Entre todos mis nietos y mucha resina

Mi hijo Alberto, Vivi y sus dos niños, Kiana y Kiran, salían rumbo a Londres desde Barajas, dando por terminada su estancia en España desde el 27 de febrero hasta el día 15 de marzo, sábado. Allí la familia se separó y cada mochuelo a su olivo. Alberto, Vivi y sus niños como queda dicho. Richar, Gema, Samuel, Elba y Bárbara a Brunete, bonito pueblo de Madrid. Carmen y yo a nuestro punto de partida y regreso desde hace más de… desde hace muchos años: Tardelcuende.

Terminado y suspendido mi master de abuelo en mi descargo debo decir que son “cinco diminutas ferocidades”.

El mayor Samuel hará seis años en mayo. Quiere que le llamemos ‘grandullón’. De natural exterior tranquilo, buen estudiante, un poco tímido, según mis próximos mi ojito derecho.

Después viene Elba. Cuatro años hizo en diciembre. No es un terremoto, no es un tsunami, no es un torbellino, es Elba. Acaba de abrirse la barbilla haciendo gimnasia entre dos sillas en el colegio mientras clase y nada más darle los puntos ya está subiéndose al parque de su hermana. Ahora anda “esmorritada”, se cayó volviendo del colegio y todavía no sé cómo lo hizo.

Kiana hará tres años a finales de marzo. Preciosa, cariñosa, cabezota, una auténtica bomba de fabricación hispano-alemana. Se acuerda perfectamente de sus abuelos de España y por la noche para cenar me dice en perfecto castellano, “jamón, abuelo”, y yo corta que te corta.

Bárbara cumplió el 14 de febrero un añito y Kiran nació el 15 de agosto de 2013. Los dos son enormes y con toda la pinta de mejorar la especie.

Así uno por uno parecen majos, parece que me quieren.

Los mayores me llaman abuelo, Bárbara, «abu» y Kiran creo que me lo dice en inglés o alemán, no le entiendo nada.

Si los juntas a todos en un salón, en un parque, en una sala de espera de Barajas verás como unen sus sinergias con el fin de no dejar títere con cabeza.

Como un ejército organizado programan sus ataques a los papás y tíos, intentan quedarse con los cromos unos de otros, si Kiana lleva coletas en su precioso pelo negro, Elba no tardará en pedir a su yaya que le coja unas en su pelo lacio color paja de clara procedencia paterna.

Si Samuel anda liado con sus cromos las primas con una mirada de complicidad comienzan sigilosamente su ataque. Una amaga por un lado, y cuando Samuel se protege el flanco la otra agarra un puñado de Iniestas y sale corriendo.

¡Qué bonito!.

Desde mi privilegiado puesto de observación los veo crecer, pensar y, si puedo, pongo mi granito de arena para intentar hacerles personas de bien.

Igual me estoy equivocando.

A veces pienso que si se educan como personas libres, como personas responsables, honestamente, en la creencia que todos los seres humanos somos iguales los estoy haciendo vulnerables.

Qué alivio, tienen a sus padres para correr con esa responsabilidad.

Yo bastante tengo con comprarles un huevo de chocolate con sorpresa a cada uno y a diario, además de un sobre de cromos.

Samuel ha dibujado un árbol que  ha denominado como el ‘Árbol de las arañas’. Le he explicado que había un olmo medio roto,  que tenía un gran agujero, como veinte veces el de un nido de carpintero y dentro había antepasadas de Spiderman dale que te pego en su tarea de tejer trampas para las moscas.

Ha dibujado también unas hormigas como caballos una detrás de otra, pues ha entendido lo del ejército.

Intento leerle todo el poema ya puestos, pero su concentración se ha difuminado y nos coloca los dibujos de ‘Me mola tu escoba’.

Otro aprendizaje para mi acervo cultural.

Puedo cantar todas las canciones de los Cantajuegos, he visto repetidos hasta la saciedad los capítulos del Reino de Acuática, la Doctora Juguetes, Pepa Pigs, Dora La Exploradora y, sobre todos, El Rey León.

Hay que ver lo que me perdí cuando niño.

Ahora toca saber de ellos los fines de semana a través de Skype.

Ellos son para mi ese milagro de la primavera que solicitaba Machado.

Volvemos al pueblo y toca Concejo, es el día de Los Quintos.

Tarugos de escabeche con vino como decía Gaya, buen chorizo del pueblo, tortillas de patata fabricadas por madres y abuelas de los quintos, charanga y a dormir.

Empleo casi todo el domingo para terminar la otra parte del título.

Resina, resina y más resina:

MEMORIA DE LA CAMPAÑA RESINERA 2013 EN TARDELCUENDE

AVANCE DE LA 2014

Pasta A 21, Rayón, descendente, carro eléctrico, sexto, “burrito”, entalladuras, granadinos, resineros, dieciocho, 127.500, mata, ascendente, descendente, laboratorio, miera, paro.

Ordenando debidamente las palabras anteriores nos da un resultado:

RESINA EN LOS MONTES DE TARDELCUENDE

Ahora el que quiera ponerlas en su sitio deberá leer hasta el final el siguiente informe.

Queremos comenzar agradeciendo a todos los resineros que el año 2013 han trabajado en nuestros montes su entrega y la enorme labor que están haciendo en pro de la recuperación del oficio.

Ya son cuatro los vecinos, o hijos del pueblo, que trabajan nuestros montes.

Irán en aumento.

Mención para los granadinos, cuatro personas que vienen desde 700 kilómetros a buscar un nuevo horizonte laboral.

Con el esfuerzo de todos los resineros será posible poner a resinar todos los pinos del 185 y 198, nuestros dos montes públicos.

Podemos decir que la campaña comenzó, para algunos, a primeros de febrero.

Esta fecha estuvo plenamente justificada por el hecho de incorporarse ocho nuevos resineros y abrirse más de 70.000 entalladuras en primero.

Además del dato concreto debemos puntualizar la importancia del trabajo en la vida económica de cada uno de los resineros.

Trece de ellos como trabajo único o principal.

Los cinco restantes como complemento a otras tareas, generalmente selvícolas.

Es un hecho que la cosecha de la resina se amolda a diversas formas de vida.

Desde los que la tienen como único o principal ingreso hasta aquéllos a los que supone un complemento.

Recordamos a los empleados de la “Fábrica de Maderas” antañazo tomando pinos para trabajar los festivos y las horas que tenían libres con el objetivo de ayudar en sus economías domésticas.

Por eso no se puede hablar de matas definidas, aunque si de matas idóneas por su composición y orografía.

En Tardelcuende estimamos como adecuada una mata de 6.500 entalladuras que puede recoger una combinación de pinos a vida y a muerte. También queda condicionada por la pasta estimulante.

Si pudiéramos resinar todos los pinos con la pasta A 21 podríamos tomar más pinos al dar menos picas.

Si con diez picas satisfacemos la necesidad de una buena cosecha podemos ahorrar un tiempo importante de trabajo al resinero.

Estimando una media de ocho días por pica el ahorro de tiempo oscila entre 16 y 40 días, dependiendo de si se dan 12 o 15 picas.

Una vez montados los pinos la mayoría de los resineros comenzó a primeros de mayo la primera pica. Con pasta servida desde la destilería. Todo hace indicar que un grado incorrecto de acidez en la mezcla agua-sulfúrico, así como las anormalmente bajas temperaturas surtieron en el pino el efecto de contracción al tratamiento, haciendo subir la línea quemada en madera hasta el triple de lo que debería haber sido habitual.

Esto quedó compensado con unos meses de septiembre y octubre anormalmente calurosos haciendo que el pino siguiera produciendo hasta últimos de octubre.

A partir de la primera pica la pasta estimulante la confeccionaron los propios resineros bajo una supervisión municipal consiguiendo dar el grado oportuno de acidez para cada momento.

Todo ello en el singular “laboratorio” arreglado con una subvención.

También es de señalar que muchos de los resineros acotaron zonas de pinos dentro de su mata para probar por sí mismos la pasta estimulante A 21.

Todos han confirmado una superior cosecha en los pinos así tratados en comparación a los trabajados con pasta normal.

La campaña transcurrió sin mayores incidencias para conseguir una cosecha aceptable por la mayoría de los resineros.

Podemos estimar una cosecha global de 215.000 kilos de miera que significan 215.000 € por la venta, más impuestos.

Hay que añadir el flujo económico movido alrededor de la cosecha: seguridad social, gastos de materiales y herramientas, alquiler de los pinos,  carreros, transportistas, gestores, incremento de ventas en los comercios  de Tardelcuende.

Estimamos no menos de 300.000 € movilizados en torno a nuestros pinos que cuatro años atrás estaban como la lira del poema.

La mayoría de los resineros ha trabajado en sentido ascendente y con escoda.

También hubo resineros que trabajaron en sentido descendente y con Rayón.

Algunos incluso de las dos maneras en bastantes pinos.

Uno de ellos comenzó lo que podemos considerar un experimento en sí mismo.

Derroñar en sentido descendente, comenzando a tres metros de altura y clavando singularmente a 2,10 metros, suficiente para poder alcanzar los potes desde el suelo.

Para ello se ayudó de un “burrito” de confección artesanal.

El derroñe le sirve para dos años mínimo y el clavado se realiza sobre pizorra, evitando la herida al pino.

El difícil e importante reto es conseguir que la resina caiga en el pote.

PROYECTO 6 X 5.

Basados en los experimentos realizados a partir de 2010, en 2013 pensamos en unir :

Sistema de pica  a Rayón, sentido descendente, pasta estimulante A 21, número de picas 9 o 10, reservando una superficie de 50 cm para la campaña. Ya habíamos comprobado que el pino produce lo mismo trabajado con Rayón o Escoda.

Sin embargo con Rayón se pueden picar en el mismo tiempo un 20 % más de pinos y además con menor esfuerzo físico.

Al prever menos picas de las 12-15 que muchos resineros dan, también necesitamos menos superficie de pino en vertical.

Esta parte es fundamental y se basa en que los pinos estimulados con pasta A 21 dada sobre superficie picada a rayón, sentido descendente, necesita menos superficie de pino para la siguiente pica, unos 4,5 centímetros.

Con estos datos en una superficie de 45 cm podemos dar las diez picas que consideramos suficientes para una buena cosecha.

A continuación preparamos 500 pinos en primero y 500 pinos en lo que llamamos 6º, exactamente igual que los del resinero señalado anteriormente. (De hecho son suyos).

En este primer año los resultados han sido:

1º 2,938 kilos con diez picas, 6º 3,24 kilos con 9 picas para un promedio de 3,089 kilos por pino.

Este dato nos reafirma en la creencia que el pino da mas cosecha cuanto más alto.

Hay que hacer constar que el promedio en los Montes de Tardelcuende está cifrado tradicionalmente en 2,5 kilos pino.

El experimento tiene dos objetivos principales.

1º Conseguir que el resinero obtenga más producción con menos trabajo.

2º Conseguir en cada pino seis campañas por cara, ganando a los pinos entre 4 y 5 años más de aprovechamiento resinero.

200.000 pies por cuatro años por 0,20 (precios de hoy), nos darían 160.000 € de mayores ingresos dentro de 20 años.

Significa también más tiempo de recuperación en los tranzones talados.

Cuan largo me lo fiáis.

Pero no por eso debemos dejar de intentarlo.

Desde el Ayuntamiento de Tardelcuende queremos seguir impulsando el trabajo resinero.

No es solo tener nuestros montes resinando, hemos de buscar la estabilidad en el trabajo.

No dudábamos que volveríamos a resinar nuestros montes y ahora no dudamos que vendrán tiempos peores para la resina y hemos de estar preparados para afrontar esas épocas con garantías.

Esto ya no puede ser un trabajo intermitente, marcado por el precio de la mano de obra de otros países, no podemos estar a expensas de tener una descomunal cifra de paro para volver a emerger.

La resina natural está y estará cada vez más demandada.

Sus aplicaciones son ya numerosas, la conciencia ciudadana de consumir productos naturales va en aumento y desde la propia Unión Europea están colocando la resina de nuestros montes, (de todos los montes de pinaster), en un lugar preferencial.

No estoy en absoluto de acuerdo en ligar competitividad con bajo salario, es demasiado fácil.

Mejor ligar la competitividad con nuevos métodos de extracción, mejor buscar una óptima mecanización y una racionalización tanto del trabajo como del propio pino.

Debemos conseguir en estos tiempos avanzar en todos los temas que afectan a los resineros.

Ser reconocido su trabajo como una difícil cosecha agro-forestal a todos los efectos, sobre todo en la Seguridad Social y en Hacienda.

Conseguir en nuestro caso que la JCyL les proporcione trabajo durante tres meses para poder completar una campaña.

Para 2014 la Diputación de Soria ha preparado unas subvenciones para autónomos que pueden encajar en el trabajo resinero.

Esperemos que estas ayudas continúen, no debemos olvidar que nuestra provincia puede proporcionar trabajo con el aprovechamiento resinero a más de 1.500 personas.

CONCLUSIONES.

En los montes de Tardelcuende en la campaña 2013 se han trabajado 127.500 entalladuras.

Han intervenido 18 resineros.

Se han obtenido unos 215.000 kilos de miera.

Traducido en masa económica se han movilizado unos 300.000 €.

Se ha introducido masivamente la pasta A 21 con óptimos resultados.

La pasta utilizada a sido confeccionada por CESEFOR.

Se ha picado en algunas matas a Rayón, en sentido descendente.

            Hemos confeccionado en el “laboratorio” la mayor parte de la pasta utilizada.

Se ha perfeccionado el carrito de remasa hasta conseguir que funcione con batería, es decir “carrito eléctrico”.

            Hemos comenzado un Proyecto que entendemos como altamente interesante por las perspectivas que abre.

Comenzar en 6º o 1º pero en sentido descendente.

Nuestro Ayuntamiento ha ingresado líquido de la campaña resinera más de 20.000 €.

Se ha mejorado considerablemente la habitabilidad y limpieza de nuestros montes.

Ha supuesto un incremento de ingresos para nuestros comercios.

Hemos contribuido a mejorar el PIB de nuestra provincia, hemos detraído una serie de personas de la lista del paro.

NO HEMOS RECIBIDO SUBVENCIONES ESPECÍFICAS  DE OTRAS ADMINISTRACIONES.

Para nuestro Proyecto hemos recibido la ayuda de ASFOSO, única empresa o Administración que ha considerado el Proyecto como relevante.

En reciente reunión en el MAGRAMA pedíamos para los resineros un trato justo.

Ubicación tanto en Hacienda como en Seguridad Social en los epígrafes adecuados.

Compromiso por parte de la Administración competente, (en nuestro caso Junta de Castilla y León), de facilitar el trabajo en tareas selvícolas en los propios montes a los resineros los meses fuera de campaña.

También pueden formarlos para integrar el sistema de lucha contra incendios.

Entendemos como prioritario por parte de los resineros algo tan sencillo como asociarse.

Si nos ceñimos a Tardelcuende los 27 resineros previstos para la campaña 2014 pueden producir más de 325.000 kilos de miera.

No deben dejar pasar la oportunidad de vender conjuntamente al mejor postor, no siempre es el que más paga, de hacer un frente común en los temas administrativos, de apoyarse en momentos puntuales entre ellos, de comprar herramientas y materiales, de intentar con sus propios medios avances tecnológicos, mecánicos y de toda índole.

Confeccionar su propia pasta estimulante, no deben depender de terceros para algo que ellos pueden hacer a su gusto.

El reto que se nos presenta es mejorar el barrasco, hacer más llevadera la tarea de derroñar.

Si conseguimos una mejora equiparable a las del exprimidor para la remasa habremos dado un importantísimo paso para la consecución de un trabajo digno, estable y bien remunerado.

PREVISIONES PARA LA CAMPAÑA 2014.

180.000 entalladuras a trabajar para un total de 27 resineros.

Repiten todos los de la campaña 2013 y se incorporan 9 resineros más.

Uno de ellos vecino del pueblo, y ya son 5.

Nos quedan un mínimo de 19.000 pies en reserva, bien para esta misma campaña bien para cubrir las bajas que por cortas ordinarias van a ir sucediéndose en años posteriores.

Dentro del término municipal también contamos con unas 30.000 entalladuras de los llamados “propios”, titularidad de la Sociedad de Vecinos de Tardelcuende.

En Cascajosa quizá otros 10.000 pies disponibles según su Alcalde, y en la finca de Osonilla y otros enclavados unos 50.000.

Podríamos llegar en el término municipal con una debida colaboración y estructuración a trabajar 270.000 entalladuras consiguiendo una cosecha de cerca de 700.000 kilos, lo que supondría cerca de un millón de euros (1.000.000 €) de masa económica procedente de los pinaster del término.

En este 2014 haremos las adjudicaciones de los pinos a cada uno de los resineros, y con esto pueden darse de alta en el SETA, con la ventaja de pasar de pagar 300 € mes de cupón a la Seguridad Social a unos 190.

Retrasará las contrataciones, pero merecerá la pena por el ahorro económico que supondrá a los resineros.

Mantenemos el precio del alquiler de la entalladura en 0,20 y reducimos en los tranzones llamados “a muerte” el precio de la entalladura, 0,20 pino de una sola entalladura, 0,30 dos o más entalladuras.

Damos al resinero la posibilidad de resarcirse de un 30% de la cantidad a pagar por el alquiler realizando tareas selvícolas o relacionadas con el aprovechamiento resinero, marcadas por el Agente forestal conjuntamente con el Ayuntamiento.

Esta medida tiene dos vertientes.

La primera favorecer al resinero.

En la mata definida como “idónea” (6.500 entalladuras), deben pagar de alquiler 1.300 € pudiendo llegar a pagar realmente 910 €, realizando trabajos por 390 €.

La segunda mejorar el estado general de los montes.

Podemos realizar, principalmente en el MUP 185, labores de recuperación de fuentes y caminos, limpieza de las matas, corta selectiva de pies enfermos o secos, mejora de los refugios y una larga lista de actividades que redundan en la mejoría de su utilización, en una mejor calidad del trabajo resinero.

Podemos pensar en la preparación de una “Ruta Resinera” para los cada vez más urbanitas que demandan actividades en contacto con la naturaleza.

Estamos efectuando un inventario actualizado en la medida que nuestras posibilidades económicas nos lo permiten.

Como máximo en 2015 lo tendremos y será una herramienta de trabajo imprescindible en el futuro.

No tenemos duda que cuando la Junta goce de unas mejores condiciones económicas tendrán en cuenta los esfuerzos que algunas Entidades Locales estamos haciendo por el beneficio de nuestros montes en particular y el avance en el mundo resinero en general.

No podemos olvidar que aproximadamente el 25% de la superficie del Monte 185 está en reforestación por los quemados del 98 y del 2.000.

En este caso debemos agradecer a la JCyL, al Servicio de Medio Ambiente de Soria, el empeño puesto en estas reforestaciones y su seguimiento dentro de los medios de que disponen.

Actualmente ya se están realizando tareas de poda y adecuación de los mismos para su futuro aprovechamiento resinero y maderero.

Todo ello dirigido por Medio Ambiente con cuadrillas de la BRIF.

Continuaremos el Proyecto 6 X 5, haya o no ayudas de otras administraciones, intentaremos mejorar el aprovechamiento con picas definidas, si tenemos la posibilidad de trabajar con la pasta A 21 mejoraremos la calidad del pino, el aprovechamiento resinero y el Medio Ambiente.

Conviene saber que con la pasta tradicional en 10 picas el pino sufre una ingesta de unos 9 gramos de ácido sulfúrico.

Con la pasta A 21 únicamente se le administran 3 gramos.

También llegaremos hasta donde podamos con el estudio del “barrasco mecánico” e intentaremos otras pruebas diferentes para la extracción de la miera del pino.

Tenemos una ardua pero muy gratificante tarea por delante.

Todo con la intención de ser más competitivos, todo con la intención de establecer unas bases de trabajo de futuro.

Un trabajo digno, y no lo olvidemos: Sostenible, Renovable y en el Medio Ambiente.

Afortunadamente nadie puede trasplantar nuestros pinos a ninguna gran urbe.

A lo largo de 2014 habrá que intentar ampliar horizontes resineros.

Ya toca que en la provincia no nos limitemos a ser mano de obra.

Podemos pensar en sacar más provecho destilando nuestras propias cosechas.

NOTICIAS RECIENTES

Parece ser que en la Seguridad Social hay variaciones en los precios del cupón pudiendo llegar a ser bastante menor de lo anterior en algunos casos.

Para la campaña 2014 nuestros resineros tienen la posibilidad de venta a varias compradoras.

LURESA, (antigua Unión Resinera Española), 1,05 kilo puesto en Coca.

Resinas Naturales,  destilería que ha venido comprando la resina de nuestros montes los tres años anteriores, 1,03 puesto en Cuellar.

Alfonso Criado, destilería familiar con larga tradición, 1,02, pero se lleva las cubas desde Tardelcuende.

Las tres ubicadas en la provincia de Segovia.

Todos ellos suministran materiales y  herramientas a cobrar contra entregas de miera y todos se comprometen a dar anticipos a los resineros, en las mismas condiciones anteriores.

Dimos a los resineros en reciente reunión las condiciones que las empresas nos han enviado al Ayuntamiento directamente.

Todas mejoran las condiciones económicas del pasado año.

También en el Ayuntamiento hemos recibido una extraña solicitud acerca de la titularidad y posibilidad de venta de nuestros MUP.

Tenemos noticias de que ciudadanos de la principal potencia resinera mundial han decidido expandirse y comprar pinos resineros allá donde los haya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *