Blog | Por Sergio Tierno / Viajes, geografía, deportes y curiosidades

22-5-2024

El Numancia contra la historia: casi todos los ascensos, en casa

Ascenso del Numancia de 1949. No reproducir sin permiso del Archivo
photo_camera Ascenso del Numancia de 1949. No reproducir sin permiso del Archivo

Además de contra el Yeclano, el Numancia jugará los dos próximos fines de semana contra su historia. Hasta la fecha, el club soriano ha conseguido diez ascensos. Ocho de ellos fueron en campo local, apenas uno en campo ajeno, y el último, primero cronológicamente, se debió a una reorganización.

Décimo ascenso. 2021-22. De Segunda RFEF a Primera RFEF

A falta de dos partidos (la última jornada contra el Lleida, y un aplazado precisamente también contra el Lleida), el Numancia gana 2-0 en Los Pajaritos al Ebro. Esos tres puntos, sumados a la derrota del filial del Espanyol ante el filial del Huesca, daban el primer puesto matemático a los de Diego Martínez. Solo subía el primero de manera directa, igual que este año.

Noveno ascenso. 2007-08. De Segunda división a Primera división

La única emoción de las jornadas finales en aquel temporadón de Gonzalo Arconada era saber cuándo se consumaría el ascenso matemático. Y aquello sucedió a falta nada menos que de cuatro jornadas, en un partido matutino contra el Alavés, en Los Pajaritos, con empate sin goles. El punto era suficiente.

Octavo ascenso. 2003-04. De Segunda división a Primera división

Después de haber perdido la categoría tres años antes, parecía que era imposible concebir otro sueño así. Con Quique Hernández al frente de una plantilla de nivel medio equilibradísima, el Numancia amarró el ascenso en la última jornada, en Los Pajaritos, una vez más ante el Recreativo de Huelva (2-0). Subían tres equipos, sin promoción.

Séptimo ascenso. 1998-99. De Segunda división a Primera división

¿Quién ha olvidado aquel histórico equipo de Miguel Ángel Lotina cuya punta de lanza era precisamente el actual técnico, Javi Moreno, y que tuvo que esperar a la última jornada para ganar 3-0 al Recreativo de Huelva en Los Pajaritos recién estrenados y conseguir el primer ascenso a la máxima categoría, algo que parecía impensable y que aquel año estaba reservado de manera directa solo a los dos primeros clasificados (el Numancia fue tercero tras el filial del Atlético)?

Sexto ascenso. 1996-97. De Segunda B a Segunda división

Otra temporada y otro partido que no ha olvidado nadie. Después de casi medio siglo, con Antonio Gómez en el banquillo, el Numancia ascendía a Segunda división tras ser primero en una liguilla de ascenso de cuatro equipos. El último partido fue en el viejo campo de Los Pajaritos contra el Recreativo de Huelva. Un empate servía a los andaluces, pero los rojillos ganaron 2-0 en aquel invernal Domingo de Calderas y emprendían esa gloriosa etapa en el fútbol profesional que continuó hasta 2020.

Quinto ascenso. 1988-89. De Tercera división a Segunda B

Otro ascenso relativamente cercano en el tiempo y que muchos aficionados aún recuerdan. Aquello fue todavía en Garray. El Numancia tenía que ganar en la última jornada al Endesa Andorra de Ponferrada. Metió nada menos que ocho goles, 8-0, para meterse en la siempre llamada categoría de bronce del fútbol español. Entrenaba al equipo Manuel Luis Díez Alonso, conocido por todos como Mezquita.

Cuarto ascenso. 1977-1978. De Regional Preferente a Tercera división

Qué importante y difícil fue aquel ascenso, como todos aquellos que se reservan solo para el primer clasificado. Eduardo Marquina, que venía de ascender al Almazán a Tercera, fue fichado con idéntico objetivo. En otra de las mejores temporadas de su historia, sucedió algo similar a lo de 30 años después, la única emoción era saber cuándo se ratificaba el ascenso matemático. Y ello sucedió a falta también de cuatro jornadas, después de golear 5-0 a Calamocha en Garray.

Tercer ascenso. 1971-72. De Primera Regional a Regional Preferente

Por suerte, el Numancia solo estuvo un año en Primera Regional. Ese descenso vino acompañado por amplios problemas económicos. Entrenaba Antonio de la Merced, Chares, aún en el San Andrés. Había una gran igualdad. Subían tres equipos y, a falta de dos jornadas y después de ganar 0-2 en el pueblo oscense de Zaidín, el Numancia sumaba 50 puntos, los mismos que el Tamarite, por 48 del Calatorao y 46 del Sariñena. Las victorias valían dos puntos. En caso de que los rojillos perdieran sus dos partidos y el Sariñena los ganara, podía haber dobles, triples y hasta un cuádruple empate, pero en todos los casos salía favorecido el Numancia. Único ascenso no conseguido después de jugar en casa.

Segundo ascenso. 1948-49. De Tercera división a Segunda división

El Numancia jugó una fase de ascenso después de ser tercero en su grupo de Tercera. En esa fase, contra Lucense, Ferrol y Erandio, los sorianos entrenados por Antonio Molinos llevaban seis puntos después de las cinco primeras jornadas. El último partido se jugó el 19 de junio, La Compra. Ignoro si fue decisión federativa por unificar los dos partidos. El Numancia ganó 4-1 en casa y logró un éxito histórico para un club fundado apenas cuatro años antes. El lunes 20 se tomaron las fotografías que muchos sorianos habrán visto, con cientos de sorianos festejando el ascenso por el centro de la ciudad. Aquel día se repartieron las octavillas con el famoso cántico de “Ahora Soria tiene un gran equipo…”

Primer ascenso. 1946. De una especie de Regional Aragonesa a Tercera división

Pongo solo el año porque no fue una temporada como tal. Aquel 1946, el Numancia jugó varios partidos contra equipos aragoneses, generalmente con buenos resultados. La temporada siguiente, la 1946-47, la Federación Española decidió que todas las capitales de provincia estuvieran representadas en Tercera, para lo cual fue necesario subir el número de grupos de diez a doce, y el número de equipos de 100 a 120. El Numancia apenas había echado a andar un año antes, el 9 de abril de 1945.