. Nadie obliga a nadie a ocupar un cargo público.

Si consideran que cobrar ocho veces el salario mínimo es insuficiente dedíquense a otra cosa. Por cierto, y como pequeño detalle. Devuelvan hasta el último céntimo de los ingresos obtenidos fuera de su actividad parlamentaria.

Su patria los necesita.

Un duro en apuros

Cabeza rapada, fibroso, mirada dura, gestos secos, perenne semisonrisa.

Si usted le encasqueta un sombrero tejano, le coloca un cinturón con dos colt del 45, un chaleco de cuero, unos pantalones estrechos con zahones y unas botas de cuero con espuelas podría hacer frente al mismísimo Eastwood o a Lee Van Cliff.

Parece un personaje sacado de las novelas de M.L. Estefanía, o de las películas de Sergio Leone, pero desprende un halo de D. Quijote que le hace entrañable para muchos sureños.

Su coronel le ha encomendado una misión peor que imposible.

Su Ministerio tiene la misión de recuperar los antiguos oficios de “componedor” y “zurcidora”.

Tiene que recomponer los restos de un pueblo que, curiosamente, han destrozado aquéllos a los que debe enfrentarse.

Tiene que coser primorosamente en carne viva los restos de una sociedad milenaria.

En su primera misión ya se ha cargado a la Troika, cúpula visible del mal que aqueja a su patria y a todos los sureños.

Guarda en la manga de su chupa de cuero un as de doble filo.

Los millones de sureños oprimidos por los mismos amos, expectantes por ver sus hazañas culminadas para unirse a su cruzada en la primera ocasión.

Del resultado de sus batallas dependen muchos futuros.

Por un lado, le ayudamos en su pelea.

Por el otro lado, somos un lastre por el temido “contagio”.

Sus armas son millones de ciudadanos detrás, una preparación académica que nadie podrá poner en duda y un convencimiento ciego en sus acciones.

No parece demasiado bagaje comparado con el potencial de sus enemigos. Además, según los estúpidos tiene sus defectos.

Parece ser que vive en una buena casa, come bien y bebe bien.  La estupidez no puede comprender que una persona que tenga lo que llamamos “la vida resuelta” pueda involucrarse en la defensa de los más débiles.

Yo también soy Yanis Varoufakis.

Mis máximos respetos y mi deseo de que obtenga un triunfo razonable, pues total es imposible.

Santa Bárbara

Es sabido que solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. O cuando las goteras de nuestro físico lo requieren.

Me refiero a nuestro Hospital Provincial Santa Bárbara.

En los últimos años he necesitado de sus servicios de estancia, reparación y puesta a punto en un par de ocasiones. La última del 10 al 13 inclusive de este mes, marzo de 2015. Planta tercera, habitación 345.

Quiero agradecer a todos los que me han atendido, desde el operario de mantenimiento que cortó mi anillo que llevaba 48 años sin moverse del dedo, (hay que ver como encogen los dichosos anillos y la ropa también), hasta el doctor Fernández, que no solo es magnífico en lo suyo, además lo hace con una perenne sonrisa, lo que es más de agradecer cuando uno está en inferioridad de condiciones.

Entre ambos quedan auxiliares, enfermer@s, limpieza y todo el personal que hace de este hospital un referente de buena atención.

A todos gracias por hacer sentir que uno está seguro en sus manos.

Como toda historia tiene algún punto negro en este caso es la zona llamada ‘Hospital Viejo’.

Es inconcebible que los mandamases anden racaneando el presupuesto necesario para adecuarlo a los tiempos actuales y, sobre todo, el que a los sorianos nos consideren ciudadanos de más baja prioridad.

Somos seres humanos y es nuestra salud, señor consejero de la cosa.

Mientras dotan de 15 millones de euros al infumable proyecto del ahora llamado PEMA, antes vergonzosamente llamado Ciudad del Medio Ambiente, paralizan las obras de este hospital demostrando lo que los ciudadanos ya sabemos.

Nuestros profesionales de sanidad pública, y de cualquier otro sector, están muy por encima de sus responsables políticos.

Reitero las gracias a todos los profesionales del referido hospital y mi más profunda reprobación a sus responsable políticos.

Mi particular 8 de marzo

Tuve una madre, como todos, tres abuelas, como pocos, tengo dos nueras, a las que quiero como hijas, tres nietas, camino de cuatro, y un sinfín de tías, primas y extensa parentela femenina. Y por supuesto Carmen. Mi compañera desde hace cincuenta años.

Tantas amigas como amigos.

Recuerdo nítidamente a las mujeres de mi niñez, a las que quiero significar. Todas eran mujeres trabajadoras, sin excepción. En mi opinión sobra la coletilla ‘trabajadora’. ¿Alguna mujer no lo es?

Para no ir muy lejos mi madre tuvo ocho hijos y dos ‘movenciones’, como entonces se llamaba a los abortos. También la recuerdo con su media lata remasando. Por supuesto, llevaba la comida a mi padre al monte, hasta que pude tomar el relevo.

Alguien tendría que explicarnos de donde sacaban aquellas mujeres el tiempo y las fuerzas. Si alguien les ayudaba era su propia madre, que ya había superado el ciclo primero, o alguna tía cercana.

Las mujeres españolas, desde 1930 han venido cimentando sus conquistas con sangre sudor y muchas, muchas lágrimas.

Si hoy hacemos balance es evidente que han mejorado, pero oímos sonrojantes datos actuales comparativos con los hombres.

No es lógico, ni debería ser legal, que dos personas que hacen el mismo trabajo tengan diferentes ingresos en función de su sexo.

No debe ser fácil, pero igual es cuestión de proponérselo.

Aquí sí me gustarían pactos entre todos los partidos. Pactos inamovibles, gobierne quien gobierne.

Todavía una minoría de salvajes las ve como una propiedad sobre la cual tienen todos los derechos, hasta el de decidir su vida. Esto, como todo en la vida, es cuestión de educación.

Jamás vi a mi padre levantar la mano a mi madre, ni a ninguno de nosotros. Mis hijos podrán decir lo mismo a mi respecto.

Todavía una gran cantidad de personas se encuentra en el derecho de decidir por ellas, que deben hacer ellas con su cuerpo.

Curiosamente una importante y relevante parte de estos no han conocido mujer y, por tanto, nunca tendrán hijas. Es como si los ciudadanos españoles pretendiésemos establecer una Constitución para Laponia. Mejor que la hagan quienes verdaderamente conocen sus problemas.

Para todas las mujeres del mundo. Mi mayor respeto, cariño y admiración

Algo se puede salvar

Oigo en una tertulia de televisión que en el subsuelo de la extinta CMA hay túneles y obras en bastante cantidad. Les propongo que los 15 millones de euros tan injustamente asignados a esa obra, los destinen a realizar un túnel que llegue hasta la excavación de Numancia.

Algo sencillito, recreando la época del asedio romano y con alguna pintura de vez en cuando, por si cuela.

Samuel y Elba se ofrecen voluntarios para la decoración.

Así podríamos llevar a través del túnel a los visitantes de Numancia y explicarles como se burlaban nuestros ancestros del cerco romano.

Aunque me temo que ningún soriano de los de ahora descendemos de aquellos aguerridos y tan poco reconocidos por nosotros mismos sorianos.

A ser posible, y si queda dinero, bifurcan un túnel más en dirección a la nueva cárcel.

Por si acaso, esta no entrase en funcionamiento nunca para que los niños de los colegios puedan jugar por ellos a policías y ladrones.

Elusión

Dentro de nada a un niño español le preguntarán que quiere ser de mayor y responderá: “elusionista”.

Qué bonito, ¿te gustan los juegos de manos?

En cierto modo sí, pero quiero ser “elusionista”, de eludir.

Como las grandes empresas en España, como todo el que se precie de ganar dinero a mansalva, como todo el que no quiera ser un pringadillo de sueldo fijo o autónomo, o Pyme, que viene a ser lo mismo.

Nos dice el Sindicato de Funcionarios de Hacienda, Gestha, que las grandes empresas dejan de tributar en España alrededor de 8.250 millones de euros al año.

Si lo escribes con ceros acojona.

Esto viene dado por la “deferencia” con que los tratan nuestros mandamases.

Si eres Pyme tributas al 16% de tus beneficios, si eres intocable pues un 5,3 va bien.

En este tocomocho cada españolito perdemos 177,40 € año.

Pensando en salarios mileuristas, de un costo medio de 1.500 € mes, tendríamos para 458.333 empleos, cada año.

Posiblemente, sea el mayor botón de muestra de donde puede el Estado conseguir dinero ejerciendo sus derechos, pero hay mucho botones de camisa por ahí sueltos.

Haciendo Soria

Samuel cumplirá siete años dentro de poco y ya está como loco. Le conté una vez que en el Tíbet cuando un niño cumple siete años automáticamente tiene el tratamiento de hombre. Creo haberlo leído hace tiempo, pero no se si es verdad.

Hace unos meses llegamos al acuerdo que yo le regalaría en fechas señaladas libros para leer, dibujar, o simplemente de cuentos.

Bueno, sea como sea, el caso es que hemos pactado su regalo.

Será un libro de animales que tanto le gustan. Pero no un libro más, uno que tenga animales sorianos. Solo tomados en la provincia.

Uno que nos enseñe animales que ni sabemos que teníamos, un libro con unas fotografías de calidad insuperable, un libro producto de un trabajo minucioso, paciente, artesanal. Tiene que ser realizado por un soriano.

Igual es muy complicado pero hemos quedado en eso y yo soy hombre de palabra.

¿Alguien puede ayudarme? ¿Dónde encontrarlo?

¿Saben si la Diputación Provincial proveerá a cada colegio con uno?

Sería maravilloso que nuestros niños conozcan la fauna de la provincia. Un motivo más para quererla.

Por cierto he encontrado el libro. Se llama ‘Encuentros con la fauna’, de Valentín Guisande.

Gracias maestro.

Hay sorianos dispuestos a que nuestra provincia prospere.

Una maratón resinera

FECUNDA NATURALEZA.

NUMEROSOS BOSQUES.

FIELES TRABAJADORES.

maraton1

El relato puede decirse que es mitad y mitad.

Mitad memorias propias, mitad como alcalde.

AGRADECIMIENTOS

Es evidente que esta maratón ha sido posible gracias a mi condición de Alcalde de Tardelcuende.

Sin el apoyo que significa su tradición resinera, sus vivos recuerdos en la mente de la mayoría de los vecinos, las puertas de respeto que se abren al nombre de Tardelcuende hubiera sido de todo punto imposible esta travesía.

Por tanto gracias en primer lugar a los vecinos de Tardelcuende que han hecho posible este complicado viaje.

Gracias a los resineros antiguos de Tardelcuende.

A todos los resineros que han trabajado estos años en nuestros montes y en los del resto de la Provincia.

Sin ellos no tendríamos NADA.

A muchos nativos, hijos y personas relacionadas con el pueblo que están fuera.

Al Consejo de Montes de Tardelcuende.

2014-12-21 13.53.42

Otros componentes del Consejo.

Román López, Narciso Hernández, Eutiquio Hernández, Amador Marín, Roberto Hernández y Jorge Aldea.

A los funcionarios del Ayuntamiento de Tardelcuende que han soportado una carga de trabajo extra y mis maneras heterodoxas.

Roberto Hernández mi primer compañero de viaje.

Seguro que sin su criterio y sus apreciaciones no hubiera tenido un norte tan concreto.

Anacleto Casero, mi maestro, mi principal apoyo.

Sin su ayuda, sin sus consejos, todo ello prestado de la manera más desinteresada, no se hubiera podido hacer la mitad de lo realizado.

Paco Lafuente, Julián Mateo, Esteban Marina, colaboradores necesarios y altruistas.

Las dos Corporaciones como compañeros de camino en estos años.

A Julián Corredor Las Heras que me prestó la corriente eléctrica y su confianza cuando no teníamos ni luz para batir la pasta.

Félix Pinillos, Dori Sanz, excelentes profesionales.

De nuestros contrastes han salido mejoras importantes.

Clara Galán, Blas Andrés, nuestros ingenieros hasta 2014.

Begoña Galán, la primera mujer resinera de esta nueva era.

Ellos han sido un apoyo muy importante en mi maratón.

José Antonio Lucas, Chema Barrio, Vicente de Pablo, Silvia García y Aurora Cabrejas del Servicio de Medio Ambiente de Soria.

Todo hubiera sido más difícil sin su colaboración y tolerancia.

Mi primo Floren, con sus ánimos y ayuda.

Siso Hernández, siempre atento desde su atalaya a mejorar en lo que pueda la vida resinera.

Alejandro Cunningham, Marisa Muñoz, Ángel Natividad, Amador Marín, Pedro Medrano, Mari Mar Martín, Antonio Ortego, Emiliano Lázaro, Resinas Naturales, Alfonso Criado, Luresa.

Diputación Provincial de Soria.

Los medios de comunicación que se han interesado por nuestro trabajo y lo han difundido profusamente.

Lázaro Hernández por su interés y escritos alrededor del mundo resinero, especialmente de la Comarca del Izana.

A mi familia, especialmente el recuerdo de Lito, el más resinero de todos.

Y muy especialmente a Carmen, principal sufridora de esta Maratón.

PRÓLOGO

Para mejor entender la maratón que describo a continuación es necesario saber los motivos que me impulsaron a comenzar la carrera.

En gran parte las vivencias de mi niñez y juventud.

La figura de mi padre resinero, junto a la de sus compañeros y amigos de entonces.

El Tanis, el Gabriel, el Ángel ‘Jake’, el Pedro ‘Jake’, (mi cuidador en las hacenderas), el Sebastián, el Anastasio ‘el Mellizo’, el Honorio, el Damaso (sin tilde), y tantos otros que sería necesario mucho tiempo y espacio para escribirlos.

maraton 2

También mi madre, mi tía Hila, mis hermanos, toda mi familia, tan extensa.

Muchos resineros de entonces que afortunadamente aún siguen vivos.

Las mujeres, irrepetibles mujeres de aquélla época, que además de parir sin apenas descanso aún tenían tiempo de atendernos a todos los mocosos y ayudar al hombre en las remasas.

¿Cómo lo hacían?

En el año 1960, una semana antes de cumplir catorce años mi padre me envió a trabajar a Madrid.

Si me hubiese dado dinero para la vuelta me hubiera vuelto sin dudar apenas puse un pie en Atocha.

Ya para entonces había trabajado en la tejera del Leoncio, también en la serrería, había recogido sarro para el señor Juan, había ganado dos pesetas que me pagó D. Miguel Nárdiz ayudando a marcar varales a mi tío Doroteo, había estado en las ‘Cenderas’ con mi amigo Toño, pero principalmente había ayudado a mi padre en el Bosque de Osonilla.

Comencé a remasar cuando apenas podía con la media lata que mi padre me preparó, pero en el año 60 tenía mi propio cubo que cabía algo más que un cubo normal.

En esa campaña Esteban cogió media mata para mi y realicé las labores propias de cualquier resinero.

Utilicé la gubia, una herramienta a la que tengo un enorme cariño y respeto.

Mi padre para entonces llevaba la bicicleta con todos los aperos por ‘la Carrera’ adelante y yo iba corriendo junto a él.

Tengo una nómina a mi nombre del año 60 de la Unión Resinera que me ha dado mi hermano Tino.

Fueron sin duda unos de los momentos más felices de mi vida.

En 2007 vuelvo con Carmen a nuestro pueblo.

En todos los años transcurridos siempre he recordado la resina.

Cómo huele, cómo mancha, cómo se pega en todo lo que toca.

Lo principal, a cuántas familias dio de comer en mi pueblo y cuánta riqueza generó para el mismo.

Jamás he tenido más cariño y respeto a ninguna profesión ni persona que a los resineros.

Candidato por el PSOE a la Alcaldía, aquí sigo.

También en 2008 nace Samuel y refuerza mis esquemas vitales.

Hay que dejar las mejores condiciones a los que vienen detrás.

Durante la maratón se han sumado otros cuatro.

Cada uno de ellos suma motivos a mi determinación.

Gran parte de mis horas las paso ‘entre nietos y resina’.

HISTORIA DE UNA MARATÓN

En diciembre de 2009 el Ayuntamiento de Tardelcuende presentaba en la localidad, con bastantes Alcaldes de la Comarca y gran afluencia de público, un estudio del estado mundial de la resinación y posibilidades de recuperación del aprovechamiento resinero en la Comarca del Izana.

El estudio, elaborado por D. Alejandro Cunninghan y encargado por la Mancomunidad del Río Izana, contó con el Asesoramiento de Cesefor y la financiación del ECYL.

Siempre que escriba Cesefor pongan ustedes nombres propios: Félix Pinillos y Dori Sanz.

De sus conclusiones dedujimos la posibilidad de volver a resinar en nuestros montes.

Asistió a la reunión el entonces delegado de JCyL en Soria D. Carlos de la Casa.

Él dijo que la recuperación de la extracción de la resina en esos momentos era como una carrera de maratón que se encontrase en el punto de salida.

“Hala, pensé, otra vez a correr junto a mi padre en su bicicleta”.

Lo tomé como algo personal y comencé la carrera.

AÑO 2010. KILÓMETRO 0.

En este año trabajaron dos operarios del Ayuntamiento en diversos experimentos llevados a cabo por Cesefor en el paraje de “El Llanillo”.

También ayudaron desinteresadamente resineros antiguos como Paco Hernández, Esteban Marina, Anacleto Casero y Francisco Lafuente.

Todos del Consejo de Montes.

Desde el Ayuntamiento de Tardelcuende, y bajo el paraguas de la Mancomunidad del Izana, propusimos construir una destilería de resinas PÚBLICA supramunicipal que asegurase la puesta en marcha de los pinares de los Grupos I y II de Montes de la provincia.

Proponíamos una destilería para poder destilar tres millones de kilos de resina.

¿De donde los sacaríamos?

Paco Lafuente respondería, “de los pinos naturalmente”.

En los citados montes, que abarcan numerosos pueblos resineros, hay potencial sobrado para llegar a esa cifra.

Hicimos por escrito la propuesta a bastantes Alcaldes que podían estar interesados y obtuvimos respuesta positiva de tres de ellos.

El resto sin respuesta.

Resulta muy difícil poner de acuerdo a diversos Alcaldes, de diversos signos políticos, en efectuar una iniciativa conjunta.

Personalmente en el tema público y privado tengo claras varias cuestiones.

Una empresa privada tiene la obligación de ganar dinero en su actividad, y es del todo lógico.

Una empresa pública debe regirse por otros parámetros.

En este caso no perder dinero.

No costar ni un solo euro a los municipios constituyentes.

Dotarla de un diferencial suficiente para hacer frente a la amortización de los bienes adquiridos.

Tener un personal que trabaje con absoluta autonomía teniendo la obligación de presentar cuentas anualmente.

Ningún político interfiriendo en el trabajo.

Según el estudio económico de la memoria se podrían pagar al resinero alrededor de 0,10 céntimos de euro más por kilo que cualquiera de las privadas.

Obteniendo la destilería ingresos suficientes para afrontar todos sus gastos y dotar las debidas amortizaciones.

En este punto fueron de vital importancia para la carrera Ángel Natividad y Alejandro Cunningham con sus estudios y aportaciones.

El mismo año colaboramos con Cesefor en la presentación de un Proyecto llamado REMASA para el cual aprobaron una subvención por parte del MAGRAMA de 425.000 €.

Fue gestionado por seis grupos de acción local de diferentes provincias y pilotado por Prodese, un GAL de Cuenca.

Paradójicamente en Tardelcuende no hemos visto ni un euro.

En la misma reunión presentamos, en nombre del Ayuntamiento, Roberto Hernández y yo un Proyecto para poner en marcha una serie de actuaciones resineras en Tardelcuende al entonces director General de Medio Rural y Medio Ambiente D. Jesús Casas.

Fue concedido por 317.000€.

Con el cambio de Gobierno de 2011 parece que la subvención ha pasado a dormir el sueño de los injustos.

Si este Proyecto se hubiese hecho realidad en ese año ahora hablaríamos de más de doscientos puestos de trabajo en los montes provinciales y, muy probablemente, la Destilería Mancomunada.

Doscientos resineros pueden cosechar entre dos y tres millones de kilos de resina.

En “matas” de 5.000 pinos de promedio trabajarían 1.000.000 de pinaster o pinos resineros.

Según datos proporcionados por Medio Ambiente, en 2010 había no menos de 8.000.000 de pinaster resinables en la provincia.

Parece interesante.

1.600 resineros, 20.000.000 de kilos de miera cosechados.

Se necesitarían más ingenieros, más agentes forestales, fabricantes de herramientas y tanta gente para trabajos indirectos que igual merece la pena un estudio por parte de las autoridades competentes.

Eso sería una maratón por equipos.

En una de las reuniones sobre resina a las que asisto como alcalde de Tardelcuende en Coca se presentan como futuros destiladores una empresa denominada Resinas Naturales.

Recibo la llamada de Francisco Revilla, socio de la misma, y concertamos una entrevista en el Ayuntamiento con el citado y con D. Luís Martínez, presidente de Resinas Naturales.

A raíz de la charla comenzó una andadura común en el tema resinero.

maraton

En Tardelcuende recuperábamos el aprovechamiento resinero.

Consecuencia directa de la incorporación de Resinas Naturales a la compra de mieras en 2011 es un aumento del precio que va desde los 0,69 céntimos que pagaba por entonces Luresa a los 1,05 que se pagaron en 2011.

Comenzamos a resinar prácticamente en solitario en la provincia, adjudicando los pinos a Resinas Naturales al precio de 0,25 céntimos de euro.

El Ayuntamiento volvía a cobrar por el alquiler de sus pinos.

Confeccionamos la primera remesa de pasta A21 con una fórmula cedida por D. Alejandro Cunningham a quién debo agradecer además sus enseñanzas, ánimos y consejos.

Decidimos abrir 30 pinos cercanos al pueblo y probar en ellos según indicaciones del Sr. Cunningham.

Después de nueve picas dadas por Francisco Lafuente maestro resinero terminamos con 4,5 kilos de promedio por pino.

Algo insólito en los montes de Tardelcuende.

También en ese año trabajó Resinera Soriana, por cuenta de Cesefor, en nuestros montes efectuando diversos experimentos probando un sistema de pica sin derroñe con máquina basada en motosierra.

La pasta estimulante utilizada fue la A 21.

Resinera Soriana hizo unas pruebas también en Quintanas de Gormaz.

El Ayuntamiento con cargo a la cuenta de mejoras tomó una persona para realizar experimentos.

En cuatro parcelas de 160 pies trabajó con la citada pasta y otra más de testigo con diversas frecuencias de pica siendo favorables todas las comparaciones a la A 21 en su versión de pica cada 21 días.

Se realizó un taller de miera concedido para Tardelcuende con una docena de personas durante unos meses.

El taller fue subvencionado por el ECYL y dirigido desde Diputación Provincial.

Empezaron trabajando tres resineros, además de los empleados en los experimentos, y se trabajaron un total de 22.000 entalladuras para una cosecha de 39.000 kilos.

Los tres resineros trabajaron cada uno 300 pinos con la pasta A 21 y diferentes resultados.

Trajimos desde Segovia el llamado “exprimidor” para las tareas de remasa, resultando ser un avance espectacular para el desarrollo de la misma.

AÑO 2012. KILÓMETRO 10.

Al principio de la campaña pasamos un momento delicado cuando anuncian la compra a 0,90 euros el kilo.

Negociamos con Resinas Naturales y llegamos a un acuerdo.

Ellos pagarían 0,95 € el kilo de resina al resinero y el Ayuntamiento reduce en 0,05 céntimos el precio del alquiler del pino.

Precio que a día de hoy persiste.

En 2012, asesorados por Cesefor pedimos y obtuvimos un Proyecto llamado RESILOGIS financiado en su totalidad a cargo del PAES y a nombre de la Mancomunidad del Río Izana por 75.000€ que ya está invertido.

Ha servido para arreglar una vieja cochera sin luz y con el techo derruido y convertirla en un edificio que llamamos “laboratorio” preparado para la confección de pastas estimulantes y guarda de herramientas y materiales.

También cada Ayuntamiento de la Mancomunidad dispusimos de 5.000 € para gasto en material relativo a la resinación.

En nuestro caso compramos bidones para pasta, una motosierra eléctrica, una podadora eléctrica y un carrito de remasa eléctrico confeccionado por Talleres Marina de Tardelcuende a partir de una idea de mejora del que probaba Cesefor.

maraton 4

Promocionado y subvencionado por Adema efectuamos en Tardelcuende un taller resinero para 15 personas.

Todas ellas residentes en la zona de influencia de Adema.

En el año 2012 la experimentación dio un salto cualitativo y cuantitativo.

Desde el Ayuntamiento de Tardelcuende con cargo a la cuenta de mejoras contratamos a Bienvenido Marina resinero antiguo para efectuar diversos experimentos, testados por Cesefor.

Una parcela de 102 pinos, a tres caras cada uno trabajadas desde 5º a Rayón descendente y estimuladas con tres pastas diferentes:

Pasta A 21; picando cada 21 días.

Pasta blanca tradicional servida por la destilería; picando cada 14 días.

Pasta fabricada según las indicaciones de Emiliano Lázaro, maestro resinero segoviano que viene trabajando a rayón desde hace años, picando cada 21 días.

También hubo otras cuatro parcelas a 160 entalladuras de promedio trabajadas de cuatro diferentes maneras.

1ª Rayón descendente con pasta A 21.

Picada cada 21 días.

2ª Rayón descendente con pasta de la destilería. 14 días.

3ª Escoda descendente, con pasta “barata”.

14 días.

4º Rayón descendente, con pasta “barata”.

14 días.

Vuelve a salir ventajosa la pasta A 21 no solamente por tener que dar menos picas.

También fue la mejor cosecha.

La llamada “pasta barata” es una derivación de la A 21.

Produce una cosecha similar a la de la destilería, pero es más cara y laboriosa para hacer.

Quizá una ventaja a tener en cuenta sea su escasa toxicidad, pues lleva un grado de acidez muy bajo.

Observamos que el pino da igual cosecha trabajado a escoda o a Rayón.

Pero a Rayón se pican más pinos en el mismo tiempo.

Por cuenta del Ayuntamiento se prepararon dos matas para el Proyecto “Mujer Resinera” con el objetivo de abrir la posibilidad del aprovechamiento a las mujeres.

Ese año Bego Galán picaba pinos a rayón en quinto con varal alto y en cualquier entalladura con una destreza y naturalidad que me afirmaron en la idea que el aprovechamiento resinero está abierto también a mujeres.

El resultado es que en 2014 hay un mínimo de cuatro mujeres resinando en los montes provinciales.

Desde el Ayuntamiento adjudicamos las entalladuras a Resinas Naturales.

55.000 entalladuras, 12 resineros, alrededor de 95.000 kilos de miera cosechados.

maraton 5

AÑO 2013. KILÓMETRO 25.

Con fecha 29 de abril de 2013 en reunión con el presidente de la Diputación de Soria, D. Antonio Pardo se interesó por el tema de la Destilería.

Posteriormente el presidente convocó una reunión de alcaldes de pueblos potencialmente resineros anunciando su intención de ayudar a una empresa que se instalase en la provincia para la destilación de resinas.

No era exactamente lo que se pretendía desde un primer momento, pero puse en contacto diversas empresas con Diputación, entre ellas Resinas Naturales.

Parece hecho que la citada se instala en Almazán y me alegra que una empresa privada apueste por el futuro resinero de nuestra provincia.

En Segovia hay un mínimo de cuatro destilerías, todas con ánimo de expansión.

Nos viene a ratificar en la creencia que es un aprovechamiento de largo recorrido.

También en la citada reunión el Presidente se interesó por el trabajo de resinación y por los resineros en particular.

Un año después la mayoría de los resineros han podido recibir una ayuda económica desde Diputación Provincial.

En 2013 hicimos una recopilación de los experimentos habidos en los años anteriores partiendo de tres premisas.

La pasta A 21 es con diferencia la más productiva.

El sentido descendente de las picas parece más productivo.

La pica con Rayón es más rápida y se obtiene el mismo rendimiento.

Con estos datos tomamos 1.000 pinos divididos en dos parcelas de 500.

maraton 6

1ª. Sentido descendente, comenzando a tres metros del suelo.

2ª. Sentido descendente también, pero comenzando desde 0,70 lo que equivale a primero.

Una vez terminado el experimento del 2013 tenemos que la parcela 1 con 9 picas dio 3,240 kilogramos por pie.

Parcela 2 con 10 picas 2,989 kilogramos por pie.

Corroborando lo ya sabido empíricamente que el pino da más resina, “cuanto más arriba”.

También varios resineros pusieron en sus matas rodales trabajados con A 21, siendo ellos mismos los mejores controladores de las diferencias de rendimiento habidas.

En esta campaña desde el Ayuntamiento adjudicamos los pinos a Resinas Naturales.

127.500 entalladuras, 19 resineros, 210.000 kilos de miera cosechada.

maraton 7

AÑO 2014. KILÓMETRO 39.

Este año en Tardelcuende es la confirmación del aprovechamiento.

Varias Administraciones han tomado medidas positivas para el sector resinero.

El Ayuntamiento de Tardelcuende aprobaba la devolución de un 15% del importe del alquiler del pino a cada resinero trabajando éste en tareas selvícolas encomendadas por el propio Ayuntamiento.

El Servicio de Medio Ambiente de Soria también devolverá el 15% del mismo concepto y también por el mismo trabajo.

La Diputación aprueba una línea de subvenciones por 1.500€ que sin ser específica para los resineros si es de aplicación a la mayoría de ellos.

Seguridad Social nos informa que si los propietarios adjudican directamente a los resineros, estos pueden acogerse al SETA, con un importante ahorro en el cupón mensual.

Hacienda incluye a los resineros en el Régimen de Estimación Objetiva, ‘módulos’. BOE de 29-11-2014.

Esto significa para el resinero un aumento económico por la misma cosecha y olvidarse del engorroso papeleo trimestral.

Para la campaña 2014 en Tardelcuende hemos tenido tres ofertas de compradores de miera.

Resinas Naturales, La Unión Resinera y Alfonso Criado.

El resultado ha sido una subida de 0,05 céntimos por kilo en la venta de resina.

También han ofertado precio de materiales y herramientas dos fabricantes con una reducción de precios en las mismas.

Al ser adjudicatarios directos de sus pinos los resineros pueden contratar la venta de su cosecha con quién mejor les parezca.

Hay resineros que han firmado contrato con Resinas Naturales y otros con Alfonso Criado.

Comisiones Obreras ha impartido un curso de Prevención de Riesgos Laborales en el trabajo.

Han realizado el mismo alrededor de treinta resineros de Tardelcuende y Quintana Redonda.

A nivel municipal, y con la colaboración desinteresada de Julián Mateo, Francisco Lafuente y Anacleto Casero efectuamos un curso de resinero con una afluencia de 15 personas.

Ocho se han incorporado a las tareas resineras.

Continuamos con el Proyecto del pasado año y hemos abierto una parcela más.

423 pinos para aprendizaje de todo aquel que quiera trabajar en la resina.

En estos años se han sumado distintos pueblos a la resinación, hasta un total de 13 en la provincia, con 70 resineros trabajando.

En Tardelcuende el número de resineros es de 30 y el número de entalladuras trabajadas 152.500.

La cosecha oscila en los 340.000 kilos de miera.

Los números nos dicen que en estos cuatro años han salido de los montes de Tardelcuende

670.000 kilos de miera.

Equivalentes a unos 700.000 €.

Esta es la penúltima obra acometida desde el Ayuntamiento.

Se han utilizado también fondos de la cuenta de mejoras.

Sobre todo en tareas de experimentación, desbroce y apertura de caminos.

Todo en sintonía con el Servicio de Medio Ambiente de Soria.

Tenemos que añadir el importe del arreglo de la cochera de la calle San Esteban.

También herramientas y materiales propiedad de nuestro Ayuntamiento.

Esta maratón tiene un componente humano de gran importancia.

Pensar que el pasado año nuestros montes han dado trabajo a más de 30 personas es altamente gratificante.

Solamente por este dato merecen la pena todos los inconvenientes y todos los sinsabores que haya que soportar.

Han faltado los puestos de avituallamiento por lo que la carrera la hemos realizado en peores condiciones de las deseables y exigibles.

El propio Ayuntamiento ha ingresado por alquiler de pinos alrededor de 62.000€.

Una parte importante de estos ingresos han revertido al monte.

maraton 8

Como persona física y como Alcalde de Tardelcuende me siento afortunado por haber llegado hasta aquí, pero estamos empezando.

Esta es la penúltima obra acometida desde el Ayuntamiento.

Se han utilizado también fondos de la cuenta de mejoras.

Sobre todo en tareas de experimentación, desbroce y apertura de caminos.

Todo en sintonía con el Servicio de Medio Ambiente de Soria.

Tenemos que añadir el importe del arreglo de la cochera de la calle San Esteban.

También herramientas y materiales propiedad de nuestro Ayuntamiento.

Esta maratón tiene un componente humano de gran importancia.

Pensar que el pasado año nuestros montes han dado trabajo a más de 30 personas es altamente gratificante.

Solamente por este dato merecen la pena todos los inconvenientes y todos los sinsabores que haya que soportar.

Han faltado los puestos de avituallamiento por lo que la carrera la hemos realizado en peores condiciones de las deseables y exigibles.

maraton 9

La maratón resinera es mucho más larga de lo que parece.

Toca mantener lo conseguido y seguir investigando.

Sin investigación, desarrollo e innovación no hay futuro resinero.

EPÍLOGO

En el Ayuntamiento de Tardelcuende y desde un principio tenemos dos líneas claras de actuación:

Conseguir recuperar el aprovechamiento, algo que no depende de nosotros exclusivamente.

Tiene que acompañar precio de venta, y el apoyo de otras Administraciones.  

Es urgente, y de justicia, que la JCyL habilite la manera de que los resineros tengan trabajo en los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero.

O al menos en dos o tres de ellos.

Tareas a realizar hay sobradas en los propios montes.

Investigar sin descanso en sistemas de trabajo, herramientas adecuadas, pastas estimulantes, adecuación de sus puestos de trabajo, alojamiento para todo el que venga de fuera y posibilidad de arraigo en nuestro pueblo.

Debemos ser conscientes que estamos sometidos a unas condiciones económicas externas, que el precio de nuestra miera puede variar según circunstancias que nosotros no podemos controlar, pero sí debemos estar preparados para afrontarlas.

No es planteable un nuevo abandono del sector resinero y menos aún en provincias como la nuestra con un potencial resinero que puede dar trabajo a 2.000 personas.

CONCLUSIONES

El sistema más productivo de pica es el descendente.

Comenzando a tres metros de altura.

La herramienta utilizada, (Rayón o Escoda), no varía la cosecha pero es más fácil y rápido el Rayón.

La pasta A 21 es más productiva y permite un espaciado de tiempo mayor entre picas.

Quizá una gran novedad sea el número de picas.

Creemos que con 10 es suficiente para obtener una cosecha óptima.

No obstante la investigación debe ser algo cotidiano, no debe abandonarse en ningún momento ni circunstancia.

Imaginen tapas para potes. Son posibles.

Pica con taladro. Es posible.

El mundo resinero es un mundo apasionante, en parte por el camino que aún tiene por recorrer.

Puede tener un futuro espléndido con las ventajas de ser sostenible, renovable y en medio rural, pero también puede estar sujeto a variaciones drásticas en el precio de venta, sobre todo si durante largos periodos de tiempo el precio del petróleo es bajo.

Por último debo reconocer que he bebido de los escritos de Ingenieros antiguos, principalmente D. José Luís Zamorano Atienza.

Entre sus enseñanzas dijo hace muchos años:

“Solo desde el desconocimiento o el desinterés se puede entender que nuestro país no se autoabastezca de resina, máxime siendo un producto del que es deficitaria la UE y que ninguno de sus miembros puede competir en potencialidad de la misma con el nuestro”.

Cansado, con cuerpo y alma llenos de moratones el viaje ha merecido la pena.

Gracias a todos mi maratón está terminada.

Kilómetro 42,195.

maraton 10

Tengo que reconocerlo: A menudo he utilizado el coche oficial.

Ricardo Corredor Álvarez, alcalde de Tardelcuende

El sueño roto

-Abuelo, cuéntanos un cuento.

-Vale. ¿Como lo queréis?

-Muchos dragones, princesas, príncipes, países lejanos, de hace mucho tiempo, de ahora. Cuéntanos uno moderno y que nos de un poco de miedo.

-Vosotros lo habéis querido.

Érase una vez un país en el que hasta hace unos años sus ciudadanos vivían aletargados.

Los niños gozaban en su inocencia, los padres de los niños tenían trabajo en su mayoría y los abuelos llegaban a la playa paradisíaca de jubilación.

Esta playa era una especie de ‘Jardín del Edén’ para quien la alcanzaba.

Salario asegurado, trato preferente y medicinas gratis, exceptuando unas pastillitas azules.

Llegaban también al país multitud de seres humanos de diferentes lugares del planeta y todos eran bien recibidos.

El salario mínimo no preocupaba, todo el mundo tenía salarios mucho mayores.

Cualquiera podía adquirir una vivienda.

Siempre había alguna entidad bancaria o de otro tipo que te tasaba la casa de tus sueños y te prestaba generosamente el dinero necesario.

Qué buenos que eran.

Los logros deportivos eran impresionantes y en el deporte de moda el país tenía a los mejores del Planeta Tierra.

Sus habitantes casi deseaban ponerse enfermos por gozar de las últimas instalaciones y adelantos en materia de Sanidad.

Prácticamente sus ciudadanos no tenían que preocuparse de nada.

Todo estaba a su gusto.

De pronto alguien gritó la palabra crisis. Crisis mundial.

La mayoría de los ciudadanos no sabía el alcance de la palabra.

Todos pensaban que las crisis eran de nervios o de pareja. Y siempre era cosa de otros.

Siguieron durante un tiempo adormecidos.

No pasa nada, un ligero bajón de las defensas, decían los mandamases.

Un mal día, el mandamás de turno anunció a todos que antes de veinticuatro horas deberían despertar, que los ciudadanos habían sido unos insensatos por hacerles caso y que debían pagar por sus errores y haber vivido por encima de sus posibilidades.

El mandamás vivía en un lugar donde tenía un enorme tablero lleno de botones.

A continuación presionó los dos botones más cercanos en el tablero.

Uno decía: Funcionarios.

El otro: Pensionistas.

Los ciudadanos se miraban unos a otros y se preguntaban: ¿Has sido tú el que ha vivido por encima de sus posibilidades? No sé, respondían. He vivido como me han dejado.

En el puente de mando hubo relevo precipitado y todo el mundo pensó que el tema estaba zanjado.

Un peor día el mandamás nuevo, siguiendo el libro de instrucciones editado en Alemania, agarró el tablero de mandos y se dedicó a aporrear los botones indicados. No necesitó buscar mucho.

En primera línea brillaban unos botones que decían Sanidad, Educación, Dependencia, Vivienda, Trabajo.

De pronto, vio que algunos tenían marcadas la calavera y las tibias y el ‘NO TOCAR’ muy visible.

Estos decían, Banca, Ibex, Concordato, Monarquía. Clase política, gama alta.

Una vez que hubo cumplido con las indicaciones del manual esperó a ver los resultados.

De repente los niños dejaron de serlo.

Sus padres ya no tenían trabajo en su mayoría.

La playa de los abuelos se llenó de guijarros y todos tuvieron que aprender para qué sirven los contadores de luz, de agua, de gas.

Para marcar las vidas, decidir quién pasa frío, quién no puede utilizar la luz eléctrica, o cuándo es mejor morirte.

La multitud llegada de otros lugares empezó a volver a sus orígenes.

Muchos de los ciudadanos del país comenzaron a ver mundo, y no precisamente por vacaciones.

El salario mínimo se tornó muy mínimo.

El banco amigo sacó sus garras y, además de quedarse con la casa que habían tasado ellos antes, con un juego de manos digno del mejor prestidigitador volvió a tasar la casa en bastante menos que antaño.

Resulta que los ciudadanos además de haber pagado parte de la casa y devolverla después, debían cantidades que tendrían que devolver hasta sus nietos.

El banco amigo no lo era tanto.

Con tretas consentidas por los mandamases se habían apropiado del dinero de muchos ciudadanos.

Ya no apetecía ponerse enfermo, resulta que había que pagar nuevamente por lo que ya habías pagado durante toda la vida.

Si la enfermedad era larga, o costosa, o simplemente rara, los mandamases recomendaban pagar de tu dinero. Y si no lo tienes, morirte.

Para ya abuelo, los pequeños ya se han dormido.

Dinos solo cómo acaba el cuento.

El cuento, mis niños, igual lo tenéis que acabar vosotros.