Blog | Por Sergio Tierno / Viajes, geografía, deportes y curiosidades

21-10-2023

El roble equilibrista, micología a espuertas, hayas, tejos, abedules...

Sendero interpretativo de El Chorrón (34)
photo_camera Sendero interpretativo de El Chorrón (34)

VER FOTOS DE LA RUTA

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP


En la mañana de este sábado, organizada por Banzaii Antártica, hemos realizado una ruta espectacular. Lo primero que hay que hacer es felicitar al diseñador de la misma. Sale del nuevo aparcamiento de El Chorrón (el salto de agua situado en el río Razón, al que se accede desde el kilómetro 19 de la carretera entre El Royo y Sotillo del Rincón).

Cuando hemos llegado nosotros a ese desvío, lo han hecho a la vez varios coches. El objetivo de sus ocupantes era recolectar micología y, por lo que hemos visto, seguro que todos han tenido éxito.

Nuestro objetivo era diferente: hacer el recorrido completo del Sendero Interpretativo de El Chorrón. Hemos empezado por arriba, por la izquierda. Si se hace el recorrido en sentido contrario, lo primero que hay que hacer es cruzar el Razón justo en El Chorrón. La gran cantidad de agua que caía hoy hacía complicado ese paso, con lo que sería suficiente andar unos minutos por la pista para engancharse ya sí a la ruta marcada con blanco y amarillo. Eso es lo que nos ha tocado hacer a la vuelta, ya justo al final.

Hasta allí, la ruta es preciosa, y creo que más bonita lo será dentro de un par de semanas, cuando las hayas empiecen a amarillear y, sobre todo, a ocrear.

En los poco más de 12 kilómetros hay numerosos carteles para conocer mejor el terreno que se visita: setas, caza, chiviteros, carbonera, refugios y árboles como robles, abedules, algunos tejos sueltos y, la gran estrella del lugar, el hayedo, al que se llega en la parte de la ruta más alejada del punto de partida.

No sé cuantos níscalos hemos podido ver, entre cientos y miles, casi tantos como personas había luego en las pistas. También han caído algunos boletus, dentro de que apenas hemos abandonado las sendas marcadas.

Este marcaje ha sido muy reciente, lo mismo que la colocación de los paneles, así que es muy fácil seguir la ruta incluso sin track. Aun así, cuidado en algunos puntos en los que las señales abandonan lo que parece el camino más evidente.