Todas las entradas de: anai

Maneras para hacernos la vida más fácil

Aunque únicamente sea una forma de expresar mis ideas, aunque no sirva absolutamente para nada, al menos me doy el gusto de decirlo.

Hablando de población, la provincia de Soria es carne de cañón. Las medidas tomadas hasta ahora, las acciones realizadas, se antoja hubieran sido diseñadas justo para lo contrario de lo que nos dicen.

Ustedes, los de arriba: ¿Alguna vez han pensado en comenzar las acciones por abajo? Pregúntennos a quienes vivimos a diario en nuestros pueblos.

El alcalde de cada pueblo es la primera cara visible para los ciudadanos, es la ‘Oficina de Información y de Reclamaciones’ es el saco de los golpes, (por ser bien hablado, o escrito), el servicio 24 horas.

Y con el los concejales.

Además somos sus recaudadores de votos.

Y seguimos.

No lo hacemos por ustedes, los de arriba.

Lo hacemos por nuestros vecinos, los de abajo.

Ustedes los de arriba deberían darnos al menos la posibilidad de plantearles lo que queremos, lo que pensamos necesario para nuestros vecinos, para nuestro territorio.

Déjennos equivocarnos a nosotros.

Controlen hasta el último céntimo que gastemos en nuestros municipios, pero dennos la oportunidad de decidir que es lo mejor para nuestro pueblo.

Quiero hablar desde mis vivencias diarias, desde mi observación de los hechos.

Tardelcuende, mi pueblo, podría subir en el padrón.

Podría reverdecer épocas mejores.

Podría crear más puestos de trabajo.

Pregúntennos dónde.

Pregúntennos cuánto.

Les diremos cómo.

Y así, uno por uno en todos los pueblos de Soria. Y de la Comunidad. Y de España.

Hubo algo parecido en el año 2010 a nivel Comunidad.

Unas memorias valoradas en las que nos gastamos un dinero, un sinfín de proyectos, productivos la mayoría, y que deben dormir el sueño de los justos en el baúl de los recuerdos.

Podemos crear puestos de trabajo, mejorar nuestro día a día, recuperar gran parte de nuestro patrimonio, dar vida a nuestros pueblos e intentar recuperar aquella gente que se ha marchado.

Necesitamos cobertura económica, necesitamos confianza a largo plazo.

Teniendo en cuenta que nos tienen cogidos por los… ‘Ingresos de la AGE’, pues no veo donde puede estar el problema.

Y cuando digo esto no digo ‘subvenciones a fondo perdido’, hay maneras de hacerlo sin que ello tuviera que ser así.

De verdad que es ponerse a estudiar, a trabajar y rápido, no nos tiremos de los pelos de la negligencia en breve.

Venenos modernos

Ya lo dice el refrán: “El mejor amigo, la mejor pedrada”.

Las entidades bancarias en general, y las cajas de ahorro en particular, eligieron para colocar sus productos tóxicos a los más amigos.

Puestos a elegir víctimas han optado por las más débiles.

Han elegido preferentemente jubilados.

Preferentemente clientes antiguos con una vinculación plena y una confianza en el empleado también plena.

Explicaciones ninguna, preguntas las mínimas.

Si aparece la pregunta expresa de “si me hace falta, ¿cuando podría recuperarlo?». “Como mucho en una semana», se respondía.

Cada día que pasa, con cada nueva noticia, son mayores los datos que avalan lo que la ciudadanía ya sabíamos.

Las preferentes y la salida a bolsa de Bankia han sido una estafa en toda regla.

Y por supuesto todos los productos llamados tóxicos de todas las entidades bancarias y similares.

Entiendo que mientras no se restituya el dinero estafado a todas las personas por las Eentidades bancarias no habremos vuelto a la senda de la regeneración, los ciudadanos no podemos estar tranquilos ante tamaña injusticia.

Hoy han sido los preferentistas, ¿quién va a continuación?

Si no ayudamos ahora, no esperemos ayuda después.

Un cuento español

Ahora que los chinos ya no son cuentos, son muy verdaderos, pasaremos al cuento español.

Hace tiempo que decidí elaborar las normas de la Casa de los Abuelos de Tardelcuende. Tienen un solo artículo y, en caso de suscitarse dudas, debemos remitirnos a él.

Artículo 1º: En la casa de los abuelos de Tardelcuende se hará siempre lo que los niños quieran.

Samuel y Elba estuvieron totalmente de acuerdo. A la mañana siguiente comienzan las hostilidades. Estos incipientes subversivos ya piden sus derechos. Con cuatro y seis años respectivamente.

Quieren ver los dibujos mientras guarrean el desayuno, no hacer la siesta, comer solo lo que les apetece y por la noche películas tipo ‘Madagascar’.

No quieren desayunar y prefieren ver dibujos en la tele. No quieren lavarse ni cambiarse, dicen que están bien como están.

El abuelo les dice muy serio: “Niños debéis desayunar, y sin protestar que os quedáis sin cromos”.

Elba, una fuerza de la Naturaleza siempre en guardia, salta enseguida: «Pero tú nos has dicho que podemos hacer lo que queramos».

Júa, Júa inocentes, ¿no sabéis que sois españoles?

No habéis leído la letra pequeña del contrato, no sabéis que el que tiene el poder y el dinero hace lo que le da la gana.

Tontitos, que las promesas son para que me queráis, después hago lo que quiero.

Yo si quiero os dejo sin paga, os doy verdura para comer y cenar, agarro el mando de la tele y veis lo que me de la gana, y si os ponéis chulitos os disuelvo y os mando a la car….. perdón a la cama.

Y si me da la gana, pues modifico las normas y os quedáis sin cabezudos, sin disfraces y sin fiestas.

Si me hartáis demasiado os desahucio y os vais a casa de tío Tino o tía Tina.

Ya os estáis lavando sin rechistar.

Samuel refunfuña y dice que no se lava, que yo haga lo que quiera.

Ya tenemos el contestatario, estos niños de ahora creen que pueden hacer lo que les de la gana, que pueden vivir sin trabas, que solo tienen que ser buenas personas y cumplir con sus estudios.

Claro, así llegan a mayores y piensan por su cuenta. Hay que tomar urgentemente cartas en el asunto.

No podemos criar niños en libertad, no podemos criar niños que sepan pensar, no podemos criar niños que tengan sus criterios definidos.

Indeseados gobernantes.

El mismo cariño y comprensión que yo podría esperar de mis niños de actuar así es el que pueden esperar ustedes  de nosotros, que más parece quieran ser nuestros amos que nuestros gobernantes.

Atentamente, su humilde servidor que besa su mano.

Firmado. Inocente Borrego Amaestrado.

Y vuelta la burra al ‘prao’

De nuevo los Presupuestos Generales del Estado ven la luz y, de nuevo, los sorianos nos disponemos a padecerlos. Hay dos cifras que determinan el que sea así desde los tiempos de la Transición: 92.001 habitantes, (añadida Zaira la niña de Rarri y Conchi), y 10.306 kilómetros cuadrados de superficie. O sea que tocamos a 8,9 habitantes por kilómetro cuadrado.

Si quitamos a la mitad que viven en Soria capital, pues mira los que quedamos.

No somos relevantes a la hora de darle a la calculadora de votar los diferentes gobiernos. Pero somos personas, joder.

No descendemos de los aguerridos numantinos, parece claro, y tampoco arriesgamos nuestro rosario y nuestro porrón, pero somos campeones del mundo en lloros, en lamentaciones.

En mi opinión, estos presupuestos no son ni buenos ni malos, son un escarnio para todos nosotros, para los que mantenemos, todavía, el mundo rural. Siempre esperando que cualquier tiempo venidero sea mejor.

El próximo año les daremos mucho más nos anuncian, para lo mismo anunciarnos el próximo año.

Con todos mis respetos, métanse los presupuestos por donde les quepan y piensen en clave de personas, de territorios, de despoblación, de que antes o después la solución estará en el campo.

Curiosamente en el conjunto de nuestra Comunidad Autónoma los presupuestos suben un 25%. En nuestra provincia bajan, luego la desigualdad se incrementa.

Esperemos que los presupuestos de la Junta de Castilla y León efectúen una política correctora.

¿Qué no lo creen? Yo tampoco.

Con todo mi apoyo

Quiero expresar públicamente mi apoyo personal a los brigadistas de las Brif. Los que vivimos en el mundo rural, especialmente de montes, sabemos de su importancia, de su necesidad, de su arrojo y su bien hacer a la hora de ejercer sus tareas.

Conozco personalmente a varios componentes de ‘nuestra’ Brif de Lubia y sé de su preparación para ejercer la labor asignada.

Contar conmigo para todo lo que necesitéis compañeros. Con todo mi respeto y apoyo.

Raíces profundas

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha cambiado de opinión respecto a las medidas económicas y laborales aplicadas en España. Ha descubierto que no es positivo para la reactivación de la economía la bajada indiscriminada de salarios, la precariedad en el empleo, el recurso excesivo a la temporalidad en los contratos de trabajo, ya que todo esto no va en beneficio de la recuperación económica. Únicamente sirve para mejorar la rentabilidad de las empresas.

Seguro que los prebostes de la citada organización tienen unos salarios y unas prebendas muy por encima del ciudadano normal.

Después de cinco años de aplicación por parte del Gobierno de una especie de ‘garrote vil’ a la ciudadanía de a pie ahora resulta que esas medidas son contraproducentes. Para este viaje no hacían falta alforjas.

Millones de españoles habíamos llegado a la misma conclusión hace años y sin necesidad de cobrar un pastón por ello.

De haber vivido el Esteban y el Dámaso se lo podrían haber explicado claro. ¡¡Váyanse a tomar… viento fresco!!

Metan en la cárcel a los corruptos, a los banqueros responsables de las estafas orquestadas, a los defraudadores. Eso sí, que empiecen a contar sus condenas desde el momento en que devuelvan lo robado. Si no lo devuelven, de por vida. Dejar que los jueces hagan su labor sin ningún tipo de presión, que se elijan entre ellos.

Que la Hacienda Pública no esté sometida a los vaivenes políticos.

Que de verdad seamos un estado laico.

Que elijamos entre la ciudadanía nuestros mandatarios, (incluida la Jefatura del Estado).

Que aprobemos una constitución del y para el siglo XXI. No a conveniencia de los poderes de cada momento.

Se podrían haber ahorrado miles de desahucios, la burda e ignominiosa estafa de las preferentes, y tantas otras medidas que han causado sangre, sudor y lágrimas.

Del robo orquestado de las preferentes hablaré alto y claro en breve.

Y peor todavía, muertes.

A cambio nos salen los voceros del poder intentando convencernos de que nos estamos recuperando muy bien. El cuatro por ciento de la población es probable. El otro porcentaje lo tenemos cada vez más crudo.

Esto no son brotes verdes al uso, son vigorosas raíces, son raíces profundas, tanto que nos las clavan en el corazón al 96% de la ciudadanía.

Por cierto, ¿alguien alguna vez ha pensado que la inmensa mayoría somos los puteados?

La espada de Damocles

En el caso de un pueblo pequeño, en el mundo rural en general, entiendo que nuestro mayor peligro, el que nos acecha con más encono, el que no da tregua, aquel que golpea cuando menos lo esperas es el fuego. Es una espada que pueden blandir muchas manos. La naturaleza, la desidia, la ignorancia, la maldad.

Todavía sobrecogido por los incendios de Guadalajara, todavía con el susto del viernes en el cuerpo quisiera pedir la mayor de las precauciones a cuantos transitamos por los montes y el agro.

Pero también participo de la creencia firme que los incendios se apagan en invierno, con una buena tarea de prevención, limpieza, aclareos y todas esas acciones que tan bien saben y tan poco practican.

Tome buena nota la administración competente para propiciar los trabajos necesarios para mantener nuestros montes con el grado de limpieza necesario.

Nos ahorraremos muchos gastos en recursos posteriores, viviremos de nuestros bosques vivos y no quemados, volverán a ser motivo de alegría, trabajo y beneficios económicos, sustentarán nuestras poblaciones, pero sobre todo nuestros vecinos no tendrán que jugarse literalmente sus vidas.

Administradores de nuestros montes tomen cartas en el asunto y recuerden:“Los incendios se apagan en invierno”.

Mejor votar

Si tienes dudas. Mejor votar.

Tenemos diversas posibilidades.

A: Votar a un partido que nos convenza.

B: Abstención.

C: Voto en Blanco.

D: Voto nulo.

A. De todos conocida. Elige el partido que consideres mejor te representa.

B. De todos conocida, pero convendría hacer unos apuntes. Significa que no se siente representado por ninguno de los partidos que se presentan a las elecciones. A nivel municipal en pequeñas poblaciones puede darse, pero a nivel regional, nacional o europeo es más difícil al estar representado todo el arco político, desde cualquier extremo.El que se abstiene debe saber que igualmente va a ser gobernado, quizá por quién menos desee, pero no ha hecho nada por evitarlo.

C. Sirve para contar como voto emitido, reduce la abstención, pero también hace que los escaños sean más caros, perjudicando a los partidos minoritarios.

D. Prácticamente igual a la abstención.

Superioridad manifiesta

Recuerdo que en boxeo a esto lo llamaban ‘K.O. técnico’. El árbitro paraba el combate cuando consideraba que un púgil le estaba dando al otro una paliza sin contestación posible. Claro está, hablamos de lo físico.

Desde este viernes tengo una duda existencial.

¿Deberían las mujeres cuando debaten con un hombre partir con una cierta ventaja, o los hombres con un hándicap como en algunas carreras de caballos?

“En lo intelectual, por supuesto”.

Por favor, señor Canete sáqueme de mis dudas, remítame a las revistas científicas en las que aseveran su aserto.

Pida un cara a cara con alguien de su género y peso, ‘intelectual’, por supuesto.

‘Mirusté’ por dónde el grado de estupidez se detecta enseguida.

Por cierto, cuando esté usted en la cocina europea dígale a la señora Merkel que va a “entrar a matar”.

‘Intelectualmente’, por supuesto.

Respetuosamente; Ricardo Corredor Álvarez.

Del Olmo a Numancia

Al olmo viejo, no hendido por el rayo

Ni en su mitad podrido, las lluvias mil

De invierno, y un loco solanillo

Un trozo de corteza han desprendido.

Y vaya la que se ha montado.

No parece sino que hubiese caído el olmo verdadero, con Machado encaramado a él.

Podíamos polemizar mejor con el abandono de Numancia.

No, el equipo de fútbol no: Numancia.

“2013 ha sido un año de recuperación para el sector del turismo en nuestra ciudad con un claro incremento de visitantes”.

El pasado año se incrementaron un 16,50% las visitas a las oficinas de turismo sobre todo en época estival, dónde subieron un 40% y en Navidades un 25%.

Según las estadísticas el número de entradas vendidas para acceder a los monumentos fue de 561.762, 11.000 más que en 2012, lo que supone, un 5% más que al año anterior. Y ha repercutido en un 40% en el ascenso de la ocupación hotelera.

Ahora están preparando un museo que será otro centro cultural y dará empleo a muchas personas e incrementará el número global de visitantes.

Qué lástima y qué bochorno, estos datos están referidos a Mérida.

Nosotros no tenemos la voluntad necesaria para hacer algo ni parecido.

Y eso que tenemos la ciudad de verdad.

La ciudad que un año tras otro sufre el abandono de quienes deberían cuidarla, ponerla al día, proseguir a buen ritmo las excavaciones, seguro que aún tiene mucho que contarnos.

Aquellos irrepetibles numantinos que la hicieron famosa en todo el mundo, aquellos cuyo espíritu ha sido signo de tenacidad, de esfuerzo, de sacrificio, de heroísmo durante más de 2.000 años.

¿Qué pensarán ahora?

¿Qué también ellos son víctimas de la crisis?

Para crisis la que sufrieron con Roma.

En Francia, basados en leyendas, han fabricado hace mucho años un sucedáneo de Numancia que han logrado convertir en mito.

Han realizado películas, han hecho millones de tebeos, han creado personajes conocidos por todos a nivel mundial. Y han ganado millones de euros, que parece ser lo único importante.

Nosotros que tenemos la de verdad, la auténtica, no hemos hecho nada.

Ni siquiera sirve de discusión entre los políticos.

Únicamente unos cuantos locos enamorados de su historia se empecinan en recordar la gesta, y ya se están hartando.

Mejor.

Que se vaya olvidando todo el mundo de Numancia.

Dentro de unos años al pasar por las carreteras la gente ya no sabrá si esas cúpulas horrendas son viaductos romanos o si en aquel cerro tan aparente harán viviendas unifamiliares.

Un canto a la desidia, al abandono, a la miopía generalizada, a la ceguera política.

En una conversación telefónica pedía a un joven su nombre y me contesta: Megara.

Bueno, “será el nombre del correo electrónico”, pensé.

No, no, tu nombre y apellidos.

Pues eso, Megara.

Hoy nos reímos con la anécdota.

¿Será Megara de lo poco bueno que saquemos de la historia?