Efectos colaterales

Lo siento, escribo de muy mal humor. Pero como dice Jesús, que dice Armas Marcelo, hay que escribir con mala leche.

La gota que colma el vaso de mi paciencia es la presentación del informe sobre pobreza infantil de Save the Children.

Para entrar en cuestión es la organización mundial, no gubernamental, líder en la defensa de los derechos de la infancia.

Viene a decir que el año pasado han entrado en riesgo de exclusión 2.826.549 niños. En España.

Que hay padres que se privan de lo necesario para poder dárselo a sus hijos, para que puedan comer. En España.

Es una realidad que debería avergonzarnos.

Ahora toca pedir no para aquellos niños que nos pillaban tan lejanos, pobrecitos, que pena nos daban, como se podía vivir así, vamos a ayudarles algo, echábamos una peseta a la hucha y luego nos olvidábamos hasta el año siguiente.

Ahora toca pedir para esos niños que no tienen sus necesidades básicas cubiertas. En España.

No quiero entrar en detalles, en mis detalles, sobre como hemos podido llegar a esta situación, no es el momento.

Ahora toca intentar remediar entre todos, cada uno en lo que pueda, la atrocidad que se está cometiendo contra los más indefensos. En España.

Pensar que esos pequeños pueden ser vuestros hijos, nietos, sobrinos, pero sobre todo que son seres humanos.

Tienen un grave inconveniente. No votan en las elecciones.

Por favor llamar con urgencia al 900 37 37 15.

Entrar en Internet, buscar la página de Save the Children, hay varios modos de ayudar.

Hacer donativos, haceros socios, sacrificar un poco de lo que tengamos y ayudemos a paliar la situación… En España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *