Asociaciones

Pongamos un pueblo de menos de quinientos habitantes. Donde el invierno dura desde noviembre a finales de abril siguiente. Donde el comentario más oído en esos días es el de los grados negativos con los que nos ha agraciado la climatología la noche pasada. Donde durante muchos días de esa época el entretenimiento tradicional (y ayuda a la economía familiar) es la búsqueda y posterior venta de nícolas. Las partidas de brisca y guiñote diarias en bares y sedes de Tercera Edad y Amas de Casa. Donde alguno de esos días cuando abres la puerta sientes silbar el cierzo en todo su esplendor y poco falta para ver rodando por las calles los matojos típicos de las películas del Oeste en los despoblados.

Pongamos que hablo de Tardelcuende. En este, y tantos otros pueblos similares, las asociaciones son impagables.

De ningún modo y en ningún momento pretendo que este sea un escrito con deriva pesimista. De lo que quiero dejar constancia es que las asociaciones plurales, la sinergia de inquietudes, de ilusiones y de intenciones que provocan, es vital para que nuestro pueblo siga defendiendo su personalidad y pervivencia con uñas y dientes. Es tarea de todos.

Para nuestra fortuna contamos con varias asociaciones con funciones y aspiraciones muy definidas y con el loable empeño de hacernos más agradable la vida a los lugareños.

TARDELCUENDE SD

Por su repercusión, por su importancia, por ser el mayor aglutinante de la población es de justicia destacar al equipo de fútbol.

Un equipo de fútbol en Soria, defendiendo los colores de un pueblo por casi toda la geografía provincial tiene mucho de heroicidad.

Ya sabemos que en nuestro invierno a las seis de la tarde se hace de noche. El que entrena lo hace a partir de esas horas. Puede haber lluvia, nieve, viento, pero lo seguro es el frío al que hace referencia el refrán del grajo.

Pues ahí están ellos con ‘su-nuestra’ ilusión por principal motivo.

Los vecinos y tanta gente vinculada al equipo haciendo cábalas, comentando el partido pasado, el partido próximo y acompañando al equipo en un considerable número de personas. Modestia aparte somos la mejor afición de la provincia y no solo por el número de seguidores.

Nuestros futbolistas ‘nunca caminan solos’.

ASOCIACIÓN CULTURAL GAYA NUÑO

Como su propio nombre indica, en honor a nuestro vecino más ilustre, convocan reuniones, charlas didácticas, teatro, excursiones y todo tipo de actos, muchos de ellos dirigidos a los niños para que aprendan a querer y valorar sus raíces.

Nos hacen el día a día más llevadero, y tenemos grandes esperanzas depositadas en ellos. Juntos se no presenta un reto importante para los próximos años: conseguir que la casa donde nació Juan Antonio Gaya Nuño sea habitable, con un gran espacio que nos recuerde su ingente obra, una reproducción del despacho médico de su padre y un espacio de vivienda para asegurarnos el cuidado y mantenimiento del edificio, así como la atención a visitantes.

ASOCIACIÓN COSTA IZANA

Creada con la principal finalidad de alterar el sueño y los biorritmos a los vecinos durante las fiestas patronales, semana cultural, fiestecilla de octubre y otros días señalados.

Han recuperado la matanza, volverán a traer las motos trepadoras de las cuestas del ‘Altoloyo’, meterán más días festivos con la mínima excusa.

Son la sangre joven que alborota el cuerpo y que nos rejuvenece. Propongo una macro-fiesta con motivo de ‘El día de las Asociaciones’.

Después tenemos las tradicionales.

TERCERA EDAD Y AMAS DE CASA

Colaboran activamente en las fiestas, en la organización de eventos y ayudan cuanto pueden en el devenir del pueblo. Mantienen las celebraciones de fechas señaladas. Nos ofrecen un chocolate exquisito en octubre. Son el mejor nexo de unión entre pasado y futuro.

RONDALLA

Quiero abrir aquí un apartado especial a los músicos antiguos que han desempolvado las guitarras, laudes, bandurrias y botellas de anís (vacías). Con la colaboración de nuestras cantoras (y la incorporación de cantores).

Todo con la única y exclusiva finalidad de que la música antigua, nuestras jotas de toda la vida y otras canciones casi olvidadas, sigan vivas en nuestro recuerdo y capten a los jóvenes y niños para transmitir palabras, tradiciones y música. Ellos han sido la nota alegre y la mayor novedad del pasado 2014.

NUESTRAS COSAS DE TARDELCUENDE

Quique García y Ana Mallo. Ellos son los notarios de todo lo anterior. Notarios con cámara de fotos y vídeo. Registran para la posteridad partidos de fútbol, excursiones, reuniones, festejos, misas cantadas, paseo con rondalla, y tantas cosas que ahora nos divierten y más adelante serán testimonio de un tiempo. Todo ello por amor al pueblo, por orgullo pizorrero.

Gracias a tod@s, muchas gracias. Entre todos vosotros conseguís que Tardelcuende sea un pueblo más divertido, más ameno, más culto, más solidario. Juntos debemos procurar que nuestro pueblo se mantenga vivo, con los servicios de Sanidad y Educación, procurando y propiciando nuevas oportunidades para que los jóvenes puedan quedarse en nuestro pueblo y los niños estén escolarizados desde su nacimiento hasta su partida al instituto.

Hacer Tardelcuende, Hacer Soria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *