El día amanecía precioso. Un sol radiante sobre un intenso azul celeste. Calma, quietud y silencio… Silencio roto por las primeras notas de la charanga iniciando la diana y por el ir y venir de los colaboradores preparando el reparto de las tajadas, el menaje y las ricas viandas sanjuaneras que lucirán en la Mesa de la Alameda de Cervantes. En centro de todo, la protagonista del día: la Caldera.

Son muchos los artistas sorianos que, año tras año, diseñan y realizan 12 efímeras obras de arte que con tanto orgullo mostramos por las calles de Soria.

Recuerdo con mucho cariño el día que Fernando, padre del jurado, nos dijo que haría la Caldera, por la ilusión que nos hacía que fuera él y porque conocemos su capacidad y su empeño. Si para los jurados es siempre un orgullo lucir la Caldera de su cuadrilla… en este caso, todavía lo es más. Nosotros aportamos alguna idea, pero el auténtico artífice de semejante maravilla fue él. Junto a Fernando trabajaron codo con codo el tío Satur, mi cuñado Fran, el tío Abel y en el último empujón el primo Diego. Queremos agradeceros la ilusión, el esmero, las tardes de trabajo, el mimo, la preocupación, la imaginación y el cariño para agradar tanto a los jurados como a vecinos y forasteros que nos acompañan en un día realmente grandioso en la ciudad de Soria.  Gracias a todos y si me lo permitís, especialmente a Fernando.

También queremos agradecer a los miles de vecinos y vecinas de todas las edades que, con sus mejores galas, nos acompañan y arropan en un majestuoso desfile con las 12 Calderas como protagonistas. Calderas perfectamente portadas por los cuatr@s de la cuadrilla.

          

Otra imagen para mi recuerdo, es la preciosa, sencilla y elegante Mesa que con tanto mimo prepararon las amigas de mi madre Pili y Paca con la ayuda de mis amigas Marina, Carmen y Juncal. La mesa vestía un maravilloso mantel hecho a ganchillo por mi abuela Daría, bordado en color oro “Cuadrilla de Santiago 1996” y en color vino “San Esteban 2018”. El toro y demás alimentos sanjuaneros presentados en una vajilla negra hecha por el alfarero Evelio Arnanz. Preciosa Mesa. Gracias chicas!!

       

… DÍA DE MÁS ESPLENDOR QUE EL DOMINGO DE CALDERAS

Fotografías Carlos Arlegui