Blog | Por Sergio Tierno / Viajes, geografía, deportes y curiosidades

23-2-2017. Crimen de Santa María de las Hoyas de 1882: 55 páginas y un romance

La entrada de hoy está relacionada con la de antes de ayer, como ya avisé, porque las dos están enmarcadas en el pueblo soriano de Santa María de las Hoyas y porque, según creo, los dos protagonistas son familia.

Buscando cosas en Google sobre Laureano Muñoz Viñarás (ver la entrada del martes), llegué a una web sobre Santa María de las Hoyas y, más concretamente, a una entrada sobre el crimen allí sucedido en 1882.

En junio de 2014, hace todavía menos de tres años, fue publicado el libro 'Los procesos célebres seguidos en el Tribunal Supremo en sus doscientos años de historia'. En ese libro únicamente se relatan 39 casos en dos siglos: los atentados contra Alfonso XII y Alfonso XIII, las causas contra Unamuno o contra el fundador del PSOE Pablo Iglesias, el caso del Lute, los sucesos de Casas Viejas...

Se trata, por tanto, de grandes asuntos de la historia de España.

style="display:block"

data-ad-client="ca-pub-1279153839094220"

data-ad-slot="4546989696"

data-ad-format="auto">

Uno de esos 39 capítulos se titula 'El crimen de Santa María de las Hoyas'. Las 55 páginas completas del Tribunal Supremo pueden leerse pinchando este enlace.

En la web ya citada sobre Santa María de las Hoyas puede leerse un resumen bastante bien elaborado sobre lo que sucedió entonces. Recomienda su lectura. Leerlo. Al final de ese texto, al estilo de lo que hizo Machado con Alvargonzález, aparece un largo romance escrito por Pausilipio Oteo, romance que también puede ser consultado aquí.

¿Qué pasó entonces? Si la historia aparece entre las más destacadas de los 200 años del Tribunal Supremo es por algo. Lo mejor es leer el resumen al que ya he enlazado, pero voy a intentar hacer un resumen de ese resumen.

"En Santa María de las Hoyas, Eugenio Olalla era criado de Pedro Muñoz, un hombre de bastante dinero, con el que no terminó bien. Eugenio marchó a Bilbao, a trabajar en las minas, y logró convencer a siete compañeros, ofreciéndoles una importante suma de dinero, para ir a su pueblo a cometer un robo en casa de su antiguo señor. Partieron en tren hasta Burgos el 8 de noviembre de 1882. Desde Burgos fueron a pie hasta Santa María, donde llegaron el 11. Tras proveerse de armas, ya que no las llevaban consigo, perpetraron el crimen en las primeras horas de la anochecida del 13 de noviembre. Pedro Muñoz, de 74 años, recibió tortura, golpes y disparos, en presencia de su esposa Brígida. Como consecuencia de esos golpes, falleció el día 14 por la mañana. Los ocho asaltantes escaparon del pueblo a pie y llegaron a dormir al caserío de Santa Inés, donde fueron apresados por la Guardia Civil la misma noche del 14. Tras un largo proceso, fueron pasados por el garrote vil en El Burgo de Osma dos años después del crimen".

Como digo, es un resumen. Hay más personas implicadas y, de los ocho autores, no todos desempeñaron el mismo papel. La historia es interesantísima, lo mismo que el libro en el que está recogida, del que desconocía su existencia pero que resulta que está disponible en el Archivo Histórico Provincial de Soria.