Blog | Por Sergio Tierno / Viajes, geografía, deportes y curiosidades

Cap. 319. 21/23-11-2023

Crónica de un regreso a Serbia por y con el voleibol de Soria

Novi Sad (9)
photo_camera Novi Sad (9)

VER GALERÍA DE FOTOS

A principios de este siglo XX, el voleibol soriano, ya como Numancia después de haber cogido el relevo del San José en 1998, jugaba año tras año las competiciones europeas de voleibol, en algunas ocasiones incluso la máxima competición, la Liga de Campeones, lo que permitió que vinieran a Soria algunos de los mejores equipos y jugadores del mundo y que el equipo soriano visitara alguno de los grandes templos del voleibol continental (todo ello ya sucedía como San José).

En aquella época, los compañeros del 'Heraldo de Soria' nos íbamos repartiendo algunos de esos viajes. En 2008, justo después de ganar la tercera Copa del Rey, el club decidió renunciar a jugar en competición europea debido a la crisis económica recién iniciada. Esa renuncia se repitió en posteriores temporadas ya por sistema, hasta la desaparición del club un lustro después.

Entonces, un grupo de aficionados decidió reflotar el voleibol soriano en la Superliga masculina. Nació así el CV Río Duero Soria, un club que en esta década ha pasado de tener tintes amateurs a hechuras del todo profesionales. Y claro, así se ganó la Copa del Rey de 2023 en Soria y se proclamaron subcampeones de Liga, todo ello en la segunda temporada de Alberto Toribio de entrenador.

Esos éxitos le valieron para regresar a Europa esta temporada, a la segunda competición, la Copa CEV, ocasión no desaprovechada para volver a viajar y rememorar aquellos tiempos. El destino de este regreso 16 años después ha sido una ciudad ya conocida por el voleibol soriano, Novi Sad, en Serbia, justo el país donde disfrutamos el año pasado del Mundial de Atletismo en Pista Cubierta con aquel doblete 1.500-3.000 de Marta Pérez.

Entrar en Serbia a través del atletismo