Blog | Por Sergio Tierno / Viajes, geografía, deportes y curiosidades

24-5-2024

¿De qué pueblo es Taylor Swift?

Piscinas de West Reading
photo_camera Piscinas de West Reading

MUCHAS GRACIAS POR SEGUIR NUESTRO CANAL DE WHATSAPP EN ESTE ENLACE

Los españoles que, hasta hace unas semanas, ignoraran la existencia de una cantante estadounidense llamada Taylor Swift es muy probable que hayan dejado de vivir en esa ignorancia en los últimos días. La semana que viene, los días 29 y 30 de mayo, va a actuar en el Santiago Bernabéu.

Acerca de estos dos conciertos y de todo lo que están acarreando (subidas de precios, cortes de tráfico, exteriorizaciones de histeria, alabanzas musicales), se han escrito muchas líneas y se han dedicado muchos minutos en radios y televisiones, pero cuando una persona mueve tanto a mí solo me interesa una cosa: ¿de qué pueblo es?

¿Y de qué pueblo es Taylor Swift? Buscando, es posible que leas dos localizaciones: West Reading y Wyomissing. En realidad, son casi lo mismo, porque están pegadas entre sí, y unidas igualmente a la ciudad de Reading, ya una población de importante tamaño, con unos 100.000 habitantes. Todas ellas, en Pensilvania, a unos cien kilómetros de su ciudad más importante, Filadelfia.

West Reading tiene menos de 5.000 y Wyomissing, poco más de 10.000. A los 14 años de edad, la gran estrella de la música actual se trasladó con su familia al estado de Tennessee, a la ciudad de Nashville, para perseguir y alcanzar su sueño de ser cantante, después de formarse en la capital estadounidense del country. Diez años después, con 24, Taylor Swift abrió ella misma su escuela de country para ayudar a la formación de otras personas. Ahora, con 34 años, la artista pensilvana revoluciona el mundo de la música con la gira más lucrativa de todos los tiempos, con dos únicos conciertos en España, los arriba citados. Cada concierto dura alrededor de tres horas y cuarto, y suenan 45 canciones.

Hace un par de años, en abril de 2022, la casa donde pasó su infancia Taylor Swift fue vendida por 800.000 dólares, en West Reading.